Síguenos en:

Incrementa el número de cesáreas por solicitud materna en nuestro país

Incrementa el número de cesáreas por solicitud materna en nuestro país

Las autoridades de salud recomiendan a los profesionales ceñirse a las indicaciones médicas para practicarlas. Aunque piden volver al parto natural. La cesár

Incrementa el número de cesáreas por solicitud materna en nuestro país
Por:
23 de Febrero de 2010
Comparte este artículo

Las autoridades de salud recomiendan a los profesionales ceñirse a las indicaciones médicas para practicarlas. Aunque piden volver al parto natural.

La cesárea se ha convertido en una opción para dar a luz, no solo porque las mujeres la piden sino porque jueces y abogados acorralan a los médicos frente a cualquier complicación en el parto que haya afectado el bienestar de un bebé que nació por vía vaginal.

Las primeras quieren tener más control sobre el nacimiento de su hijo. De allí, que algunos se preocupen por el aumento de las tasas de esta operación, particularmente cuando su práctica obedece, en ciertos casos, a cuestiones de comodidad.

“En Colombia se observa que mujeres por encima de 35 años desean tener su hijo vía cesárea, sobre todo aquellas que están afiliadas a medicina prepagada. En algunos casos, anteponen razones como evitar el dolor del parto e imaginarios respecto a modificaciones corporales que afectan el desempeño sexual. Valdría la pena hacer un estudio sobre el particular”, afirma el viceministro de Salud, Carlos Ignacio Cuervo.

“Hay desinformación sobre el parto normal. Muchas mamás piensan que es perjudicial y utilizan las palabras ‘sufrimiento’ y ‘padecimiento’ para referirse a él… las imágenes en televisión lo han hecho ver como algo doloroso, de allí que en la consulta privada las pacientes pidan cesárea y convencerlas de un parto vaginal es difícil”, afirma Alejandro Castro, jefe de la Unidad de Cuidado Intensivo (UCI) de la Clínica de la Mujer.

Desde la perspectiva del profesional, el manejo del tiempo y el temor a las demandas medicolegales hacen que algunos galenos también opten por la cesárea en ciertos casos. “Mientras que un parto vaginal puede tardar de 12 a 18 horas, una cesárea se hace en 40 minutos. Además, si el bebé nace con algún problema, temen que se lo achaquen a la atención del parto”, afirma el ginecoobstetra Andrés Sarmiento, jefe del departamento de ginecología y obstetricia de la Fundación Santa Fe.

En ese mismo sentido opina el doctor Castro. “Curiosamente, jueces y abogados piensan que cuando se presenta un inconveniente la cesárea es la solución y lo primero que le preguntan al médico es por qué no la hizo. Frente a una muerte neonatal no hay argumento que valga”, indica.

Con el avance del concepto de sexualidad y libre desarrollo de la personalidad, explica Herman Redondo, director de desarrollo de servicios de la salud de la Secretaría de Salud del Distrito, las mujeres piden una cesárea.

Si bien es cierto que en el tema del parto se respeta la autonomía materna, el Viceministro recomienda que se acuda a esta intervención quirúrgica solo cuando haya indicación médica. “Esta práctica por conveniencia no está avalada ni por la Sociedad Bogotana de Obstetricia ni por las universidades; se trata de un acuerdo entre el médico y su paciente, que respetamos. Sin embargo, hacemos un llamado a volver al parto natural”, sostiene el funcionario.

Un artículo médico del British Medical Journal encontró que en un estudio que involucraba a 19 países latinoamericanos, siete tenían tasas por debajo del 15 por ciento (cifra que Organización Mundial de la Salud señala como la adecuada), mientras que los otros doce, incluida Colombia, tenían tasas cercanas al 40 por ciento. “Tomando la cifra de 15 por ciento de cesáreas como la médicamente justificada, que representa el promedio de cesáreas hechas en un grupo de naciones con bajas tasas de mortalidad perinatal en el mundo, se puede concluir que en cada año, en Latinoamérica, hacen más de 850.000 cesáreas innecesarias”, señala el doctor Hernando Villamizar, presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría.

 

Las cifras lo confirmanEn Bogotá se presentan al año entre 110.000 y 120.000 partos. Hace tres años, el porcentaje de cesáreas fue del 35.06 por ciento y para 2008, subió a 35.83 por ciento. Mientras en las instituciones públicas el número viene disminuyendo, en las privadas prácticamente se dobló entre el 2006 y el 2007. Y sigue en aumento.

 “La tendencia es a que crezca este tipo de parto en el ámbito privado, independientemente de la clase de contratación que haya entre EPS e IPS en lo que se refiere al costo del paquete de atención del nacimiento del bebé”, afirma el médico Álvaro Muriel López, consultor de la Veeduría sobre ‘Cómo avanza el Distrito en salud’.

La explicación es simple: en las entidades públicas hay mayor control del gasto y se ciñen a los lineamientos de la Secretaría. Además, los partos naturales le cuestan menos al sistema de salud.

“Hemos visto que este fenómeno ha aumentado por razones científicas y no científicas. Las primeras, por el avance de la ciencia y la tecnología que en varios casos ha permitido diagnosticar a tiempo anomalías y complicaciones. En las segundas, la introducción de nuevas indicaciones, como la cesárea previa”, explica Herman Redondo, jefe de desarrollo de servicios de la salud de la Secretaría de Salud del Distrito.

Aquí comienza entonces un círculo vicioso: el aumento de bebés nacidos por esta vía hace que cada vez sea mayor la población con cesárea previa, hecho que casi de inmediato se convierte en una indicación para hacerla en un próximo parto.

Si bien –acota Muriel– no todas las cesáreas previas exigen una nueva, a efectos de evitarse una eventual ruptura de útero en un parto vaginal, los médicos prefieren no correr riesgos.

Pero, además de esto, prácticas previas han ido desapareciendo. Mientras años atrás –dice Redondo– un bebé que venía sentado, nacía por vía vaginal, con el paso del tiempo se comprobó que esto podría representar un riesgo para el bienestar de la madre y del bebé. Actualmente, es otra indicación de cesárea.“La única contraindicación absoluta para hacerla es que la paciente se niegue a este procedimiento”, agrega el doctor Muriel.

Así como es preocupante que en un momento determinado se suba el porcentaje de cesáreas, también lo es que baje demasiado, pues en este último caso podrían no estarse haciendo algunas que sí son necesarias, y omitirlas es grave. Según el Viceministro de Salud, Carlos Ignacio Cuervo, algunos casos de mortalidad materna pueden estar relacionados con la omisión en la práctica de una cesárea oportuna.

 

 ‘Cesárea por conveniencia’ Aunque en instituciones como la Clínica de la Mujer está la política del ‘parto natural sin dolor’ , a veces es difícil vender esta idea entre las gestantes. “Yo puedo decir que no la opero y buscan a otro que sí lo haga. En el consultorio se puede discutir si es viable o no la opción de una cesárea, pero no con una paciente que está en trabajo de parto. Si le dices que no y pasa algo, te demandan”, comenta el doctor Alejandro Castro.

La decisión de la vía del parto por parte de la mujer se evalúa con criterio médico. Su autonomía no debe poner en riesgo la salud de la madre ni del bebé. “Esta autonomía la vemos desde la parte médica… Hay que trabajar para lograr un equilibrio entre este principio y el beneficio médico”, afirma el doctor Andrés Sarmiento. 

Las pacientes que piden una cesárea programada –dice– deben cumplir tres reglas: tener un embarazo normal y al momento de la operación contar con 39 semanas de gestación; entender el consentimiento informado del riesgo del procedimiento y firmarlo; y planear máximo dos hijos, pues la cesárea no puede hacerse de manera indefinida en los partos siguientes. “Somos una de las primeras instituciones en el país que dan cabida a la cesárea por solicitud materna. En promedio, esta clínica atiende 150 partos y el 56 por ciento son por cesárea, con una tasa de complicaciones muy baja”, señala el especialista.

 

Causas de cesáreas por indicación médica Desproporción céfalo–pélvica: el niño es grande y no cabe por el canal del parto. Bebés muy prematuros Preeclampsia o eclampsia Prolapso de cordón (este sale antes que el bebé) Malas posiciones del feto: viene atravesado o en presentación de pelvis (de nalgas). Tumores o miomas en la matriz. Enfermedad de transmisión sexual. Placenta previa o abrupcio de placenta Sufrimiento fetal agudo: Es la primera causa de cesárea de urgencia. Puede ocurrir porque el bebé tiene el cordón enredado en el cuello. Cesárea previa: ha tomado uno de los primeros lugares en indicación cesárea, porque cada vez mas hay población con cesárea previa. Embarazo adolescente o embarazo en mujeres mayores de 40 años (la edad es un factor de riesgo para practicar cesárea).

 

Riesgos de practicarlaLos riesgos serios de realizar una cesárea son realmente para el siguiente embarazo, pues la posibilidad de ruptura del útero se incrementa de dos a tres veces. En el caso de la madre, sangrados, infecciones (no cierra bien la herida), lesiones de órganos (como la vejiga o el intestino) o de arterias y venas grandes que se encuentran en la vía quirúrgica y complicaciones anestésicas.

En el caso del bebé dificultad respiratoria (el parto vaginal es necesario para una buena adaptación a la respiración) y mayor tasa de taquipnea transitoria (agua en el pulmón).

Los bebés que nacen por cesárea demoran más en adaptarse y a veces requieran más horas de observación en las unidades o empleo de oxígeno.

 

Por Andrea Linares Gómez

Redactora de ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 3 años
Obstetricia ni por las universidades; se trata de un acuerdo entre el médico y su paciente, que respetamos. Sin embargo, hacemos un llamado wireless dog fencing
1
kilogram
Hace 3 años
Desde la perspectiva del profesional, el manejo del tiempo y el temor a las demandas medicolegales hacen que algunos galenos también opten petsafe invisible fence installation
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet