Síguenos en:

La madre y el hijo necesitan intimidad y descanso en el posparto para evitar problemas en el futuro

La madre y el hijo necesitan intimidad y descanso en el posparto para evitar problemas en el futuro

Especialistas recomiendan restringir las visitas luego del nacimiento del bebé, especialmente de niños o adultos con infecciones respiratorias.  Después de

La madre y el hijo necesitan intimidad y descanso en el posparto para evitar problemas en el futuro
Por:
26 de Noviembre de 2009
Comparte este artículo

Especialistas recomiendan restringir las visitas luego del nacimiento del bebé, especialmente de niños o adultos con infecciones respiratorias. 

Después del parto, la mamá se encuentra hinchada debido a la aplicación de sueros, el útero tardará en recuperar su tamaño normal, así que el abdomen se ve inflamado. Hay cansancio, poco sueño y todavía muchas actividades pendientes. Por esta razón, los expertos recomiendan que las visitas a la nueva familia no se hagan muy pronto, a menos que se trate de los familiares muy cercanos.

Al respecto, el ginecoobstetra Fernando Laverde asegura que el nacimiento “es un gran evento para la familia y es difícil limitar las visitas, incluso después de la cesárea, cuando la mujer está en recuperación por dos horas y luego pasa a una habitación en donde ya está toda la familia. Aunque realmente no es lo ideal, usualmente van a estar los más allegados”.

Y aunque sea el suceso del año, los visitantes deben entender que además de lo incómoda que se pueda sentir la madre, hay situaciones que afectan su salud. Laverde asegura que “cuando hay más personas alrededor, los riesgos de contaminación son mayores. Deben evitarse visitas de niños y adultos enfermos”.

Tras una cesárea, la mujer va a estar más adolorida, por eso es aconsejable que permanezca dos días internada, porque el primero no come y se debe esperar a que pasado el tiempo reciba con tolerancia los alimentos, a su vez, después de dar a luz, el dolor es más fuerte, pero disminuye con las horas.

Por esta razón, esos saludos prolongados pueden ser mucho más incómodos en este caso. Según el ginecoobstetra, “las visitas implican hablar; por ende, comer aire y eso es más doloroso, porque hay más distensión; las mujeres se pueden llenar de gases y eso genera incomodidad”.

 

Una tristeza normalPara Laverde, es natural que la mujer se sienta angustiada, confundida e incluso triste por la nueva etapa a la que se enfrenta, debido a que ahora es responsable por la vida de un nuevo ser.

“La mamá no sabe por qué llora el bebé, la lactancia es la parte más delicada, la falta de sueño, el cansancio, la fatiga, el estrés; por eso, a veces no quieren ver a nadie”, señala Laverde, quien recomienda que los amigos de la pareja deben esperar por lo menos entre 15 días o un mes para hacer la visita. Antes es inoportuno.

La madre puede sentirse agotada, cansada e incluso triste. Pero la depresión posparto tiene marcadores claros que deben consultarse con el médico para recibir tratamiento.

La Revista Médica de Chile, en su edición de junio de 2006, asegura que se puede diagnosticar esta molestia si en la cuarta semana después de dar a luz hay llanto fácil, irritabilidad, sentimientos de culpa, rechazo al recién nacido o reticencia para cuidarlo. Los factores de riesgo que pueden desencadenarlo son problemas con la pareja, embarazo no deseado, problemas económicos, el uso de anestesia en el parto o problemas de salud del recién nacido.

La presencia de los seres queridos es de gran ayuda en estos momentos. Por ejemplo, la ayuda de la abuela tranquiliza, aunque ella también debe conservar sus límites, porque a veces tienden a sobreproteger creyendo que por su experiencia lo saben todo.

En la medida de las posibilidades, los especialistas recomiendan la presencia de una enfermera o niñera. Ella podrá ayudar a la mamá en labores como el baño, el cambio de ropa o sacar los gases, que le permitirán descansar y recuperar horas de sueño.

 

Qué llevar

En una visita a la clínica no pueden faltar los presentes. Si el nacimiento fue por parto natural, pueden llevarse frutas, flores, pero nada de chocolates, maní, nueces, productos enlatados.

Si ha sido por cesárea deben evitarse los lácteos y los cítricos, porque su consumo podría retardar la recuperación.

 

Por Edna Juliana Rojas H.Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet