Síguenos en:

Tácticas para evitar una experiencia dramática para la madre y el bebé, después de la licencia de maternidad

Tácticas para evitar una experiencia dramática para la madre y el bebé, después de la licencia de maternidad

Almacenar la leche materna, ausentarse por periodos cortos y dejar al bebé en buenas manos son algunas de las recomendaciones. Así como hay mujeres que labor

Tácticas para evitar una experiencia dramática para la madre y el bebé, después de la licencia de maternidad
Por:
22 de Julio de 2010
Comparte este artículo

Almacenar la leche materna, ausentarse por periodos cortos y dejar al bebé en buenas manos son algunas de las recomendaciones.

Así como hay mujeres que laboran de manera independiente y luego de cumplir su dieta materna continúan su trabajo desde su casa, y al mismo tiempo cuidan a su bebé, también están aquellas que después de haber esperado nueve meses para dar a luz, y luego de haber visto, tocado, amamantado y consentido les resulta muy difícil volver a retomar su vida laboral. Sin embargo, es una etapa en la que si la madre está segura de querer hacerlo y cuenta con las ayudas necesarias, puede ser benéfico para ambos volver a trabajar: a ella le permitiría retomar las actividades de su vida cotidiana, y al bebé le enseñaría, poco a poco, a crear su independencia sin afectar los lazos con su madre.  

 

1. Almacenar la leche maternaLa alimentación del bebé es un aspecto que pone a pensar a la familia cuando termina la licencia materna.  Algo muy común entre algunas mamás modernas es que acuerdan con sus jefes, bien sea una flexibilización en el horario de trabajo, laborar media jornada o crear pequeños espacios para extraer la leche y almacenarla.

La leche materna recién obtenida del pecho es la que más tiene propiedades, le sigue la refrigerada y luego la congelada. Esta última mantiene una temperatura constante de -19°C, y dura hasta seis meses.De acuerdo con el pediatra Silvio Mario Coppo, se debe extraer la leche y luego guardarla en la nevera durante 3 días (máximo) dentro de una bolsita sellada y marcada con el día y la hora en que fue recogida. “Luego de tres días no es aconsejable dejar la leche en la nevera, ya que puede contaminarse. Para aquellas mamás que regresan al trabajo, lo ideal sería que la mamá tuviera algunos minutos cada tres o cada cinco horas para extraer la leche, y no perder así el estímulo de producción de este líquido. Luego de sacarla de la nevera no se debe calentar directamente con el fuego prendido, sino que en lo posible se debe poner en baño de María. Otra alternativa son los llamados bancos de leche, que son lugares donde se recibe leche materna de muchas donantes, y luego se pasteuriza para que otras mamás puedan alimentar a sus bebés.

2. Ausentarse por períodos cortosDar a luz no tiene por qué ser un impedimento para dejar de hacer cosas. Poco a poco, la revolución en la que se convierte el hogar por recibir visitas, felicitaciones y llamadas de familiares y amigos da paso a la tranquilidad. Cuando llega este momento, la mamá comienza a retomar -de manera progresiva-, su vida y a veces necesita salir unos minutos para hacer compras cerca de su casa. Es aquí cuando se debe aprovechar para dejar al bebé en manos del papá o de los abuelitos, como una forma de ir acostumbrándolo(a) a compartir con otras personas.  Esta ausencia de la madre también puede darse dentro de la casa, dejando al bebé en su cuarto en compañía de una nana, por ejemplo, y monitoreando su comportamiento (desde la misma casa), con los baby monitores que registran en video y en audio el comportamiento del pequeño. No hay que olvidar que no estar con el bebé todo el tiempo no tiene por qué hacerte sentir culpable, ya que es normal que la vida continúe y que tengas que volver a tu vida profesional. Recuerda que ese es uno de los grandes retos de la mujer moderna y tú puedes lograrlo con mucho éxito.

 

3. Dejarlo(a) en buenas manosPara toda mamá es vital la idea de contar con una persona de confianza para delegar el cuidado del nuevo miembro familiar. Una buena idea es empezar a buscar a la persona que cuidará al bebé antes de que nazca. Por lo general, son las abuelas, las nanas o una amiga de la familia quienes se encargan de esta tarea mientras mamá y papá regresan del trabajo. Si ellas no existieran, otra suerte correrían las mamás, que tendrían que renunciar a sus trabajos para cuidar al bebé. 

Para complementar este acercamiento y para que la madre estreche aún más el vínculo con su bebé, existen centros de estimulación infantil. “Entendemos que muchas mamás no pueden pasar mucho tiempo con sus bebés y por eso hemos creado -entre otros programas- uno personalizado llamado ‘Mi mamá y yo’, con el fin de que mamá e hijo se acerquen mucho más y se puedan sentir mutuamente. Este programa va de los dos a los siete meses y puede tomarse entre semana o los sábados en la mañana. En él, las madres también pueden socializar con otras mamás y compartir sus experiencias.  Más adelante, cuando los niños han cumplido un año, ofrecen talleres musicales, gimnásticos y de artes manuales adaptados a esa edad”, afirma Giovana Martínez, directora de la sede Calleja de Kids Town, Centro de Desarrollo Infantil.

Organice su tiempo, escriba sus prioridades y ajuste su vida a un horario para compartir más tiempo con el bebé. TestimoniosGiovanna BetancurMi bebé tiene 4 meses. A los 2 meses casi no me recibía pecho y cuando volví al trabajo, comencé a extraerme la leche hasta que él no me volvió a recibir pecho. Desde entonces, la extraigo y le doy sólo la leche materna en tetero. Cada 4 horas uso un mamador y así tengo mi reserva.  

Patricia BurgosLacté a mi bebé durante dos años y medio. La única dificultad que tuve fue cuando volví a trabajar, pues mi niño nunca había tomado leche en biberón, así es que aprendió a recibir mi leche con cucharita. Cuando sus habilidades de agarre mejoraron, él aprendió a coger el vaso de plástico y a tomar mi leche con ayuda de la abuelita mientras yo no estaba en la casa. 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet