Síguenos en:

Las cirugías son una opción para recuperar la forma luego de dar a luz

Las cirugías son una opción para recuperar la forma luego de dar a luz

Expertos señalan qué tener en cuenta antes de tomar la decisión.

Las cirugías son una opción para recuperar la forma luego de dar a luz
Por: Aiskel Piña Urdaneta
18 de Julio de 2011
Comparte este artículo

Luego del embarazo, inseguridad, ansiedad, depresión, baja estima y deseos de volver al peso ideal controlan los sentimientos de muchas mujeres. Inmediatamente llegan los esfuerzos sobrehumanos para verse en forma nuevamente y con ellos, la decisión de someterse a cirugías estéticas.

Aunque la llegada del bebé llena a la mamá de felicidad plena, el no verse como antes le hace ser víctima de su propio rechazo. Pero el posparto no debe convertirse en una pesadilla. La prudencia es la clave para el disfrute pleno de ese sagrado proceso.

Para someterse a una cirugía plástica, es conveniente que la nueva mamá deje pasar un tiempo considerable, teniendo en cuenta que el organismo y las experiencias emocionales de la maternidad se comportan de manera diferente en cada persona.

La sicóloga y terapeuta alternativa Yohanna Ruiz explica que muchas mujeres desean visitar al cirujano plástico una vez culminada su etapa de parto; sin embargo, el momento indicado para someterse a una cirugía es dos meses después de terminada la lactancia. Antes, es conveniente realizar una valoración médica y sicológica para determinar si la mamá está preparada para la intervención.

Por su parte, Luisa Plata, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, manifiesta que lo ideal es esperar entre cinco y seis meses luego del parto. La mujer pasa nueve meses haciendo un cambio y expansión de los tejidos, los cuales requieren de este tiempo para restablecerse.

Dice que “es necesario esperar que la mamá pierda el peso ganado durante la gestación, que se redistribuya y elimine el líquido retenido. Una vez finalizado el proceso, es necesario evaluar si hay exceso de piel y flacidez”.
Muchas mujeres eliminan la piel sobrante y obtienen su anterior apariencia física utilizando fajas y haciendo dietas y ejercicios, asegura.

 

Antes y durante
Las intervenciones quirúrgicas estéticas pueden evitarse. Aunque la cantidad y calidad de fibras elásticas son variables importantes a la hora de ganar y perder peso, la alimentación también lo es. Mantener una dieta adecuada durante y después de la gestación es la clave para aumentar solo lo necesario.

Plata comenta en su libro Secretos de una Cirujana Plástica que es de suma importancia escoger el momento de embarazarse, tomando en cuenta el peso de la mujer. Si la futura mamá comienza el proceso de gestación con sobrepeso es muy probable que el porcentaje de grasa aumente luego.

Recuerda que lo recomendable durante un embarazo es aumentar nueve kilos, los cuales deben perderse con el nacimiento del bebé, extracción de la placenta y los líquidos retenidos.

“Muchas mujeres creen que al embarazarse pueden comer y engordar lo que quieran, pues luego del parto lograrán estar como antes”. La especialista no justifica aumentar 13, 17 o 20 kilos durante el embarazo. Si esto ocurre,  será muy difícil lograr el peso anterior con ejercicios y dieta. Es recomendable hacer pilates, yoga, natación y entrenamientos supervisados, si es posible, hasta los ocho meses.

 

Es necesario planificar
Someterse a una cirugía estética siempre implicará riesgos y malestar. La cirujana Luisa Plata recomienda que antes de hacerlo las mujeres deben tener clara la cantidad de hijos que quieren tener y el tiempo de diferencia entre un embarazo y otro.

En la medida en que se tengan gestaciones saludables el cuerpo sufrirá menos y la mujer podrá tener hasta tres embarazos sin que requiera cirugía plástica. Para la especialista es muy importante la planificación familiar antes de pensar en una operación. “Si una mujer desea reafirmarse los senos porque le quedaron caídos tras su primer embarazo y piensa tener un segundo hijo en dos o tres años, lo recomendable es esperar”.

Considera que un tiempo prudente para operarse y volver a gestar es de cinco a siete años; de otra manera, no vale la pena. Si la paciente desea hacerlo, consciente de que tendrá otro hijo en menos tiempo, por lo menos debe esperar un año. Esta regla se aplica para cualquier tipo de intervención.

Para poder hacer una cirugía estética es necesario haber terminado de lactar al menos quince días antes de la intervención. Otro factor importante es la carga emocional antes de cualquier cirugía. Esposo, padres y demás familiares deben manifestar apoyo y cercanía durante el proceso.

 

El apoyo familiar
El vínculo afectivo que se genera a través del contacto madre e hijo es la base para su desarrollo emocional y este se fortalece como consecuencia del contacto piel con piel y cuando se responde a todas sus necesidades básicas.

Explica la sicóloga Yohanna Ruiz, que cuando este contacto no se da hay muchas posibilidades de que el bebé se sienta molesto, se irrite con facilidad, no concilie el sueño y no quiera recibir alimento de otra persona.

Una vez que la madre decida someterse a una cirugía, la  experta sugiere mantener contacto continuo con el bebé: tocarlo, acariciarlo y hablarle.

Por otro lado, la intervención familiar también debe ser fundamental en el momento en el que la mamá va a somertese a una cirugía. Ella debe sentirse segura de que cuidarán de ella y atenderán al bebé.

 

Consejos y recomendaciones
Para minimizar las depresiones de la nueva mamá por causa de su apariencia física, la doctora Yohanna Ruiz aconseja:
• Aprender a reconocerse a sí misma, queriéndose y aceptándose tal y como es.
• Controlar los pensamientos de inseguridad e incompetencia haciendo las tareas cotidianas poco a poco y con apoyo.
• Aprovechar a las personas que tiene alrededor y expresar sus emociones.
• Tratar estados depresivos a través de técnicas de relajación y meditación.
• Buscar ayuda sicológica y asistir a
controles periódicos para fortalecer seguridad y autoestima.

 

* Especial para ABC del Bebé

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet