Síguenos en:

El uso de fajas en el posparto debe ser recomendado por el médico y acompañado de ejercicio y sana alimenación

El uso de fajas en el posparto debe ser recomendado por el médico y acompañado de ejercicio y sana alimenación

Perder el sobrepeso que se tiene después del embarazo es una de las preocupaciones más importantes de las nuevas madres.

El uso de fajas en el posparto debe ser recomendado por el médico y acompañado de ejercicio y sana alimenación
Por: Redacción ABC del bebé
22 de Septiembre de 2009
Comparte este artículo

Perder el sobrepeso que se tiene después del embarazo es una de las preocupaciones más importantes de las nuevas madres.

Uno de los métodos empleados con mayor frecuencia es el uso de fajas. Antes de optar por este método, los especialistas recomiendan tener en cuenta varios aspectos, pues pueden surgir complicaciones. Ante estas dificultades, nuevos métodos aparecen para que las mamás tengan más opciones en su recuperación, como los soportes elásticos.

Son el método de contención que emplean con mayor frecuencia las mujeres en el posparto. Su uso es contraindicado para mujeres con problemas de circulación o en quienes han tenido el bebé por cesárea.

Entre las ventajas están que ofrecen la sensación de seguridad después del posparto y brindan un soporte para que el tono de los músculos y de la piel se recuperen.

Sin embargo, si la mujer nunca ha hecho ejercicio y después del parto continúa inactiva, el uso de la faja no mejorará la flacidez de sus músculos. Su uso debe ser recomendado por el médico y es necesario acompañarse de buenos hábitos de alimentación y ejercicio.

Las vendas aunque a simple vista son iguales a las fajas, su material es terapéutico, lo que permite que la compresión sea diferente.

De acuerdo con Carolina Herrera, experta en soportes elásticos, “pueden usarse inmediatamente después del parto, pues estabiliza el movimiento de los líquidos, lo que ocasiona que el útero se desinflame y además reducen la sensación de vacío producida por la dilatación del útero”.

 

Consejos para bajar de peso después del parto

Los tres primeros meses son clave para bajar de peso. Verá cómo cada semana mientras alimenta al bebé va perdiendo kilos, gracias al alto gasto calórico. Muévase: flexione las piernas, mueva los dedos de los pies, camine. Cuatro semanas después de dar a luz puede empezar con abdominales.

La constancia es fundamental para querer recuperar la forma, especialmente si se trata de la zona del abdomen. No espere mucho tiempo para comenzar, luego será más difícil. No olvide consumir agua y muchas frutas y verduras que deberán superar el consumo de harinas, dulces y grasas.

En ocasiones la piel del abdomen se suelta tanto que aparece el llamado ‘delantal’ y la cirugía podría ser la mejor e, incluso, única opción. El procedimiento tarda de dos a cuatro horas, según la cantidad de grasa y piel que se retire; los músculos se cortan y se reacomodan. La incapacidad es de cuatro días.

Comience tres o cuatro semanas después de dar a luz a hacer ejercicio. Si fue por cesárea, debe esperar entre seis y ocho semanas. Se pueden emplear fajas que ayudan a fijar la piel, pero no olvide complementar con ejercicios para tonificar. Es recomedable que la faja sea hecha sobre medidas.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet