Síguenos en:

La depresión posparto masculina también afecta a la madre y al niño

La depresión posparto masculina también afecta a la madre y al niño

Los hombres también se ven afectados emocionalmente después del nacimiento del bebé; para evitar que trascienda, es recomendable consultar al especialista.

La depresión posparto masculina también afecta a la madre y al niño
Por:
23 de Enero de 2009
Comparte este artículo

Los hombres también se ven afectados emocionalmente después del nacimiento del bebé; para evitar que trascienda, es recomendable consultar al especialista.

¿Los hombres lloran?¿Será que sí se deprimen? Quizás estas preguntas se le hagan conocidas, cuando las personas se refieren al género masculino y muchas ocasiones la respuesta tiende a ser negativa.

Sin embargo, cuando los hombres asumen la paternidad, cabe la posibilidad de que cambien sus emociones e inclusive sufran de depresión posparto. Un transtorno que no solo sufren las mujeres y que, de no ser tratado a tiempo, puede afectar tanto al bebé como a la madre.

Una investigación realizada en la Universidad Hebrea de Jerusalén, señaló que casi el 17 por ciento de los hombres pueden padecerla.

Por su parte, según un estudio estadounidense publicado en la revista Pediatrics y coordinado por James F. Paulson, profesor del Centro de Investigación Pediátrica de la Escuela de Medicina de Eastern, Virginia, los padres pueden presentar depresión si sus relaciones básicas cotidianas se ven deterioradas.

Cómo se presenta“Hay que entender que el origen de la depresión en hombres no es la misma con respecto a las mujeres. En el caso de ellas, hay una determinación biológica de carácter hormonal que puede afectar a cualquiera (...). Mientras que en los hombres no se puede generalizar, ni caer en el reduccionismo de encontrar una única respuesta que pretenda explicarla”, señala Iván Mauricio Morales, sicólogo clínico.

Esta circunstancia puede aparecer según la situación en la que se encuentre el hombre. Probablemente, una persona asumirá su nuevo papel con más tranquilidad y compromiso, si se encuentra estable social, emocional y económicamente.

La duración de este estado varía según el diagnóstico, la intervención y el tratamiento. Puede durar entre 15 días y un año.

Según la psiquiatra y sicoterapeuta Juliana Villate, los síntomas se pueden manifestar de diversas maneras y distinto a aquellos típicos que presentan las mujeres. Ellos tienen más dificultad de demostrar sus alteraciones de angustia y depresión que ellas.

Un hombre siente aislamiento debido a la atención de su esposa hacia el niño; además, siente inseguridad personal en el momento de atender a su hijo. Otra causa puede estar representada en el temor de no cumplir con las exigencias sociales de su entorno.

Según Morales, “cuando un hijo llega a la vida de un hombre, se le vuelve un reto, en el que el hijo es su maestro. Lo obliga a trascender su propio papel social básico, resumido en trabajar, sostener y ejercer poder”.

Si el padre presenta cambios como irritabilidad, insomnio, tristeza, intolerancia, alejamiento de la pareja, refugio exagerado en los amigos, aumento en la ingesta de licor, agresividad o aislamiento, debe consultar de inmediato a un especialista, dice Villate.

Recomendaciones generalesLos especialistas aconsejan:- Conocer carencias y fortalezas de la pareja, antes de involucrarse, para así aceptar al otro y fortalecer el vínculo. Además, esta situación les ayudará a enfrentar juntos las realidades y cambios a través del tiempo.- Es de gran ayuda tener un espacio para hablar, tanto de frustraciones pasadas como de las presentes.- Fortalecer la relación de pareja durante el embarazo y en el posparto temprano.- Valorar a los padres en todos y cada uno de sus esfuerzos por ayudar con la labor del bebé.- El hombre debe vivir momentos de cuidado y afecto con el bebé. Por ejemplo, el cambio del pañal, el arrullo, las caricias, etc.El juego y el amor son los mejores aliados para demostrarle su acompañamiento. - Mantener espacios propios y comunes de esparcimiento a nivel individual y de pareja. Es decir, continuar con actividades como salir a comer o a bailar. Además, es fundamental no abandonar los momentos íntimos. La sexualidad ayuda a conservar la atracción, el placer y el amor.

 

Asumiendo el nuevo papel de ser padreCuando la figura masculina está presente desde el embarazo, el vínculo afectivo con el bebé se va formando a través de demostraciones de cariño y cuidado. Asimismo, la madre recibe un apoyo sicológico.

Después del nacimiento del pequeño, tanto el hombre como la mujer deben adaptarse a una nueva vida. “Toma aproximadamente un año y su éxito depende de lo adecuado de la comunicación y relación de pareja, donde los dos deben aprender a ir fortaleciendo el vínculo con el bebé y sobre todo a mantener y sostener la relación, que es lo que va a dar el ambiente armónico y sano, adecuado para el correcto desarrollo del niño”, señala la siquiatra y sicoanalista Juliana Villate.

En el ámbito físico y emocional, el padre debe ser el soporte de la familia; demostrar afecto y compresión a su esposa. Además, puede ayudar con actividades básicas en el hogar y no ‘cargar’ con toda la responsabilidad a la mujer. La figura paterna es tan importante para el niño, como lo es la materna. El hecho de que el hombre no pueda amamantarlo no quiere decir que no pueda acompañar su sueño con cantos o bañarlo.

“Ni el padre ni la madre deben monopolizar al hijo (...) No se debe olvidar que siguen teniendo su pareja y que va a estar con ella siempre. El bebé crece y después se va, pero siempre estará la esposa o el esposo”, explica Germán G. González, sicólogo clínico, especialista en familia.

La labor ahora es compartida y de una colaboración mutua dependerá el buen desempeño de los padres.

 

Por Karen Johana SánchezRedactora ABC del bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet