Síguenos en:

Trucos para recuperar el cuerpo, después de haber tenido un hijo

Trucos para recuperar el cuerpo, después de haber tenido un hijo

Al proceso natural se le pueden sumar ayudas extras. Consejos

Trucos para recuperar el cuerpo, después de haber tenido un hijo
Por: Redacción ABC del bebé
23 de Mayo de 2012
Comparte este artículo

Los cuatro primeros meses son clave para bajar de peso. La lactancia, la alimentación y el ejercicio son fundamentales a la hora de recuperar la figura tras dar a luz al primogénito. Si usted lo desea, también puede complementar estas actividades con tratamientos y cirugías que expertos sugieren y que aceleran los resultados. A continuación, algunas recomendaciones.

Lactancia y alimentación
Amamantar al bebé es uno de los mejores métodos para recuperar el peso ideal de la madre. Según Margarita María Crespo, ginecobstetra experta en lactancia materna, se debe a dos razones: lactar aumenta las contracciones del útero, lo que hace que este vuelva más rápido a su posición normal, ocasionando, igualmente, que el abdomen pierda volumen. Además, la producción de leche hace que exista un metabolismo acelerado, que genera un gasto de energía y mayor quema de calorías en la mamá.
Inicialmente, después del parto, se pierden entre cinco y siete kilos, que corresponden al bebé, el líquido amniótico, la placenta y el útero. Luego, disminuye la hinchazón de las piernas y las manos, y se reduce el tamaño del abdomen.
La nutricionista y dietista Luz Stella Hidalgo afirma que la sugerencia en esta etapa es tener paciencia. “No se van a perder varios kilos en una misma semana, sino que paulatinamente se disminuirá de peso y poco a poco la figura del cuerpo volverá a estar como era antes de la gestación”. Esto, siempre y cuando la mujer no haya subido más de 9 o 10 kilos durante el embarazo.
Lo importante es tener claro que no se deben hacer dietas por cuenta propia, pues se pueden comprometer la salud de la madre y la del bebé. Para evaluar el desarrollo nutricional luego del parto, es aconsejable asistir a un chequeo médico a las seis semanas después de dar a luz.
Allí, se realiza un control de peso para analizar si la madre está comiendo correctamente y, si es necesario, se establece un plan alimentario específico, que en la mayoría de los casos incluye, al día, dos o tres lácteos, tres frutas, dos verduras, tres harinas y carnes bajas en grasa (asadas o a la plancha).
Estos alimentos, además de beneficiar a la madre, aportan las vitaminas, el calcio, los minerales y nutrientes necesarios para el crecimiento y desarrollo del pequeño en esta etapa.

Actividad física
El tiempo indicado para comenzar con las rutinas deportivas tiene varias opiniones. Sin embargo, para cada caso, el médico de cabecera es quien tiene la última palabra.
Para la fisioterapeuta Ibeth Carvajal, por ejemplo, el momento adecuado para reiniciar la actividad deportiva depende del tipo de alumbramiento. “Si fue parto natural, a los 15 días, pero si se le practicó cesárea, la mamá debe esperar tres meses”.
Sin embargo, para Juan Manuel Sarmiento, médico del deporte, y para Alcídez Parada, entrenador personalizado de Hard Body, tras la cesárea la mujer puede empezar a hacer ejercicio físico y moderado dos meses después del parto. Además, puede iniciar con ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento muscular.
“Caminar, nadar, montar bicicleta, practicar yoga o pilates, hacen parte de la baraja de alternativas para quemar calorías. Tenga en cuenta que los saltos deben evitarse, porque sus órganos internos están en recuperación y necesitan volver a su estado natural, y el salto podría afectar este proceso”, afirma Parada.
Las zonas del cuerpo que más se afectan por los cambios suelen ser las caderas, los glúteos y las piernas, pero el entrenador Parada asegura que el mayor cuidado que se necesita tras el parto es el del abdomen.
“En ocasiones, esta piel suelta tanto que aparece el llamado ‘delantal’, y la cirugía podría ser la única opción. Por tanto, iniciar el ejercicio desde que el médico le dé carta abierta para hacerlo es el primer paso para la recuperación”, señala Parada.
El médico Sarmiento indica que esas actividades no solo buscan fortalecer el abdomen, también la columna lumbar, los músculos paravertebrales (los que están al lado de la columna vertebral) y los pectorales.
La rutina deportiva, preferiblemente, debe ser controlada por un experto, quien vigilará el movimiento de sus ejercicios y, además, le diseñará un plan perfecto para lograr su objetivo.
Para las mamás que llevaban una vida deportiva antes de la gestación, los expertos sugieren rutinas de cinco días a la semana. Para quienes comienzan  tras el parto, las recomiendan solo por tres días. Aconsejan que en ambos casos las madres inicien sus actividades con tiempos no mayores a 30 minutos e incrementarlos cada semana, para acondicionar mejor el cuerpo.
Recuerde que “los mejores meses para la recuperación del cuerpo son los primeros cuatro, porque durante ellos los cambios fisiológicos, hormonales y biológicos le favorecen para que todo vuelva a su posición”, enfatiza Parada.

Tratamientos estéticos
Antes de ingresar al quirófano es importante consultar a un especialista confiable, aprobado por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva (SCCP), ya que la idoneidad y experiencia del cirujano plástico le darán garantías del resultado. Stella Durán, Estética y Belleza, y los médicos cirujanos y estéticos Luis Pavajeau, Mauricio Linares, Jorge García Perduz y Daniel Martínez, plantean diferentes opciones estéticas.

Protocolo ‘lipot’: máquina que envía ondas de termorradiofrecuencia para liberar la grasa por vía natural. Al tiempo, reafirma la piel al evitar que quede suelta y flácida. Requiere de 5 a 8 sesiones, una vez por semana.
Ozonoterapia corporal: método que ayuda a moldear la figura al eliminar la grasa localizada. Oxigena la sangre, mejora la circulación, estimula el colágeno y elimina toxinas.
Abdominoplastia o lipectomía: es una de las opciones más atractivas para mujeres que quieren tener un vientre plano. Lo que hace el cirujano es retirar el exceso de piel y las estrías, para volver a poner los músculos del abdomen en su posición original y acentuar la cintura. Para realizarlo, es recomendable culminar el tiempo de lactancia para llegar en mejores condiciones a la intervención.
Liposucción vaser: es una técnica de liposucción que destruye la grasa sin dañar vasos sanguíneos, músculos ni tejidos, en áreas como espalda, cintura y abdomen. Son aptas todas las mujeres que deseen adelgazar o que busquen mejorar los resultados de una primera liposucción. La recuperación podría tardar de 48 a 72 horas. Las cicatrices se ocultan bajo la ropa interior.
Levantamiento de senos: procedimiento con el que se logra la reubicación de los senos, que se pierde con la lactancia. Se realiza con diferentes técnicas, que varían según la forma y el tamaño de los mismos, y el tipo de piel de la paciente. Se logra con o sin implantes, buscando un resultado armonioso con el contorno corporal.

¿Sirve la faja?
Aunque algunos la recomiendan a los 15 o 20 días de un parto vaginal (otros al tercer día), y un mes cuando se trate de cesárea, el ginecobstetra Carlos Díaz Támara opina que la faja después del parto ofrece es sensación de seguridad; un soporte para darles tono a los músculos y a la piel. “Hace más llevadero el puerperio, y qué tanto se recupere la tonicidad depende del estado físico de la mujer”, afirma. Por tanto, la faja servirá de soporte, mas no para perder peso ni tonificar el abdomen, “porque en la recuperación también influyen el estilo de vida que ha llevado, si sus músculos estaban tonificados antes del embarazo y si era activa o sedentaria”, explica el médico Díaz.

Tenga en cuenta
• Las condiciones que pueden contraindicar el ejercicio son las siguientes: que la mujer haya tenido infecciones en el posparto, sangrado o un desgarro en el aparato genital durante el parto.
• La madre que haya tenido a su hijo por cesárea, tendrá que esperar más tiempo para hacer ejercicio que aquella que haya experimentado un parto natural.
• Algunas mujeres, por el afán de perder peso, se exceden en su actividad. Por eso, en las primeras seis semanas de posparto no se debe hacer ejercicio cardiovascular por más de 15 o 20 minutos.
• Evite esfuerzos en los cuales se tenga que pujar (como levantar pesas).
• Es fundamental la buena hidratación y los adecuados hábitos de alimentación.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet