Síguenos en:

Procedimientos que ayudan a recuperar la tonicidad del piso pélvico luego de dar a luz

Procedimientos que ayudan a recuperar la tonicidad del piso pélvico luego de dar a luz

Conozca qué es la labioplastia, la vaginoplastia y la himenoplastia y cuáles mujeres pueden realizarse este tipo de cirugías.El embarazo es uno de los moment

Procedimientos que ayudan a recuperar la tonicidad del piso pélvico luego de dar a luz
Por:
20 de Septiembre de 2010
Comparte este artículo

Conozca qué es la labioplastia, la vaginoplastia y la himenoplastia y cuáles mujeres pueden realizarse este tipo de cirugías.El embarazo es uno de los momentos más significativos en la vida de una mujer, ya que representa una extensión de su ser y, por ende, de su proyecto de vida. Es ese pequeño ser el que es capaz de nacer a través de un canal de 10 centímetros de diámetro cuando su longitud normal es de 3 centímetros.  Esas son las mágicas razones de la naturaleza que hacen posible el milagro de la vida. Sin embargo, para algunas mujeres ese milagro podría tener ciertas repercusiones a la hora de recobrar la actividad sexual.  Por fortuna, la ciencia no se detiene y ofrece distintos procedimientos para que el tener un bebé no marque la sexualidad en pareja. Aquí están tres buenos ejemplos: LabioplastiaTambién conocida como linfoplastia. Consiste en lograr la disminución y tonificación de los labios menores sin que pierdan la sensibilidad normal. “Algunos genitales femeninos tienen labios menores redundantes, flácidos y de gran tamaño que pueden interferir con las relaciones sexuales y a veces con la higiene íntima. Este procedimiento (que puede ser realizado con láser o con radiofrecuencia, dependiendo de cada paciente), logra disminuir el tamaño y la flacidez de los labios menores, dándoles a los genitales una apariencia más agradable y juvenil”, sostiene el cirujano plástico Camilo Prieto. La labioplastia se practica con anestesia local, es un procedimiento ambulatorio, no genera incapacidad y puede resultar un poco incómodo por el sitio corporal que se está tratando.   Luego de practicar una labioplastia, la recomendación médica apunta a evitar las relaciones sexuales durante mínimo un mes, para evitar infecciones. El procedimiento cuesta alrededor de dos millones de pesos. VaginoplastiaEsta cirugía se practica para disminuir el diámetro del canal vaginal, que se ha ensanchado a causa del parto y también está indicado para mujeres que tienen un canal vaginal muy flácido, condición que siempre debe ser valorada por el ginecólogo. En la vaginoplastia se retira la mucosa redundante y se aprietan los músculos del piso pélvico, lo que se conoce como colporrafia posterior.  “Los excesos de piel sobre el clítoris pueden ocasionar disminución de la sensibilidad al momento de las relaciones sexuales, y este aspecto es el que preocupa a las mujeres, porque quedan con la impresión de que su vagina quedó desproporcionadamente grande, lo que afecta su sensibilidad y la de su pareja. Esta cirugía puede practicarse en  la mayoría de mujeres, y lo ideal es que sea cuando ya no piensan tener más hijos, ya que cuando se hace una operación de estas y luego se tiene un parto vaginal, se podría perder todo lo que se le hizo”, sostiene el cirujano plástico Ricardo Lancheros, director del Centro Colombiano de Cirugía Plástica.   En la vaginoplastia, el ginecólogo también puede corregir la caída de la vejiga, incontinencias urinarias o descolgamiento del recto, pero sólo él valorará cada caso.  Cabe mencionar que para asegurar la funcionalidad de los genitales femeninos, en estas intervenciones siempre debe participar un ginecólogo.  Para Jorge García Pertuz, profesional en esta área, un ginecólogo y un cirujano plástico pueden garantizar el éxito de estas cirugías. Pertuz aprovecha para aclarar ciertas dudas sobre el tema. “Es conveniente mencionar que un rejuvenecimiento íntimo se realiza adentro del cuerpo de la mujer, por eso no se ve, se siente; mientras que un diseño se hace por fuera.  Una vagina es como una persona que da abrazos. La idea es que la persona quede dando abrazos más ricos… un mito que con frecuencia se tiene es que la vagina puede relajarse o descolgarse en la medida en que se ‘use’ de manera permanente, y esto no es así, porque la vagina sufre con los partos y con los embarazos, mas no con las relaciones sexuales. Y digo con los embarazos, porque así la mujer tenga un bebé por cesárea, la vagina ha estado preparándose durante 9 meses para dilatarse con el fin de que el bebé nazca de manera natural”, sostiene.  En la vaginoplastia se puede utilizar la anestesia epidural o anestesia general y puede hacerse con láser o con alta frecuencia. Tiene un valor promedio de dos millones de pesos, incluyendo los costos de clínica, y es una operación de bajo riesgo que requiere un reposo de 2 a 3 días.  Se debe complementar el postoperatorio con el uso de óvulos y cremas para mejorar la lubricación mientras cicatriza.  La paciente no debe tener relaciones sexuales durante un mes. Los especialistas coinciden en afirmar que con estas tres técnicas las sensaciones durante las relaciones sexuales pueden llegar a ser mucho más placenteras. Sin embargo, si consulta por la ausencia de orgasmos, es clave la valoración psicológica ya que factores emocionales pueden estar relacionados.  HimenoplastiaEs una cirugía que consiste en unir cada una de las pequeñas carúnculas que forman el himen para reconstruirlo y lograr que quede como antes de perder la virginidad.   El descolgamiento del himen se puede dar no solo por un embarazo, sino también por el sobrepeso. “Vemos mujeres jóvenes que por el exceso de peso, su pubis se agranda demasiado, por lo que les hacemos liposucción, y a veces cuando se hace una adbominoplastia hacemos un tensamiento para que también la parte vaginal se vea más templadita y estiradita”, asegura el cirujano plástico Ricardo Lancheros, director del Centro Colombiano de Cirugía Plástica.    Muchas mujeres optan por la cesárea para evitar estos inconvenientes, pero ese es un tema que debe discutirse con el ginecólogo, quien valorará los pros y los contras en cada caso.  Su costo promedio es de dos millones de pesos.   ‘Tips’Para fortalecer el piso pélvico, mejorar pequeños grados de incontinencia urinaria y evitar cierta flacidez intrauterina, los especialistas recomiendan que una vez durante la expulsión de la orina, se haga una pausa de 5 a 10 segundos aproximadamente, y luego se repita el mismo proceso. Para tonificar la musculatura pélvica se recomienda apretar los glúteos de manera frecuente, sin importar si se está de pie o sentada. Vale la pena aclarar que en este punto las repeticiones son la clave del éxito.

 

Jenny Rodríguez Cáceres

Especial para ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet