Síguenos en:

La maternidad mejora la inteligencia, dice norteamericana premio Pulitzer

La maternidad mejora la inteligencia, dice norteamericana premio Pulitzer

A las mujeres les cambia la intuición y la eficacia, según estudio

Mamá y bebé
Por: Mónica Toro
23 de Marzo de 2012
Comparte este artículo

Mucho se ha especulado sobre el cerebro de las mamás. Incluso, algunos se arriesgan a decir que la maternidad  ‘embrutece’ a la mujer, ya que supuestamente ella se dedica a pensar solamente en las papillas y en los juegos de estimulación.



Sin embargo, este pensamiento se desvirtúa con varias investigaciones realizadas por neurocientíficos, tal como lo manifiesta un estudio del Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, en el que expertos dicen que la maternidad puede hacer que el cerebro de las mujeres crezca, debido a los cambios hormonales que se producen en su organismo inmediatamente después del alumbramiento: incremento de estrógenos, oxitocina y prolactina.
 


Con el fin de dar fuerza a estas investigaciones y de desmitificar que la maternidad ‘atonta’ el cerebro de la mujer, la periodista estadounidense Katherine Ellison, de 54 años, ganadora de un premio Pulitzer, realizó una ardua investigación que luego la publicó en su libro Inteligencia maternal o El cerebro de la mamá.
 


En él, Ellison describe cómo la maternidad contribuye a estimular la inteligencia de las mamás. “El estigma de torpeza mental asociado a la maternidad es injusto y falso”, dice Katherine Ellison, con quien ABC del bebé se comunicó por correo electrónico.
 


La escritora se consagró por un largo tiempo al periodismo, hasta que a los 38 años se embarcó en la maternidad. Y ese fue su motivo para escribir tal libro, ya que llegó a sentirse tildada como una mujer que su cerebro solo se centraría en un universo infantil.
“Tras leer una investigación de dos interesantes neurocientíticos, Craig Kinsley y Nelly Lambert, quienes sometieron a ratas a complejas pruebas de supervivencia y demostraron cómo las madres solucionan con mayor rapidez sus problemas que sus congéneres, me dio una fuerza para consultar si igual sucedía con los seres humanos”.
 


Así que la periodista se dedicó a investigar: entrevistó a docenas de científicos y mamás, leyó varios estudios y libros, y usó su propia experiencia de mamá para dar punto final a eso que la trastornaba: el cerebro de las mamás.
 


Se dio cuenta, entonces, de que la llegada de un bebé hace que ellas se vuelvan más inteligentes, eficientes, alertas, motivadas y organizadas.
“Hay algo en la experiencia, en los cambios hormonales y en el trabajo que implica el cuidado de un hijo que hace que las mamás avivan su cerebro”.
 


Agrega que la maternidad es una etapa de la vida donde todo es fundamental y hace que la madre piense y reaccione a la velocidad de la luz. “Las hormonas se activan y se preparan para desarrollar una mayor agudeza, eficacia, resistencia, motivación y sociabilidad. Se agudizan el olfato, el oído y el tacto. La capacidad de estar alerta se dispara, la necesidad de saberlo y de facilitarlo todo es superior a cualquier otra cosa”.
 


Es decir, la necesidad de resolver nuevas situaciones hacen de la mamá un ser más inteligente, no solo en el cuidado de sus hijos, sino en el resto de sus ocupaciones.
¿Pero entonces, a qué se debe exactamente que la inteligencia de la materna incremente? Ellison explica que se debe a que el cerebro de cualquier persona se moldea de acuerdo a las experiencias y, en el caso de los hijos, mucho más, porque es de protección.
 


Hay otras razones biológicas, lo que ocasiona que varias regiones del cerebro que se utilizan durante la maternidad crezcan. Por ejemplo, el hipotálamo, que está relacionada con la motivación; la amígdala, que es la sustancia de la emoción; y el lóbulo parietal, que son los sentidos.
 


Para muchas personas, entre ellas nuestras seguidoras en Twitter, no se trata entonces de un incremento de la inteligencia, sino de una fuerza que hace que en las mamás se afloren capacidades escondidas, que tengan más intuición.
Y entonces, muchas mamás se preguntarán por qué olvidan tantas cosas. Ellison responde: “Las madres, me dijo el neurocientífico Allan Zinder, son como Einstein, que también perdía sus llaves porque su cerebro estaba ocupado en cosas de vital importancia”.


Ganancias maternales
En su libro, Katherine Ellison describe varias anécdotas de la maternidad, incluso de la suya. Además describe las formas principales en que esta varía el cerebro de las mujeres:
• Mejora la percepción: una madre con una vida rica en estímulos sensoriales  mejora su capacidad para interpretar información nueva.
• Enriquece la eficiencia: activa la memoria y hace que sea una madre multitareas.
• Incrementa la resistencia: la oxitocina es la hormona poderosa de las madres, que combate el estrés y mejora el aprendizaje.
• Influye en la motivación: desarrolla un impulso feroz para defender a sus hijos y ayuda a que sean más competitivas.
• Aumenta la inteligencia emocional: su cerebro, por instinto, imitan las expresiones corporales de sus bebés.


 


 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet