Síguenos en:

Partos inducidos ponen en riesgo a las mujeres, dice la OMS

Partos inducidos ponen en riesgo a las mujeres, dice la OMS

según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Partos inducidos ponen en riesgo a las mujeres, dice la OMS
Por: Efe
05 de Septiembre de 2011
Comparte este artículo

Se analizaron 37.444 partos de bajo riesgo en Latinoamérica, de los que 11.077 fueron inducidos, para comparar los resultados maternos y perinatales adversos en los casos de parto espontáneo e inducido. Se registraron un total de 1.847 partos inducidos por elección voluntaria de la madre, el 4,9 por ciento del total, con la oxitocina como el método más utilizado en el 83 por ciento de los casos. En estos casos, las mujeres presentaron más probabilidades de requerir anestesia durante el parto, el triple de probabilidades de tener que ingresar en la unidad de cuidados intensivos, asumieron un riesgo cinco veces mayor de histerectomía posparto y necesitaron más medicamentos uterotónicos. El estudio también demuestra que en los partos inducidos el riesgo de cesárea o de otras intervenciones quirúrgicas es más elevado, y mayor la necesidad de un tiempo de recuperación, lo que a su vez acarrea mayores costos médicos.
No hubo constancia de riesgos para los bebés, excepto por el hecho de que las madres presentan un riesgo de un 22 por ciento mayor de lactancia retardada, es decir, con su inicio entre una hora y siete días después del parto, en lugar de en la primera hora tras el alumbramiento, como considera la OMS. Por estas razones, la OMS recomienda la inducción del parto solamente en casos justificados por razones médicas, ya que el aumento del riesgo de resultados adversos maternos y perinatales no se ve compensado por unos beneficios claros. El investigador de la Universidad Campinas de Brasil, José Cecatti, señaló que la inducción de partos por demanda de la madre se ha convertido en una práctica demasiado común. “Estas peticiones se producen en caso de que la madre tenga que desplazarse largas distancias de su casa al hospital o para adecuarse a la disponibilidad del doctor”, precisó Cecatti.

En Colombia reina la cesárea

 

Las cifras no diferencias los partos inducidos con oxitocina a los naturales, pero sí determina un aumento en el número de cesáreas programadas, es decir, una fecha decidida entre los padres y el médico, sin que exista una indicación real para practicar la cirugía.
Muchas mujeres así lo deciden por el temor al parto natural o con la idea de que la intervención disminuye la caída del piso pélvico. Sin embargo, varios estudios han determinado que los órganos de la mujer se preparan para el parto, por esa razón, programar una cesárea para disminuir esta posibilidad es casi inútil, pues la vejiga, los labios y el canal del parto cambiarán su forma por el solo hecho de prepararse durante el embarazo.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010 (ENDS) en los últimos 15 años las cesáreas programadas pasaron de un 17 a un 34 por ciento en 2010. De esa cifra, 59 fueron realizadas de urgencia y el 41 por ciento fueron programadas.
Hernando Villamizar, presidente de la Asociación Latinoamericana de Pediatría, hace un llamado de atención, pues asegura que en las clínicas privadas esta intervención llega a un 90 por ciento. “Vivimos una epidemia de cesáreas innecesarias, que incrementa el riesgo para las madres y los recién nacidos. Repercute en las prácticas que favorecen el apego, entorpece el inicio de la lactancia materna y afecta económicamente el sistema de salud del país. El parto no es una enfermedad”, explica.
Además del miedo por la caída de algunos órganos, los médicos programan los nacimientos para facilitar sus horarios e, incluso, explica Villamizar, son mejor remuneradas que los partos. “Es necesario que en nuestro país, el Gobierno, a través de sus autoridades de salud también intervenga y adopte una estrategia de atención al parto normal", recomienda.

Una cesárea tiene más riesgos de complicaciones que el parto, pues es una intervención que acarrea posibles complicaciones como cualquier cirugía. El cuidado después de la intervención es mayor, pues después de una semana del nacimiento la mujer continuará adolorida, debe hacerse curaciones y no lenvantar más peso que el bebé. Con el parto natural una semana después la mamá estará mucho mejor.  "Es fundamental capacitar y ofrecer a la mujer un papel protagónico en su embarazo y parto”, puntualiza el doctor Villamizar.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet