Síguenos en:

Posiciones del bebé a la hora de nacer

Posiciones del bebé a la hora de nacer

La presentación del bebé al momento del nacer determina o no una cesárea. Existen técnicas para intentar ?voltear? a un bebé que viene sentado.

Posiciones del bebé a la hora de nacer
Por: Andrea Linares
28 de Agosto de 2007
Comparte este artículo

La presentación del bebé al momento del nacer determina o no una cesárea. Existen técnicas para intentar ‘voltear’ a un bebé que viene sentado.


Toda gestante espera que sus hijos nazcan sanos, sin malformaciones y, en lo posible, que vengan de cabeza (presentación cefálica). En el 95 por ciento de los casos, los bebés se encajan de esta manera al final del embarazo, pero el porcentaje restante puede venir de nalgas (presentación podálica), de cara, en situación transversa (cabeza al lado izquierdo y pies al lado derecho de la madre) u oblicua (inclinado hacia cualquiera de los dos lados).


También existen presentaciones compuestas (sale primero la mano del bebé), que pueden detener el trabajo de parto.


En estos últimos casos se indica cesárea. “Lo ideal es que un niño que está sentado nazca por vía quirúrgica, porque por parto vaginal puede sufrir hipoxia cerebral, pues salen primero los pies, luego las nalgas y al tratar de sacar la cabeza, esta puede quedar retenida”, afirma Luis Alberto Cáceres, ginecólogo endocrinólogo.


Fracaso en la dilatación, hemorragia (debido a que el útero queda muy distendido), desgarro severo en el área del periné (que en el futuro se puede traducir en incontinencia urinaria) y prolapso de cordón (sale primero que el bebé) son otras consecuencias del parto vaginal en estas condiciones.


Rara vez, explica Cáceres, nacen por vía vaginal bebés en presentación podálica. Esto puede ocurrir cuando la gestante se encuentra en fase expulsiva (el bebé comienza a bajar por el canal del parto) y aplicaría para algunos prematuros pues, por su tamaño, podrían nacer de forma natural (sobre todo si la paciente ha tenido hijos previamente).


Si la situación se presenta cuando el pequeño tiene menos de 28 semanas de gestación o, por el contrario, se trata de un bebé a término, debe efectuarse una cesárea de urgencia, así esté ‘asomado’. 


Embarazo gemelar. La posición de los fetos es muy al azar. Aun si ambos se encuentran bien ubicados, se practica cesárea. Sólo si la paciente llega a la institución en fase expulsiva y ambos bebés vienen de cabeza, uno tras otro, podría pensarse en un parto vaginal. Esto depende de cada caso.


¿Por qué se ‘sientan’?


Después de las 30 semanas de gestación, explica el ginecólogo Cáceres, comienza el descenso del bebé para encajarse en los huesos de la pelvis de la madre. Este encaje se inicia cuando la cabeza del niño se pone en contacto con el área estrecha superior de la pelvis.


Como se dijo anteriormente, la presentación del niño responde al azar. Sin embargo, cuando se habla de la podálica existen muchas teorías al respecto. “Una son las características anatómicas, de la mujer que podrían relacionarse con la posición del feto. La medicina oriental, por su parte, habla de un desbalance entre el Yin y el Yan. Creo que nadie sabe a ciencia cierta qué pasa realmente”, afirma Mairi Breen Rothman, del Colegio Estadounidense de Enfermeras Parteras, quien respondió varias preguntas sobre el tema al ABC del Bebé desde Estados Unidos.


El doctor Cáceres apunta a tres posibles razones: alteración anatómica del útero, exceso de líquido amniótico en la cavidad uterina –puede producir parto pretérmino por sobredistensión y hacer que el feto se mueva más fácil y no encaje debidamente- y el cordón umbilical.


“En muchos casos no se sabe. Incluso, se habla de que las niñas tienen más posibilidad de adoptar presentaciones de pelvis que los niños”, indica el especialista. Es posible que una mujer cuyo bebé viene en presentación podálica presente más contracciones debido a la inminente ruptura de membranas.


¿Puede voltearse?


Ocasionalmente sí. Según Mairi Breen Rothman, del Colegio Estadounidense de Enfermeras Parteras, el 60 por ciento de los bebés que están en presentación podálica a las 30 semanas de gestación se voltean cuando llegan a la 32. “A veces –dice– algunos adoptan la posición correcta en las últimas semanas de embarazo”. 


Afirma, igualmente, que existen formas de intentar que el bebé se voltee y adopte la presentación cefálica. Antes de practicarlas en casa, pues son sólo creencias sin soporte científico.



  • Poner algo frío en la parte superior del abdomen de la gestante y algo tibio en la parte inferior (se supone que el bebé girará hacia la sensación tibia).

  • Poner audífonos con música de ritmo fuerte en la parte superior del abdomen y melodías suaves y agradables en la parte inferior.

  • Acupuntura, moxibustión (calentar un punto específico de la acupuntura con hierbas para corregir el desbalance) o acudir donde un obstetra para que aplique la ‘versión cefálica externa,’ que consiste en administrar fármacos a la madre para que el útero se relaje y el profesional intente rotar al bebé de forma manual, guiado por ecografía.

  • Esta última técnica, señala el ginecólogo Luis Cáceres, implica sedar a la embarazada y estrujar su abdomen, aumentando el riesgo de que el cordón se enrede en alguna parte del feto (como el cuello), haya ruptura uterina o estrés fetal. 
    Por eso en Colombia no se practica, pero sí en Estados Unidos e Inglaterra.

Andrea Linares G.
Redactora ABC del Bebé


 


 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet