Síguenos en:

La episiotomía solo debe realizarse si existe una clara indicación

La episiotomía solo debe realizarse si existe una clara indicación

Preferiblemente debe hacerse con incisiones que no comprometan los músculos del piso pélvico.   La episiotomía es una incisión que se realiza en el área

La episiotomía solo debe realizarse si existe una clara indicación
Por:
04 de Diciembre de 2008
Comparte este artículo

Preferiblemente debe hacerse con incisiones que no comprometan los músculos del piso pélvico. 

 La episiotomía es una incisión que se realiza en el área del periné, comprendida entre la vagina y el ano, para aumentar la apertura vaginal durante el parto y así favorecer la salida del bebé.

Este corte, hecho con tijeras, y de tres a cuatro centímetros de longitud, se efectúa cuando el pequeño asoma la cabeza y el periné está muy delgado, es decir, durante la fase expulsiva del trabajo de parto.

Después del nacimiento del niño y la expulsión de la placenta, el médico efectúa la reparación quirúrgica del corte que se denomina episiorrafia. Se repara con anestesia local y con un material quirúrgico absorbible.

Su realización de forma rutinaria se planteó por primera vez en 1920 con el argumento de que reduce el estiramiento de las fibras musculares del piso pélvico –y, a largo plazo, evita los prolapsos genitales– disminuye posibles traumas en la cabeza del bebé y reduce el riesgo de desgarros severos.

 

¿En qué casos?Hace unos años, este corte se realizaba a todas las primigestantes (primer embarazo) y a las mujeres que requerían el uso de espátulas o fórceps para asistir el parto.

La episiotomía se ha convertido en una práctica rutinaria para algunos profesionales, aspecto frente al cual el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología advierte que no siempre es necesaria. Diversos estudios han llegado a la conclusión de que no debe ser de rutina, debe individualizarse y acudir a ella si existe una clara indicación.

A esto se llegó al comprobar que sí existen riesgos de problemas funcionales y estéticos vaginales posteriores a la realización de la episiotomía.

Algunos médicos sólo lo practican cuando existe justificación y prefieren acudir a maniobras para proteger el periné, como acercar el introito con los dedos (espacio que da lugar a la entrada de la vagina) o masajear el periné durante la segunda fase del parto, con el fin de dilatar los tejidos.

En caso de practicarla, se utilizan preferiblemente incisiones de relajación, es decir, cortes mucho más pequeños que solo comprometen la piel y la mucosa, sin lesionar los músculos del piso pélvico.

Hay profesionales que prefieren suturar una episiotomía y no un desgarro, si éste ocurre. Los desgarros de primer grado muchas veces no necesitan ser reparados; los de segundo, pueden suturarse con anestesia local, pero los de tercer grado, pueden comprometer el esfínter rectal o terminar en una incontinencia fecal.

 

¿Cómo cuidar la herida?En las primeras 12 horas es conveniente aplicar hielo sobre la episiorrafia (cicatriz) para evitar inflamación y un antiséptico después del baño, diariamente. El cuidado de las lesiones en el periné es básicamente el aseo genital, para prevenir posibles infecciones.

Si hay dolor progresivo, abultamiento, enrojecimiento, sangrado o la zona está caliente, es conveniente consultar de inmediato con el especialista, pues podría haber infección o un hematoma.

La herida de la episiotomía o de un desgarro vaginal tarda de dos a tres semanas en cicatrizar y cinco a seis semanas en recuperar su tono y así poder reanudar las relaciones sexuales. El porcentaje de episiotomías realizadas varía según el lugar donde se atiende el parto, la edad del profesional que lo asiste, las características físicas de la paciente y la necesidad del uso de espátulas o fórceps;  este porcentaje oscila entre el 30 y el 60 por ciento, mundialmente.

Cuando este corte se practica de manera selectiva y no rutinaria, el riesgo de trauma severo perineal es cercano al 45 por ciento.

 

Beneficios de hacerla y no hacerla

Es conveniente individualizar la decisión de efectuar esta incisión según las características de la paciente. Para terceros y cuartos partos, casi nunca se acude a ella.

Los aparentes beneficios de la episiotomía son: - Menor riesgo de desgarros vaginales de tercer y cuarto grado.- Menos tiempo del periodo expulsivo del trabajo de parto.- Se trata de un corte nítido y preciso, más sencillo de reparar que múltiples desgarros.- Podría prevenir descensos pélvicos en el futuro (caída de la vejiga o del útero).- Acelera el nacimiento del bebé.- Previene el desgarro.

Los aparentes beneficios de NO utilizarla son:- Su uso deliberado se asocia con mayores índices de daño perineal.- Se infecta más fácilmente.- Tarda más en cicatrizar.- El dolor es mayor.- Presenta incomodidad cuando se reinician las relaciones sexuales.- Disminuye el riesgo de sangrado, hematomas, asimetrías de genitales, desgarros del esfínter anal, infección, abertura espontánea  de la sutura, prolapsos genitales, incontinencia urinaria y fecal y disfunciones sexuales (dolor durante las relaciones o desgarros vaginales persistentes).

 

Asesoría: Catalina Cortés Supelano, ginecoobstetra de la Clínica de la mujer.

 

Por Andrea Linares G.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet