Síguenos en:

Hombres infieles después del parto

Hombres infieles después del parto

Sus mujeres acaban de dar a luz y muchas veces enfrentan una crisis con sus parejas por una tercera persona. La terapia puede ser una solución para seguir. Un

Hombres infieles después del parto
Por:
23 de Noviembre de 2007
Comparte este artículo

Sus mujeres acaban de dar a luz y muchas veces enfrentan una crisis con sus parejas por una tercera persona. La terapia puede ser una solución para seguir.

Uno de los principales temores que enfrentan las mujeres en su posparto inmediato es que sus esposos tengan aventuras, porque ellas no pueden o prefieren no tener relaciones sexuales.

Alonso Acuña, especialista en sexología, asegura: “estos temores pueden existir y son naturales, más aún, si las mujeres han sido educadas en un ambiente de desconfianza sistemática hacia los hombres, por la facilidad con la que se vuelven infieles; sin embargo, esto no es una regla”.

El especialista agrega que durante el puerperio, es decir, los 40 días siguientes al parto, “es poco frecuente que la mujer esté dispuesta a tener una relación íntima”, pues el deseo sexual femenino disminuye por dos motivos:

Aspecto físico

Los puntos de la cesárea o de la episiotomía (la incisión que se realiza en el canal del nacimiento) son incómodos; así que el temor al dolor hace que ellas prefieran esperar a sanar completamente.

Aspecto sicológico

Las mujeres temen un nuevo embarazo, pues del que acaban de salir, sobre todo si es el primero, les ha generado una serie de cambios en su vida y en su forma de asumirla, porque tienen un nuevo papel que no saben del todo cómo deben enfrentar.

Además, no han comenzado a planificar, porque su ciclo menstrual tarda en regularse de nuevo. Es necesario que los hombres sean muy pacientes y comprensivos con su pareja, y no la presionen, pues pueden poner en riesgo su bienestar ginecológico y deben tener presente que se trata de una etapa que tiene principio y fin.

“Si pasan más de tres meses sin que el deseo sexual vuelva a aparecer, es necesario consultar al ginecoobstetra o al sexólogo, ya que habría que revisar factores hormonales y emocionales”, comenta Acuña.

Otro aspecto que puede incidir para que los hombres se alejen de ellas durante este periodo es que, como nuevas madres, se entreguen sin medida a su bebé y se releguen a sí mismas y a su pareja a un segundo plano.

Por esto, “es necesario que su dedicación y trato con todos los miembros de la familia sea equilibrado, pues un nuevo hijo es una alegría enorme para todos, pero también puede ser un para la pareja”, dice la terapeuta de pareja Nelly Rojas y autora del libro 'Ser amigos para ser amantes'.

Las parejas también deben revisar y propiciar las condiciones ambientales para que a pesar de que no tengan relaciones sexuales, puedan volver a compartir espacios íntimos y amorosos. “Es frecuente que los recién nacidos hagan parte del lecho nupcial -dice el sexólogo Acuña-, lo cual representa un verdadero inconveniente para restablecer el ambiente erótico”.

¿Y SI EL TEMOR SE MATERIALIZA? “En algunos casos, el hombre puede sentirse desplazado, pero jamás lo expresa por vergüenza y miedo a que su mujer piense que está rivalizando o compitiendo de alguna manera con el bebé y cree que esto va a ser visto como un acto de inmadurez”, comenta la terapeuta de pareja. Sin embargo, aclara que no se trata en ninguna medida de inmadurez.

El hombre entiende perfectamente que el bebé requiere de toda la atención de su mujer, pero comprenderlo, no es suficiente, pues él ha dejado de ser el centro de atención de ella. Cuando los hombres son infieles durante esta época específicamente, la situación es muy dolorosa para la mujer y sumamente perjudicial y dañina para la relación, porque, según Rojas, “es un momento en que ambos deberían ser un equipo para su hijo”.

Existen alternativas de solución

Cuando se da la situación de infidelidad los dos deben acudir a una terapia de pareja, ya que no es una situación pasajera ni que se pueda pasar por alto, pues lo primero que se genera es un sentimiento de culpabilidad, “él por haber sido infiel en una etapa en la que resulta sumamente desconsiderado y ella porque se siente frágil y un tanto insegura de sí misma y su nuevo papel de madre y se pregunta: ¿Yo qué hice?”, afirma Rojas.

La terapia ayudará a trabajar en el perdón y la reparación de las culpas, pues si el hombre termina la relación paralela y decide restablecer la que tenía con su pareja inicial, se encontrará con una serie de rencores, miedos a nuevas infidelidades y, más que nada, con unos vínculos completamente resquebrajados.

“Ella le va a tener una cuenta de cobro grande a él. Así que en la terapia se trabaja intensamente un proceso para que ella elabore el duelo de la pérdida del vínculo, que se ha fracturado. Es como si alguien tiene un hermoso florero y este se rompe y aunque juntos acuerden que quieren repararlo, las marcas quedan ahí”. Con la terapia, es posible lograr que las huellas de esas fisuras no se noten a futuro. “Entonces, hay que evitar que haya retaliaciones posteriores, porque el principal daño que sufrió la relación fue la pérdida de confianza”.

Melissa Serrato RamírezRedactora ABC del bebé Escrito para la secciòn de ABC del bebé en el periódico Portafolio.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet