Síguenos en:

Factores que influyen para que un parto sea prematuro

Factores que influyen para que un parto sea prematuro

En el mundo la incidencia de la presencia de un parto prematuro se encuentra entre 8 y 10 por ciento y, en nuestro país, esta varía, según el sitio geográfi

Factores que influyen para que un parto sea prematuro
Por: Karen Johana Sánchez
11 de Abril de 2014
Comparte este artículo

En el mundo la incidencia de la presencia de un parto prematuro se encuentra entre 8 y 10 por ciento y, en nuestro país, esta varía, según el sitio geográfico, siendo más alta la cifra en la Costa Pacífica –por la carencia de buena atención médica en el control prenatal– y, menor, en la zona centro, cuenta el ginecobstetra Álvaro Cano Quiñones, especialista en medicina materno-fetal.Los síntomas de un alumbramiento temprano se pueden presentar desde la semana 20 hasta la 37 del embarazo. Generalmente, se caracterizan porque la mujer padece de presión pélvica, secreción vaginal incrementada, dolor de espalda y cólicos, dice el ginecobstetra Hernando Matiz.“Se presenta endurecimiento del abdomen con o sin dolor (contracciones) que dura más de 30 segundos y se repite a intervalos. Si estas contracciones producen cambios en el cuello del útero (acortamiento) se habla de amenaza de parto pretérmino”, añade Cano.

Las causas

Para el doctor Cano, más del 50 por ciento de los partos pretérmino no tienen explicación. Sin embargo, sí existen otros factores que claramente causan esta situación. Dentro del contexto familiar, si la madre presentó un parto temprano la hija tiene más riesgo de padecerlo. O si una mujer lo presentó en su primer embarazo, es más propensa en el segundo.

Por otro lado, según el ginecobstetra Matiz, “el estrato social y nivel educativo bajo incrementan el riesgo, así como el estado civil soltero. La raza negra hispánica también tiene una alta incidencia, independiente del estrato económico o educativo”.

Asimismo, el tabaquismo es un factor de riesgo muy importante; está asociado con el retardo del crecimiento intrauterino, así como desprendimiento de la placenta y mortalidad del feto. El especialista señala que hasta una cuarta parte de las embarazadas fuman. El alcoholismo, con ingesta moderada a abundante, también puede producir amenaza de parto prematuro.

Dentro de los factores sociales influyentes están el estrés y la depresión. Esta última, señala Matiz, se puede presentar entre el 15 y 35 por ciento de las embarazadas.

Y las causas médicas están relacionadas con la presencia de desnutrición, antes del embarazo, pues son mujeres que no tienen un adecuado aporte de micronutrientes (vitaminas, hierro, ácido fólico, zinc).

Las infecciones de la vagina (como la vaginosis bacteriana, producida por bacterias, hongos o chlamydia), añade el doctor Matiz, también están asociadas al parto pretérmino, así como las infecciones sistémicas (como la urinaria), la apendicitis o la neumonía.

Otros de los factores que influyen son las anomalías uterinas o cirugías por displasias cervicales. Las infecciones de la bolsa y el líquido amniótico, a partir de las infecciones vaginales; alteraciones de la placenta que afectan el suministro de oxígeno al feto, y úteros muy grandes a causa de fetos grandes o embarazos múltiples. Matiz añade que “este tipo de gestación también predispone a un parto prematuro por la ruptura de membranas o trabajo de parto espontáneo antes de la semana 37 y sucede en la mitad de las mujeres con este tipo de embarazo”.

¿Qué hacer?

Para poder determinar si hay amenaza de parto pretérmino, el médico debe realizar una cervicometría o medición del cérvix, a través de una ecografía transvaginal, para medir la longitud del cuello. Si el resultado se encuentra por debajo de 30 mm, existe riesgo. Pero, el doctor Cano aclara que “en embarazos gemelares la medición de la longitud del cuello no es buen predictor, pero ayuda al seguimiento de la gestación”.

Otras evaluaciones para diagnosticar el riesgo son el monitoreo fetal, que muestra la continuidad de las contracciones, y el tacto vaginal. Y la prueba de laboratorio que mide algunas sustancias en los fluidos vaginales que podrían sugerir si hay amenaza.

Si esto sucede, se debe recurrir a un ginecobstetra que evalué la situación, busque la causa exacta y pueda ofrecer el tratamiento más acertado.

La recomendación principal es el reposo. Generalmente el parto se de-sencadena por infección, actividad física aumentada o estrés –afirma el ginecobstetra Hernando Matiz– por lo que la embarazada debe reposar y, si tiene dolor, el médico le indicará tomar el medicamento que más le convenga para disminuir la dolencia.

Ahora, en la amenaza de parto pretérmino el objetivo siempre es prolongar el embarazo, así que el tratamiento depende de la causa del mismo porque, por ejemplo, existen indicaciones para terminar el embarazo, como las enfermedades sistémicas, que ponen en peligro la vida de la madre. (Ej. hipertensión gestacional o preeclampsia).

Asimismo, cuando, al estudiar la situación, el especialista en alto riesgo considera que el bebé tiene más oportunidades y corre menos riesgos en una unidad de recién nacidos que en el vientre materno, dice Cano. Por ejemplo, si el bebé está cerca del término y tiene alguna patología anatómica que ponga en peligro su vida.

Pero, dice el doctor Matiz, si no existen condiciones que pongan en peligro a la madre, se intenta prolongar el embarazo con reposo y medicamentos que inhiban las contracciones para poder lograr aumento de peso y madurez pulmonar, condiciones que mejoran la supervivencia del feto.

“Si no existe patología que contraindique la prolongación del embarazo, los medicamentos y el reposo se deben extender mínimo hasta la semana 37, teniendo en cuenta las indicaciones para evitar los riesgos del reposo prolongado, como el uso diario de medias antiembólicas y la valoración por fisioterapia o medicina deportiva para prevenir la falta de acondicionamiento físico”, añade Matiz. 

Cabe anotar, expresa Álvaro Cano, que “no hay ningún medicamento que detenga definitivamente el parto pretérmino. Los que se tienen, en la mayoría de los casos, solo logran postergar en promedio siete días más el momento del parto, pero dan la oportunidad de preparar al bebé para su nacimiento y alistar los implementos necesarios para atenderlo en las mejores condiciones”.

Por eso es importante que siempre que haya contracciones antes de la semana 37, se consulte al obstetra para que las valore y pueda actuar oportunamente ante alguno de estos casos. 

Riesgos para la madre y el bebé

Cuando ocurre un parto de manera temprana, el recién nacido tiene más riesgo de morir (según la edad gestacional al momento del parto) pues por su inmadurez es más propenso a presentar complicaciones de salud.

Si el parto prematuro se genera por infección, existe un gran riesgo para la madre, pues cualquier anomalía de este tipo puede pasar a las membranas y producir una corioamnionitis (inflamación de membranas y placenta) que puede infectar al útero y llegar a producir una infección generalizada. En estos casos, en ocasiones, se debe extraer el útero o remitir a la paciente a la unidad de cuidado intensivo.

Después del parto, la madre tiene riesgo, además, de padecer anemia o infección secundaria a bajas defensas.

Clave: la prevención

Para prevenir un parto prematuro, el ginecobstetra Hernando Matiz recomienda:• Asistir a una cita preconcepcional por lo menos tres meses antes del embarazo, para descartar infecciones que ameriten tratamiento.• Iniciar, desde esa misma consulta, suplencia con ácido fólico, hierro, calcio y omega 3.• Se puede realizar una ecografía para descartar un cuello corto y corregirlo a tiempo.• En el caso de una fumadora que busca embarazo, se puede hacer prevención al dejar el hábito y conocer los efectos que tiene el cigarrillo sobre el embarazo, la madre y el feto. Diferentes estudios han demostrado que es muy peligroso fumar cuando se está embarazada porque se ataca, de manera directa, la salud del bebé en gestación.

 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet