Síguenos en:

Fórceps, ¿se siguen usando?

Fórceps, ¿se siguen usando?

El fórceps es una especie de tenaza que ayuda al especialista a facilitar la salida del bebé en el momento del parto. Este elemento está descrito desde el si

Fórceps,  ¿se siguen usando?
Por: Karen Johana Sánchez
31 de Octubre de 2013
Comparte este artículo

El fórceps es una especie de tenaza que ayuda al especialista a facilitar la salida del bebé en el momento del parto. Este elemento está descrito desde el siglo XIX y su indicación de uso ha sido muy cambiante. Como lo explica el ginecobstetra Jaime Luis Silva Herrera, director del Departamento de Ginecología y Obstetricia del hospital San Ignacio, antiguamente se usaba cuando el bebé iba a nacer, pero cuando aún estaba ubicado en una parte alta dentro de la pelvis, a lo que se le llamaba fórceps medios o altos. Esto, dice el experto, “hacía que se generaran muchos daños al bebé”. Sin embargo, hoy día se usa bajo ciertas condiciones, más limitadas o reservadas, añade: “Hoy se usa fórceps bajos, es decir, cuando la cabeza del bebé ya se encuentra muy abajo. Tanto que, con separar los labios ya se ve la cabeza del niño”. Los requerimientos para su uso son varios. Jorge Enrique Orjuela Escobar, obstetra perinatólogo y coordinador de posgrados de ginecología y obstetricia de la Fundación Universitaria Sánitas, dice que las razones más frecuentes son la falta o el inadecuado pujo materno, la analgesia excesiva en la madre y el estado fetal insatisfactorio (cuando hay sospecha de que el bebé tenga algún problema) al momento de la expulsión en el parto.

En el caso de la analgesia excesiva, explica el médico, “se produce bloqueo motor y hace que la mujer no sienta las contracciones y, por tanto, no sienta deseo de pujo. O, aunque sienta las contracciones y el deseo de pujo, no puede pujar porque tiene bloqueados sus nervios”. Entonces, estos instrumentos se hacen necesarios cuando, a pesar de que la madre puja o se haga todo el ejercicio para que el niño nazca, se presentan circunstancias que lo impiden. Cabe anotar, dice el doctor Orjuela, que “cuando hay necesidad de usarlo, la cesárea no es una buena solución porque el bebé está demasiado metido en la pelvis de la mamá, y hacer esta cirugía en esas condiciones puede ocasionar más daño fetal y materno que los mismos fórceps”.

Uso adecuado

La función del fórceps es la tracción de la cabeza del bebé para facilitar su salida. Aunque bien es cierto que ayuda a que él descienda un poco, el niño termina naciendo solo, explica el doctor Silva. Es un reemplazo de las manos, explica Jorge Orjuela; es tomar la cabeza del bebé de una manera adecuada para halarlo y ayudar a la extracción cuando la madre sola no es capaz de lograrlo. A veces requiere un poco de rotación y acomodación de la cabeza. “Es una ayuda al pujo. No se debe usar solo: la madre debe pujar y debe haber una asistente en el parto para que pueda empujar al bebé para disminuir al máximo la tracción sobre la cabeza”. nPara usar el instrumento, la madre debe estar anestesiada o tener un nivel de analgesia adecuado, o una dilatación completa del cuello uterino y, por su parte, la cabeza del bebé debe haber descendido y estar totalmente encajada dentro de la pelvis. Además, debe haber un pediatra disponible en la sala para recibir al bebé, y se le debe informar a la mujer cuando existe la necesidad de usar estetipo de técnicas.

La persona que usa el fórceps debe ser un operador experto, con un entrenamiento previo. El instrumento tiene unas indicaciones y condiciones de colocación. Esto hace que garantice un adecuado proceso, sin contratiempos.En teoría, dice el doctor Silva, el uso del instrumento no debería generar ningún tipo de lesión. Ahora, añade, “hay complicaciones en el uso del fórceps y puede haber hematomas y lesiones en la cabeza del bebé, pero todo esto deriva de la colocación inadecuada del fórceps. Normalmente, no tendría por qué pasar nada”. Para el especialista Orjuela, en la madre pueden ocurrir desgarros vaginales, que en esta situación son más frecuentes que con un parto vaginal normal. En el bebé, lo más frecuente es que se generen marcas en la piel de la cabeza, donde se puso el aparato. Pero son marcas transitorias y que no dejan ninguna secuela, pues las lesiones, con un uso adecuado del instrumento, son mínimas.

Cuando el uso del instrumento es inadecuado se presentan consecuencias anormales y extremas, como fracturas o hemorragias en la cabeza del bebé. No obstante, se debe tener en cuenta que el fórceps bien usado “puede salvar vidas y evitar muchas lesiones del bebé que pueden ser producidas por el hecho de que haya un expulsivo prolongado al momento del nacimiento, pues cuando se prolonga mucho el parto y la cabeza del niño está dentro de la vagina de la mamá sin lograr sacarlo, puede ocurrir daño fetal”. 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet