Síguenos en:

Consejos útiles para que la hora del parto no se transforme en una emergencia

Consejos útiles para que la hora del parto no se transforme en una emergencia

No todos los partos son iguales y algunos son impredecibles. Para que esté preparada, lea estas recomendaciones y sepa qué hacer cuando empiecen las contracci

Consejos útiles para que la hora del parto no se transforme en una emergencia
Por:
31 de Mayo de 2007
Comparte este artículo

No todos los partos son iguales y algunos son impredecibles. Para que esté preparada, lea estas recomendaciones y sepa qué hacer cuando empiecen las contracciones y llegue la hora del nacimiento del bebé.

La madre no tiene que convertirse en su propia partera, siempre y cuando asista a los controles prenatales, así asegura su estado de salud y el de su bebé. El médico la pesa, le toma la tensión, analiza el crecimiento del feto, los factores de riesgo; controla las contracciones y analiza la dilatación. “Si no consulta con su ginecólogo, es más probable que tenga complicaciones como: infecciones urinarias, sangrado y hasta mortalidad materna”, según la ginecoobstetra Ivonne Jeannette Díaz.

Cuando un problema se detecta a tiempo, se pueden evitar partos abruptos. La ginecoobstetra asegura que “si la paciente tiene flujo o problemas con el cuello de la matriz, se pueden romper las membranas”.

Por otro lado, es ideal que la embarazada se vacune y se aplique la inyección contra el tétano, porque existe la probabilidad de que tenga al bebé en un lugar sin la adecuada asepsia como en la calle o en un carro y es factible adquirir infecciones.

Una mujer que en las últimas semanas de embarazo se encuentre trabajando debe tener el teléfono de su médico o un sistema de ambulancias de emergencias a la mano.

Signos de alarma

La embarazada debe reconocer ciertos síntomas para actuar de la manera correcta. Por ejemplo, la salida de líquido amniótico o ruptura de fuente “ocurre cuando la mujer siente que está saliendo una sustancia abundante, es como si se estuviera orinando”, aclara la ginecoobstetra Díaz.

También es importante detectar la presencia de sangrado. “Si pasa, debe dirigirse a un servicio de urgencias idealmente acompañada, porque en una gestante con contracciones a veces se presenta baja de tensión y desmayos”, enfatiza la especialista.

A partir de los ocho meses comienzan las falsas contracciones, que son infrecuentes, rápidas y sin dolor. Pero cuando siente como si tuviera una pelota dura en el vientre y dolor en la vagina o la espalda, es porque el cuello de la matriz se está dilatando. En algunos casos, la tensión puede subir: sentir dolor de cabeza e incluso tener hinchazón. Aunque es normal que al final de la tarde le aprieten los zapatos, no es lo mismo en las horas de la mañana.

Ya viene, ¿qué hago?

Procure que la mente no se ocupe ni del dolor ni de la intensidad de la contracción; para eso, concéntrese en la respiración. “Es adecuado tener al lado a una persona de confianza, que sea fuerte y esté pendiente de la gestante física y emocionalmente”, recomienda la instructora de psicoprofilaxis obstétrica Martha Cuadros.

Es normal que al comienzo sienta temor, pero debe calmarse, tomar aire y contar diez segundos. “Durante el momento de la contracción se le disminuye el oxígeno al bebé; para que le llegue el suficiente, debe exhalar despacio e inhalar con calma. Nunca rápido o seguido, porque le dará mareo y las manos se le pueden dormir”, explica Díaz.

La paciente no puede deambular cuando hay ruptura de membranas o sangrado, debe estar en una silla de ruedas o en una camilla, porque hay riesgo de que se salga el cordón. Martha Cuadros afirma que en el momento de la ruptura de membranas, el fluido de color blanco no debe preocuparla, simplemente requiere una toalla higiénica para contenerlo. En cambio, si es de color verde significa que está meconiado, es decir, que el bebé hizo deposición dentro del útero y tiene riesgo de tragárselo. En ese caso, evite caminar para evitar el sufrimiento fetal.

“Si no hay ruptura de membranas por el momento, la mujer puede bañarse y estar en la tina durante un tiempo si se siente cómoda. Antes de dirigirse al hospital puede ir al baño y consumir líquido, no gaseosas, té o leche, porque producen gases”, recomienda la instructora de psicoprofilaxis Martha Cuadros.

Las posiciones de yoga, recostarse contra la pared y acostarse en cuatro, apoyada sobre los codos, hacen masajes en la zona pélvica sin ejercer presión sobre la columna, y en momentos previos al nacimiento sirven para relajar a la embarazada.

“Las luces negras o el zumbido en los oídos son signos de alarma que indican tensión alta. Estos síntomas, al igual que las ganas de pujar, el sangrado o las contracciones cada tres minutos, indican que es hora de irse a la clínica”, aclara Cuadros.

Cuando es inevitable…

Si llega el momento y usted está sola, recuéstese en una silla reclinable o cama con almohadas y ponga las rodillas hacia atrás, flexionadas, para que el movimiento de la pelvis ayude a expulsar el bebé y le dé más espacio. El niño sale prácticamente solo.

Cuando esté afuera, debe masajearlo en la espalda con cuidado para que la boca del niño no toque el suelo o su cuerpo. No es necesario cortar el cordón inmediatamente, es preferible esperar a que llegue ayuda, porque, puede originarse una hemorragia y producir infecciones. Si se rompe, haga un nudo a cada lado del cordón para detener la circulación. Masajee los pezones para contraer el útero o coloque al niño en el pecho para que succione. “De esta manera sentirá como si tuviera otro parto, pero colaborará para que la placenta se comience a desprender sin que se presenten sangrados”, recomienda la ginecoobstetra.

¿Qué debe tener listo?

A partir del séptimo mes debe preparar una maleta con los implementos básicos. Fundamental para ella las toallas sanitarias para calmar hemorragias después del parto, la pijama, un brasier de maternidad y un panty faja. Por su ropa, no se preocupe, porque nada le queda bueno después del parto y con la misma que entra, sale del hospital. “No olvide llevar los exámenes previos al parto, las ecografías y la prueba de anestesia, si la realizó, y no tenga las uñas de manos o pies pintadas”, recomienda la instructora psicoprofiláctica.

En el caso del bebé es importante tener la primera muda (camiseta de manga corta, esquimal y patines), pijama y pañales. No sobran los elementos de aseo como el jabón y el champú. Lleve dos cobijas y un sliping para la salida de la clínica.

Por Margarita Barrero F.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
carolina863335
Hace 37 semanas
Logré prepararme con mucha anticipación para mi segundo embarazo y no solo disfrute de esta etapa maravillosa sino del parto ya que mi primer parto habia sido muy doloroso, así que me puse en la tarea de indagar la forma de tener un parto sin tanto traumatismo y lo logré ya en mi último trimestre de embrazo por medio de un método holístico alternativo http://www.universiaglobal.com/salud03.htm con maravillosas técnicas para aplicar no solo física sino mentalmente pude lograr un parto sin dolor realmente fue una experiencia maravillosa que todas debemos vivir, no me queda más que agradecimientos y recomendaciones.
2
carolina863335
Hace 37 semanas
Logré prepararme con mucha anticipación para mi segundo embarazo y no solo disfrute de esta etapa maravillosa sino del parto ya que mi primer parto habia sido muy doloroso, así que me puse en la tarea de indagar la forma de tener un parto sin tanto traumatismo y lo logré ya en mi último trimestre de embrazo por medio de un método holístico alternativo http://www.universiaglobal.com/salud03.htm con maravillosas técnicas para aplicar no solo física sino mentalmente pude lograr un parto sin dolor realmente fue una experiencia maravillosa que todas debemos vivir, no me queda más que agradecimientos y recomendaciones.
1
amalopas
Hace 3 años
Dejo otro consejo, les comento que andaba en la búsqueda de conocer cómo tener un parto sin dolor, en la web http://www.remediemos.com/salud09.htm que he dado por fin!!!! con una técnica muy buena y me faltan 3 meses pero ya tengo la guía, se la regalé a una amiga, quien la usó y me ha contado su experiencia, cuenta que tuvo un parto sin dolor tal y como explican en el sitio que has dejado, la verdad es una excelente técnica, muy completa y eficaz, ha sido de gran ayuda, es efectiva y muy cierta. Se los recomiendo, saludos.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet