Síguenos en:

Principales cuidados de la madre, después de una cesárea

Principales cuidados de la madre, después de una cesárea

Este procedimiento requiere atención especial para evitar complicaciones.

Principales cuidados de la madre, después de una cesárea
Por: Edna Juliana Rojas H.
30 de Agosto de 2011
Comparte este artículo

Según lineamientos de la Organización Mundial de la Salud, “no puede justificarse que ningún país tenga más de un 10 a15 por ciento de cesáreas”.

En Colombia, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010, el 34 por ciento de los nacimientos en el país ocurren por cesárea y de estos, el 41 por ciento fueron programadas. “Lo ideal es el parto vaginal, no hay duda. La recuperación es más rápida, la mamá puede retomar más fácil sus actividades y manipulará mejor al bebé, a pesar de tener que cuidarse de la episiorrafia (sutura después de la episiotomía)”, explica el ginecoobstetra Édgar Acuña.

“Una paciente está en condiciones de hacer su actividad normal a las 24 horas del parto. La mujer a la que se le practicó la cesárea se demora ocho días en recuperar su actividad normal”, explica Ivonne Díaz Yamal, ginecoobstetra.

Por esa razón, los especialistas aseguran que la cesárea debe emplearse solamente cuando sea necesario, pues, a pesar de que salva la vida de los bebés y sus madres cuando se presenta una complicación, requiere mayor cuidado que un parto vaginal.
Sin embargo, cuando se presentan las condiciones y la madre tiene una adecuada recuperación, el procedimiento quirúrgico no debe representar mayores riesgos para las madres.

Los especialistas recomiendan a las mujeres “postcesárea” no hacer mayor esfuerzo, como levantar objetos pesados. Se aconseja que el peso máximo que se levante sea el bebé.

Debe caminar al día siguiente de la intervención, pues esto disminuye los riesgos de que se presenten coágulos (trombosis venosa profunda) y se pongan en riesgo su salud e, incluso, su vida. Puede hacer pequeñas caminatas al tercer o cuarto día, como salir al parque, dar un paseo cerca de la casa o, por supuesto, salir a sus controles médicos.

Para la herida se deben tener cuidados como los de cualquier cirugía: mantenerla limpia con agua y jabón, siempre seca y poner hielo local para el dolor y la inflamación. Es mejor que los oficios domésticos sean hechos por otra persona y que tampoco se conduzca, por lo menos, durante dos semanas.  Los signos de alarma, según el doctor Édgar Acuña, pueden ser sangrado vaginal de aspecto raro, como que llegue a ser más abundante de lo normal. Si hay fiebre y la herida está enrojecida, se debe acudir al médico.

¿Parto después de cesárea?
Muchas madres que querían tener su primer hijo a través de un parto natural, pero alguna complicación las llevó a una cesárea, preguntan si su siguiente bebé podría nacer por vía vaginal. Acuña asegura que deben cumplirse ciertos requisitos para que así sea. Entre ellos, que el equipo de especialistas que la atienda esté entrenado en manejar el parto vaginal potscesárea, para que de manera atenta controle el progreso del trabajo de parto.

“La paciente debe estar más controlada, no puede verla el médico y volver a las tres horas, porque dependiendo de las condiciones de la cesárea anterior, como el tipo de incisión, si se infectó o no, puede presentar complicaciones como ruptura uterina”.

Sin embargo, cada vez son menos frecuentes estas dificultades, por la atención oportuna que reciben las maternas y el seguimiento desde el embarazo.

De acuerdo con el experto, algunos procedimientos dejan cicatrices en el útero, como legrados obstétricos, ginecológicos y cesáreas. Es decir, que a mayor número de cesáreas, más cicatrices sobre el útero, lo que puede llevar a que durante el embarazo este no tome una forma completamente normal y se presente un acretismo placentario. Es decir, cuando hay una adherencia  anormal de una parte de la placenta a la pared uterina.

Es una complicación poco frecuente, que puede llevar a hemorragia masiva si no se extrae de manera adecuada. “Dos o más cesáreas pueden incrementar entre 60 y 70 por ciento el riesgo de la complicación, pero se ha disminuido notablemente la muerte materna por esta causa, pues se identifica a las pacientes con anterioridad”, afirma Acuña.Las medidas que adoptan son, además, establecer a través de un examen con doppler si la placenta está más adherida de lo normal, para programar una cesárea y muchas veces histerectomía (retirar el útero), para disminuir el riesgo de hemorragia.

Dice la ginecoobstetra Ivonne Díaz, que se recomiendan máximo tres cesáreas, aunque hay pacientes hasta con siete, lo que no es usual y tampoco recomendable. Por esa razón, asímismo, se le aconseja la ligadura de trompas para minimizar la posibilidad de un nuevo embarazo de alto riesgo. abc
¿Cómo se hace?

El ginecoobstetra venezolano Ricardo Gómez Betancourt explica (www.maternofetal.net) que los primeros indicios de una cesárea aparecieron en el año 44 a. de C.

La madre prácticamente se condenaba a muerte, pues no existían suturas y se dejaban abiertas las heridas, tampoco se contaba con antibióticos, anestesia y los médicos tampoco usaban guantes o se lavaban las manos. Sin embargo, con la evolución de la ciencia y la tecnología, en los últimos 60 a 70 años ha dejado de ser una intervención altamente mortal, debido al instrumental quirúrgico, métodos de esterilización y equipos médicos.

Luego de que a la mujer se le aplique la anestesia epidural, que es local y no adromece a la mamá, se hace una incisión transversal baja, es decir en la línea del bikini; luego se atraviesa la pared muscular, la bolsa de aguas. Después de sacar al bebé se retira la placenta, se suturan el útero y los demás tejidos.

¿Cuándo se necesita?
La mujer ha tenido dos cesáreas previas.
• El bebé viene de cabeza.
• No hay progreso durante el trabajo de parto (no hay dilatación).
• Embarazo múltiple.
• Peso excesivo del bebé.
• Preeclampsia o eclampsia.
• Pelvis demasiado estrecha para el tamaño del bebé.
• Desprendimiento prematuro de placenta.
• Cesárea anterior.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet