Síguenos en:

20 recomendaciones clave para amamantar

20 recomendaciones clave para amamantar

La lactancia brinda la posibilidad de restablecer el vínculo afectivo, la relación íntima y el diálogo amoroso entre madre e hijo, que se rompió al cortar

20 recomendaciones clave para amamantar
Por:
06 de Agosto de 2007
Comparte este artículo

La lactancia brinda la posibilidad de restablecer el vínculo afectivo, la relación íntima y el diálogo amoroso entre madre e hijo, que se rompió al cortar el cordón umbilical.

Las expertas Constanza Castilla, pediatra y especialista en lactancia; Ana María Pazos, consultora en lactancia materna, y Edna Granados, líder de la Liga de la leche, dieron estas 20 recomendaciones prácticas para no fallar en el intento.

Posición para amamantar: la posición ideal es aquella en la que la madre se sienta más cómoda, descansada y relajada. Algunas reglas básicas: el niño debe quedar mirando de frente el pecho de la madre y sus abdómenes tienen que estar juntos. Resequedad en los pezones: la saliva de los bebés no reseca los pezones, pues hasta los cuatro meses produce enzimas salivales. Por eso, no hay que limpiar los senos ni antes ni después de lactar porque las glándulas de Montgomery se encargan de producir una sustancia lubricante y bactericida que protege la piel del pezón. Senos congestionados: si los senos están congestionados es porque el bebé no está succionando a libre demanda; es decir, cada vez que pide, ni desocupándolos completamente. La madre puede colocarse compresas frías o hielo protegido dentro de una bolsa plástica y una toalla, nunca calor. Además, hacer masaje circular antes de amamantar e incluso mientras el bebé está comiendo. Aumento en la producción de leche: la succión del bebé es el mejor estímulo para la producción de leche, pues esta no se almacena, se produce durante el amamantamiento. Consumo de líquidos: la madre debe tomar agua para mantenerse hidratada, pues la lactancia produce sed. Se recomienda el agua de hinojo, preparada en infusión. Es preferible evitar las gaseosas, las bebidas de malta y la cerveza, porque son productos de fermentación que pueden producir gases al menor. Además son bebidas hipercalóricas que no permiten que la madre recupere el peso que tenía antes del embarazo. Alimentación: la madre debe mantener una dieta balanceada y evitar el consumo de coles, brócoli, coliflor y repollo, porque el bebé podría tener más gases. Dedicación: la madre debe mantener la lactancia de día y de noche. No debe hacerlo a las carreras, sino concentrándose en su bebé, sin realizar simultáneamente ninguna otra actividad. Si está acelerada, seguramente no le saldrá leche. Apoyo familiar: las visitas inoportunas se convierten en una seria amenaza para el éxito de la lactancia. Las madres deben exigir privacidad, intimidad y mucho respeto para garantizar su lactancia, y las demás mujeres de la familia deben dar la oportunidad a la nueva madre de adquirir destreza y confianza en este proceso. Lactancia materna exclusiva: el tiempo que dura la alimentación solamente con leche materna, se denomina lactancia materna exclusiva. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es que el bebé reciba lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida. Alimentación mixta: a partir de los seis meses, la leche materna es un complemento de la alimentación del bebé, significa que debe tomarla dos o tres veces al día. Cuando el niño cumple un año, empieza a tener los mismos horarios de las comidas de la familia. El buen agarre: la boca del bebé debe estar completamente abierta, para esto se hacen unos toques con la punta del pezón en sus labios para estimular el reflejo de búsqueda. Los labios deben estar hacia fuera, como si fuera a dar un beso, y cuando abre bien la boca, se fija el pezón en el centro de su boca y se trae hacia el seno con un movimiento firme para que toda la areola quede dentro de su boca. Dolor al lactar: no debe haber dolor. En caso de que se presente, hay que revisar la posición y el agarre. Si persiste y se dificulta el amamantamiento, es necesario consultar pronto a un asesor. Extractores de leche: la extracción manual es la que más se recomienda, pues algunos extractores, principalmente los de bomba en forma de pera, producen inflamación y dolor porque ejercen una exagerada presión negativa que lesiona los conductos lactíferos. Los dientes: la salida de los dientes no es impedimento para la lactancia. Si el niño intenta morder, no hay que quitarlo bruscamente, sino decirle claramente: “No me muerdas”, pues no hay que pensar que el bebé no entiende. Para prevenir la mastitis: para evitar la inflamación e infección de una parte de la glándula mamaria, es necesario desocupar completamente cada seno y para ello hay que colocar al bebé frecuentemente a succionar y no cambiarlo al otro seno hasta que uno de ellos esté desocupado para que salga la porción grasa que está al final de la leche. Tiempos de lactancia: cada bebé requiere un tiempo diferente para quedar satisfecho. La madre no debe estar apurada ni medir el tiempo para dar el seno, el bebé decide en qué momento lo suelta. Madres informadas: la única preparación que las madres necesitan para lactar es estar bien informadas y asesoradas por expertos que las guíen para que si se les presenta algún obstáculo, no desistan, porque no conocían el tema o porque creyeron en alguno de los innumerables mitos que existen. Con el tiempo, la mayoría de las madres se convierten en verdaderas expertas gracias a que pierden el miedo y las inhibiciones y adquieren la confianza que solamente se logra con experiencia, seguridad y tranquilidad. Medicamentos: el consumo de cualquier medicamento debe estar respaldado por un médico. Códigos entre madre e hijo: la madre debe aprender a leer las señales del bebé para saber cuándo pide seno o simplemente no quiere. No fumar: conviene recomendar a la madre que deje de fumar. El recién nacido no tiene por qué convertirse en un fumador pasivo. Además, hay evidencias de que partículas del humo del cigarrillo pueden generar efectos nocivos en la salud del bebé; en algunos casos, se asocia el tabaquismo con la muerte súbita.

Por Melissa Serrato Ramírez.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad

Más sobre Lactancia

publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet