Síguenos en:

La medicina ancestral para cuidarse en el posparto

La medicina ancestral para cuidarse en el posparto

Después de concebir, es vital garantizar la recuperación de la madre y el bienestar del bebé. Los sistemas médicos tradicionales tienen la clave para la sal

La medicina ancestral para cuidarse en el posparto
Por:
18 de Junio de 2010
Comparte este artículo

Después de concebir, es vital garantizar la recuperación de la madre y el bienestar del bebé. Los sistemas médicos tradicionales tienen la clave para la salud en el posparto.

 

El conocimiento moderno con aquellas prácticas de la sabiduría ancestral que sean aplicables en la actualidad. El propósito de esta invitación es aprovechar lo mejor de dos culturas, la occidental y la indígena, para beneficiar al paciente.

Una postura que algunas madres considerarían razonable, tras haber visto los resultados de escuchar a su médico, quien les insistió en que siguieran sus recomendaciones para dar solución al reflujo de su bebé o a la dificultad para seguir lactando, entre otras afecciones comunes que se presentan en el posparto.“En la medicina occidental a veces no se les ofrece nada a las madres. Por eso, si ella encuentra una planta medicinal que la cure en ocho días por qué no hacerlo”, explica Álvaro García, médico pediatra y uno de los integrantes del Grupo de Estudios en Sistemas tradicionales de Salud (GEST).

El punto de partidaEn la medicina tradicional las enfermedades se producen, entre muchas otras cosas, por el frío y el calor. De ahí que algunos padecimientos desencadenados por el frío, como el resfriado, se controlen con plantas calientes y otras dolencias originadas por el calor se manejen con plantas frescas. La clave está en alcanzar un equilibrio térmico que no altere el buen funcionamiento del organismo, lo cual es uno de los principios básicos para que madre e hijo gocen de buena salud después del trabajo de parto. Un hecho que desconocen la mayoría de las gestantes y por eso algunas no logran recuperarse.La mujer llega previamente fría al embarazo debido a sus malos hábitos, entre ellos la falta de cuidados en la menstruación, aunque durante la gestación su cuerpo se calienta para recibir al embrión en un medio adecuado. Sin embargo, en la labor de parto ese calor desaparece y el frío se manifiesta de nuevo.“En el momento del parto, natural o no, la mujer abre su cuerpo al mundo, entrega su hijo y queda expuesta al frío del ambiente que penetra en ella. Quisiera preguntar a una madre: ¿cuánto frío pudo haber sentido?  O a un ginecólogo: ¿cuántas mujeres luego de un parto no ha visto tiritar?”, comenta el doctor García.

Resguárdese y no se exponga La temperatura afecta a la madre porque al concebir, su útero se ensancha. Esto, sumado al abundante sangrado y a la expulsión de la placenta, contribuye a que la mujer pierda energía.Por eso, el objetivo de la dieta de los 40 días consiste en devolverle el calor que perdió durante el parto con el fin de evitar enfermedades. Para contrarrestar los efectos del frío, lo mejor es cuidarse de él. Sigifredo Niño, miembro del cabildo mayor muisca, cuenta cómo en su comunidad las mujeres evitan las corrientes de aire como parte de su rutina de cuidados en el puerperio. “El aire las puede afectar o chocar y luego llegan los dolores de cabeza, de huesos y el malestar estomacal. También hay que evitar que el niño esté demasiado destapado o abrigado en exceso”, explica.

Cuidados fundamentales• En el primer día del puerperio hasta el séptimo, lo mejor es no salir de la casa, solo asearse con una toalla empapada en agua de plantas calientes y no bañarse. • Del día 8 al 21, no se deben consumir frutas, verduras ni alimentos helados. Puede bañarse cada dos días. • Del día 22 al 40, la mujer puede salir, aunque debe hacerlo abrigada entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde. Se restringen los helados. • Una buena alimentación durante el puerperio debe ser a base de cereales y carnes, y otros alimentos que la ayuden a recuperar y restaurar la matriz. • El hombre debe cuidar mucho a su esposa para que esté tranquila.• Es importante sentir paz y evitar emociones fuertes. • La mujer debe cuidarse dos años antes de engendrar al hijo y preparárse emocionalmente, junto con su pareja, para la llegada de ese nuevo ser.

• Por: Diana Bello Aristizábal

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet