Síguenos en:

¿Cuándo hacer la llamada?

¿Cuándo hacer la llamada?

Sentir que el nacimiento del bebé se aproxima, genera una cantidad de emociones y sentimientos que dificultan la capacidad de distinguir si los síntomas son p

¿Cuándo hacer la llamada?
Por:
14 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

Sentir que el nacimiento del bebé se aproxima, genera una cantidad de emociones y sentimientos que dificultan la capacidad de distinguir si los síntomas son propios de un parto verdadero o si son falsas alarmas.

Mantener la calma, buscar compañía y anotar la hora en que se presentan los síntomas es el primer paso a seguir. A lo mejor, no es necesario acudir al hospital de inmediato. Las mamás primerizas generalmente tienen un trabajo de parto más largo y seguramente el médico recomendará permanecer en casa hasta que las contracciones sean más frecuentes.

Las mamás que ya han tenido hijos deben estar más atentas, pues el trabajo de parto será más corto. De todas maneras, el desarrollo del trabajo de parto nunca es igual y así como puede durar unas cuantas horas (de 6 a 14 horas) puede durar todo un día.Lo más aconsejable es que la madre tenga siempre una buena y oportuna comunicación con su médico de confianza.

Síntomas del parto verdadero

1. Las contracciones: una contracción es el dolor causado por el endurecimiento del estómago. Acostarse y poner las manos sobre el estómago ayuda a identificar cuándo hay contracciones pues la mamá notará cómo se endurece el estómago y luego se ablanda nuevamente. Es bueno tomar la costumbre de poner las manos sobre el vientre para estar pendiente del curso de las contracciones y detectar las señales de un parto prematuro o pretérmino.

El signo más importante es la regularidad de las contracciones: intervalos de 5 a 10 minutos con una duración de 30 a 60 segundos (o 3 contracciones en 10 minutos durante una hora).

En condiciones normales, este tipo de contracciones ocurren después de la semana 37 del embarazo. Sin embargo, la doctora Nadya Rodríguez Acosta, de la Fundación Santa Fe de Bogotá, advierte que "una contracción aparece en cualquier momento y si la mamá nota más de tres contracciones en el día, antes de la semana 37, debe consultar con el médico de inmediato".

Algunas contracciones se presentan por causas distintas al inicio del trabajo de parto como el subir o bajar escaleras, tener relaciones sexuales o al acostarse o levantarse rápidamente. Estas son normales, siempre y cuando no sean muy frecuentes.

2. Expulsión del tapón: el tapón mucoso es el encargado de sellar el cuello del útero para evitar que se contamine con bacterias. Su expulsión se manifiesta con un aumento en el flujo vaginal de contextura más espesa que el habitual, de color claro, rosado o manchas de sangre. Esto ocurre uno o dos días antes del trabajo de parto y es posible que la mamá no alcance a notar este síntoma.

No se debe confundir el manchado normal con una hemorragia. Esto depende de la cantidad de sangre y la contextura que presente. Si es rojo brillante y con una intensidad como la de los días medios del período menstrual, puede ser un signo de que una pequeña parte de la placenta se ha desprendido y se debe acudir al médico cuanto antes.

3. Romper fuente: tener la sensación de orinar, sentir el deseo de hacerlo, es un signo de la ruptura del saco amniótico, que popularmente se conoce como romper fuente. Pero no se debe confundir con la orina. El líquido amniótico es de color marrón o verdoso oscuro y por la variedad en la cantidad y en el tiempo que se presenta algunas mamás no lo sienten. Sin embargo, es un signo importante, pues significa que el parto será más rápido de lo esperado y hay que acudir pronto al hospital.

Lo usual es que la ruptura del saco amniótico ocurra durante el trabajo de parto y no antes; incluso, en ocasiones es el médico el que tiene que hacer la ruptura para el nacimiento del bebé.

Otros síntomas son aquellos relacionados con el dolor que se siente en la parte baja de la espalda, la parte baja del estómago y en las ingles. El dolor de las contracciones es similar a los cólicos menstruales leves (no como retorcijones) o calambres. Si el dolor es muy agudo, es mejor consultar al médico, porque puede indicar alguna complicación del embarazo.

Pero no todos los síntomas son perceptibles por la madre, algunos requieren de un tacto vaginal por parte del médico, quien notará los cambios cervicales y el inicio de la dilatación del cuello del útero. Esto se conoce como "borramiento" o "maduración del útero" y ocurre antes del trabajo de parto.

Es preciso tener en cuenta que todos los síntomas deben ser anotados e informados, sin importar la hora o la frecuencia con que deba hacerse, para tener un seguimiento adecuado del proceso previo a la llegada del bebé.

Mantener la calma, caminar, dejar de consumir alimentos y practicar los ejercicios de respiración aprendidos en las clases de parto son algunas recomendaciones para sobrellevar los síntomas y llevar el parto a un feliz término.

Carolina UrbanoPara ABC DEL BEBÉ

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet