Síguenos en:

Por miedo al dolor, es cada vez más frecuente que las mujeres pidan realizarse una cesárea sin justificación

Por miedo al dolor, es cada vez más frecuente que las mujeres pidan realizarse una cesárea sin justificación

  Una investigación hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) encontró una tasa general de cesáreas de 35 por ciento en América Latina. La tasa

Por miedo al dolor, es cada vez más frecuente que las mujeres pidan realizarse una cesárea sin justificación
Por: Redacción ABC del bebé
02 de Junio de 2009
Comparte este artículo

 

Una investigación hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) encontró una tasa general de cesáreas de 35 por ciento en América Latina. La tasa óptima, según el organismo, está entre 15 y 20 por ciento.

 

Aunque la cesárea es una cirugía indicada para un parto con un riesgo específico –embarazo múltiple, bebé que viene muy grande o en una posición inadecuada (de nalgas), problemas en la implantación de la placenta o alguna situación que afecta el bienestar del feto– cada vez es más frecuente que las mujeres la pidan por miedo al dolor del parto vaginal o por comodidad.

Algunas, incluso, solicitan la cesárea por el temor que sienten de que el bebé sufra alguna complicación durante el trabajo de parto, afirma Fabio Quijano, jefe de la Unidad Materno Fetal de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

En el país, la mayoría de hospitales universitarios tiene tasas de cesáreas entre 25 y 30 por ciento, pero en las clínicas privadas estas pasan del 50. En instituciones como la Fundación Santa Fe, por ejemplo, la tasa alcanza entre el 60 y el 70 por ciento.

“En Estados Unidos es del 30 por ciento, cuando hace 12 años era solo del 18 y se estima que en 10 años llegará al 50 por ciento”, explica Quijano. Las causas son la cesárea iterativa (la que se practica después de una que se hizo previamente) y la electiva, aquella que se realiza por solicitud materna.

Vista como otra ‘opción’ “Tanto en la comunidad como en ciertos núcleos médicos se ha considerado la cesárea como una alternativa de parto, cuando se trata de una intervención en casos que lo ameriten. Desde el punto de vista científico, no es aceptable que una cesárea se haga por deseo de la paciente”, señala Jimmy Castañeda, presidente de la Federación Colombiana de Asociaciones de Obstetricia y Ginecología.

En ocasiones, hay razones inadecuadas por parte del médico para practicarla –agrega–. Si este ve que el bebé tiene un problema leve y puede nacer por vía vaginal, prefiere acudir a una cesárea para que no lo demanden. Existe la creencia de que cuando una mujer tiene antecedentes de cesárea, su siguiente parto también debe ser por esta vía, pero, según Castañeda, ello no es una indicación absoluta, pues depende de cada paciente.

Cifras en Colombia Según cifras del Dane de 2006, ese año se atendió el 97 por ciento de los partos en instituciones de salud y se practicaron 236.954 cesáreas. Antioquia, Atlántico, Bolívar, Córdoba y Norte de Santander fueron los departamentos con las cifras más altas.

En un Plan Obligatorio de Salud (POS) estándar, una cesárea cuesta 400.000 pesos más que un parto vaginal, según el doctor Castañeda. A un médico le pagan 80.000 pesos por atender un parto vaginal y 100.000 pesos por una cesárea. Esta se hace en una hora, mientras que el primero puede durar de 12 a 24 horas.

Otras razones que ameritarían realizar esta cirugía: sospecha de ruptura uterina, preeclampsia severa con cuello uterino desfavorable y ausencia de una progresión adecuada de la dilatación.

 

Las complicaciones derivadas de una cesárea “Los riesgos serios de realizarla son para el siguiente embarazo, pues la posibilidad de ruptura del útero se incrementa de dos a tres veces”, dice Fabio Quijano, jefe de la Unidad Materno Fetal de la Fundación Santa Fe de Bogotá.

Según él, el mayor riesgo de hacer tantas cesáreas es el acretismo placentario; es decir, que la placenta se adhiera más de la cuenta a la cicatriz previa de esta cirugía, lo que desencadena un sangrado masivo. - Riesgos de la cesárea para la madre: sangrados, infecciones (no cierra bien la herida), lesiones de órganos (como la vejiga o el intestino) o de arterias y venas que se encuentran en la vía quirúrgica, y complicaciones anestésicas. -Para el bebé: dificultad respiratoria (el parto vaginal es necesario para una buena adaptación a la respiración) y riesgo de agua en el pulmón.

 

Cuándo y cómo se realiza  La cesárea es una incisión en el abdomen y en el útero. Para llegar a este, deben abrirse varios tejidos. Generalmente se hace entre las 37 y 41 semanas de embarazo, cuando el bebé está a término. Se debe efectuar en pacientes sin riesgo a la semana 39 y en pacientes con factor de riesgo a la semana 38. Una cesárea programada debe hacerse idealmente de lunes a viernes, cuando hay más personal médico. La intervención dura entre 40 minutos y 1 hora.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet