Síguenos en:

Medidas básicas para cuidar la episiotomía en los días posteriores al parto

Medidas básicas para cuidar la episiotomía en los días posteriores al parto

Durante la fase expulsiva del parto, llamada de esa forma porque es el momento en el que la madre expulsa al bebé y a la placenta, suele realizarse la episioto

Medidas básicas para cuidar la episiotomía en los días posteriores al parto
Por:
13 de Abril de 2009
Comparte este artículo

Durante la fase expulsiva del parto, llamada de esa forma porque es el momento en el que la madre expulsa al bebé y a la placenta, suele realizarse la episiotomía.

 

“Se trata de una incisión (corte) que se hace en la horquilla vulvar, con el objeto de prevenir desgarros perineales que se pueden producir durante el parto. Además, aumenta la apertura vaginal para favorecer la salida del bebé”, explica el ginecoobstetra Jaime Enrique Ruiz Sternberg.

La incisión, que se realiza con tijeras, generalmente tiene una longitud de aproximadamente tres o cuatro centímetros y aunque las mujeres se encuentran bajo los efectos de la analgesia que se les ha suministrado durante todo el trabajo de parto, de ser necesario, el anestesiólogo puede utilizar anestésicos que bloquean la sensibilidad de los nervios de adentro y  cerca de la vagina para evitar que haya más dolor.

Leopoldo Ferrer Záccaro, anestesiólogo intensivista del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá, comenta que su labor es estar presente durante el nacimiento del bebé y hacer parte activa del proceso, así que si él ve que el bebé es muy grande o se trata de una madre primeriza, aplica rápidamente anestesia local para que el corte no se sienta y no haya riesgos de lesiones en las estructuras vaginales ni en el recto.

Una vez el bebé ha nacido, la incisión es suturada (cerrada) por el mismo ginecoobstetra que atendió el parto. Ferrer añade que para este procedimiento, conocido como episiorrafia, es posible que se requiera de una nueva aplicación de anestesia local en el área.

 

Cuidados  Limpieza. El doctor Ruiz sostiene que al igual que cualquier herida quirúrgica, “esta se debe lavar con agua y jabón, este tipo de limpieza es más que suficiente. Sin embargo, algunas personas prefieren hacerla con jabones antisépticos o yodados; cuando estos se usan, hay que tener especial cuidado en que no queden restos, porque son agresivos con la piel y pueden producir quemaduras. Entonces, si se limpia el área con este tipo de antisépticos, se debe enjuagar muy bien”. Los primeros días se puede hacer el lavado dos veces al día. Después, es suficiente el baño matutino habitual.

 

 Cicatrización. El especialista añade que en algunas ocasiones se pueden usar algunas sustancias que ayudan a la cicatrización, como sprays antisépticos; pero, aclara, que estos no se usan rutinariamente, pues no son indispensables.

 

 Deposición. Al momento de ir al baño, la mujer debe tener cuidado de no contaminar el área de la episiotomía con materia fecal. Ahora bien, si por un descuido esto llegara a ocurrir, no hay que alarmarse, sino lavar la zona con agua y jabón.

 

 Dieta. Se recomienda que las mujeres adopten una dieta especial para evitar el estreñimiento. Es favorable el consumo de frutas, fibra y verduras. “Es necesario recurrir a laxantes, en los casos en los que la mujer tiene antecedentes de estreñimiento, aunque estos no se formulan frecuentemente para este periodo”, dice Ruiz.

 

 Ropa interior. Algunos mitos sugieren que es preferible que la mujer permanezca por algunas horas al día sin ropa interior, supuestamente con el fin de que la herida se oxigene. Sin embargo, Ruíiz aclara que esto es casi imposible, pues en los primeros días del puerperio (40 días posteriores al parto) hay un sangrado leve que impide que la mujer deje de usar ropa interior. De hecho, algunas tienen que usar pañal o toallas higiénicas de maternidad.

 

 Actividad física. Se recomienda que la mujer camine lenta y cuidadosamente después de haber dado a luz, no debe quedarse todo el tiempo acostada, pues así se previenen complicaciones, como la trombosis venosa.

Circula un mito según el cual la mujer que ha dado a luz debe caminar con las piernas un tanto separadas. Ruiz desmiente esta información y asegura que puede hacerlo normalmente.

 

La vida sexualDespués del parto, se recomienda que no se inicien las relaciones sexuales antes de 3 o 4 semanas, porque se puede abrir la herida, teniendo en cuenta que es posible que la cicatrización no haya ocurrido completamente.

En ese sentido, Alonso Acuña, especialista en sexología, señala que durante 40 días la mujer no debe tener relaciones sexuales con penetración. 

Luego de este tiempo, si sus condiciones de salud, disposición y deseo lo permiten, se puede reiniciar la actividad sexual o dar una espera hasta cuando estas condiciones se den. Aunque, si pasan más de tres meses y el deseo u otros aspectos no se presentan, es conveniente consultar al especialista.

El sexólogo agrega que “antes de reiniciar la actividad sexual es necesario que la mujer esté segura de que sus condiciones ginecológicas sean favorables, pues si para el parto fue necesaria la episiotomía, es indispensable la revisión y autorización en la consulta de ginecología de control.

Además, si la lubricación no es adecuada, es necesario revisar factores emocionales u hormonales”.

De igual manera, es fundamental examinar las condiciones ambientales, estas se deben propiciar pues “es frecuente que los recién nacidos hagan parte del lecho nupcial, lo cual representa un inconveniente para restablecer el ambiente erótico.

Aun así, en el posparto reciente, hay alternativas eróticas, como el sexo oral, la masturbación compartida o los juegos eróticos variados, que dependen de la creatividad de la pareja y a la cual deben dar curso sin demasiados misterios”, concluye Acuña.

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet