Síguenos en:

Mujer se cuestiona si se hizo adicta a ser madre sustituta

Mujer se cuestiona si se hizo adicta a ser madre sustituta

Cuenta de Facebook de Jennifer Scott-Hitchcock

Mujer se cuestiona si se hizo adicta a ser madre sustituta
Por: Emol - GDA
06 de Diciembre de 2013
Comparte este artículo

En octubre pasado, Jennifer Scott-Hitchcock dio a luz a Archie, un pequeño de casi tres kilos de peso, en lo que fue su quinto parto. Algo que para muchas mujeres quizás sea algo absolutamente normal, pero no para esta escocesa, ya que el niño no era su hijo, sino que de una pareja que no podía convertirse en padres de forma natural.

Y no era la primera vez que prestaba su vientre, sino que la tercera, porque en 2010 y 2011 Jennifer ya había sido madre sustituta. "Ayudar a otra mujer a cumplir su sueño de ser madre es lo máximo", asegura en un artículo que escribió al ‘Daily Mail’ para relatar su experiencia y, a la vez, revelar las alegrías, dolores y sacrificios que implica el ‘acto de compasión’ que dice realizar.

"Ser madre sustituta no es y nunca podría ser una 'carrera' para mí. Por ley, no puedo recibir dinero por lo que hago (…) Los padres del bebé me reembolsan cualquier gasto, pero no hay una recompensa más allá que la satisfacción que obtengo al ayudarlos", asegura.

Jennifer tiene 30 años y dos hijos propios de su primer matrimonio, más otros tres de su segundo marido Justin. En el texto relata que cuando se casaron, ambos acordaron que no tendrían más niños, ya que cinco eran suficientes. Pero, a pesar de que ella se sentía satisfecha con la crianza, no le ocurría lo mismo con el embarazo.

"Adoro estar embarazada; la emoción comienza desde el momento en que veo la línea azul en la prueba de embarazo. Si soy honesta, diría que casi es como una adicción", confiesa.

Por esto, hace cinco años decidió plantearle a su marido la idea de convertirse en madre sustituta. "Estaba horrorizado y me prohibió siquiera considerarlo", cuenta, y agrega: "Él se imaginaba, como muchas personas lo hacen, un comercio callejero de bebés. Algo turbio, inmoral e incluso cruel. No podía entender cómo una mujer podría entregar al bebé que había dado a luz".

Jennifer se demoró un año en convencer a Justin y lograr que entendiera la diferencia que ella podía hacer en las personas que no tenían la fortuna de tener niños felices y sanos como ellos. También recibió el apoyo de Ellie y Cael, sus hijos.

"Como familia nos unimos y hacemos que los sueños de otras personas se hagan realidad. Estamos orgullosos de ello", asegura.

El primero, el segundo y el tercero

Ya con el respaldo de su esposo e hijos, Jennifer ingresó a Cots, una comunidad fundada en 1988 y cuyo objetivo principal es "traspasar nuestra experiencia colectiva a las madres sustitutas y a los futuros padres, ayudándolos a entender las implicancias que tiene el proceso antes de que lleguen a un acuerdo".

Jennifer conoció a través de Cots a la primera pareja que ayudaría, dando a luz a su bebé en 2010. "Fue uno de los momentos de mayor orgullo de mi vida. Había tenido un embarazo feliz y no me sentía arrepentida mientras entregaba al bebé a sus extasiados y agradecidos madre y padre", recuerda.

La experiencia fue tan gratificante para ella, que apenas hizo una pausa tras el parto antes de encontrar a otra pareja para ayudar, ‘regalándoles’ a su hijo en 2011.

Jane y Gary, los padres de Archie, fueron los últimos, aunque el parto fue un poco distinto ya que Justin, el esposo de Jennifer, fue el primero en sostener al bebé, porque la pareja no pudo llegar a tiempo al hospital.

"Me ofrecieron tener contacto piel con piel con él, pero no acepté. Simplemente no es mi lugar. Se trata de una experiencia de unión tan íntima entre una madre y su hijo, que me hubiera sentido como si estuviera invadiendo. Tengo que ser consciente de los límites", afirma.

Jennifer señala que la pregunta que con mayor frecuencia le plantean es por qué acepta llevar al bebé de otra mujer en su vientre. "Pero cualquiera que tenga niños sabrá que son un gran regalo. Y como una mujer joven y sana, puedo convertir a una pareja desesperada en una familia feliz. Así que para mí la pregunta siempre ha sido: ¿por qué no lo haría?", responde.

Asimismo, añade que aunque su mente y su corazón aún están comprometidos con la labor de madre sustituta, no está segura si su cuerpo también lo está. "El embarazo y parto de Archie han sido los más difíciles hasta ahora. En el fondo, sé que no puedo seguir teniendo bebés para siempre", reconoce.

"Pero, ¿sólo uno más? Nunca voy a decir nunca. La necesidad que tengo de tener bebés, incluso si no son míos, está muy arraigada", afirma, y concluye: "Sé que todos, como familia estaremos tristes el día en que esto deje de ser parte de nuestras vidas. Pero hemos logrado tanto por aquellos a quienes hemos ayudado, que eso se quedará con nosotros para siempre".

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet