Síguenos en:

Técnica e higiene diaria le permitirán prepararse para lactar sin traumatismos

Técnica e higiene diaria le permitirán prepararse para lactar sin traumatismos

Consejos de los expertos para mantener unos senos limpios y sanos.

Técnica e higiene diaria le permitirán prepararse para lactar sin traumatismos
Por: Redacción ABC del bebé
02 de Agosto de 2011
Comparte este artículo

Tradicionalmente se les decía a las mamás que los pezones debían limpiarse con agua y, en lo posible, con algún tipo de jabón antes y después de lactar. Además, aplicar cremas a base de lanolina para evitar las grietas. Hoy no es necesario nada más que el baño diario, sin ningún tipo de producto, sumado a una buena técnica, debido a que en la areola se encuentran las glándulas de Montgomery, que secretan una sustancia que tiene un efecto lubricante que protege la areola y el pezón, explica Hernando Méndez, pediatra experto en lactancia materna.

Pero, ¿cuál es la posición correcta para lactar? Valeria Calderón, miembro de la Liga de la Leche, asegura que la boca del bebé debe coger no solo el pezón sino la areola completa. La madre puede poner un dedo en el mentón del pequeño para estimular que abra suficientemente la boca y así permitir que agarre de manera adecuada y completa. Además, recomienda poner el pecho del recién nacido contra el pecho de la madre para que la cabeza quede dirigida completamente hacia ella.

Es posible que durante los primeros días de lactancia la mamá sienta un dolor leve, pues los pezones son una zona muy sensible; sin embargo, la molestia debe desaparecer. Pero si es constante y se incrementa, “algo está mal”, señala el doctor Méndez. Esto es signo de que la posición no es la adecuada y que se debe corregir inmediatamente. “La mamá también puede presentar grietas si le dan chupo al niño, pues él se acostumbra a morder y hará lo mismo con el pezón en vez de succionar. Entonces la zona se inflama y se lastima”.

Es importante corregir lo que puede estar causando las lesiones, ya sea la mala posición (que el bebé solo tenga el pezón en la boca y no la areola) o el chupo. Además, se aconseja que al terminar de lactar la mamá se extraiga unas gotas de leche y las deje secar sobre el pezón. Esto actúa como un calmante y le ayuda a sanar rápidamente. No se recomiendan cremas, pues el bebé podría percibirlas y rechazar el seno.

Link: Liga de la Leche Internacional www.llli.org

En el trabajo
Existe un reflejo de eyección que se estimula solamente con que la mamá piense en el bebé o llame a casa y lo escuche llorar; entonces, inmediatamente los senos empezarán a gotear. En este caso se recomiendan los protectores mamarios o las coquitas que van dentro del brasier, para que la leche no manche la ropa. Los protectores deben cambiarse con frecuencia para evitar que se incuben bacterias y aparezca una infección. El pediatra Hernando Méndez asegura que con el uso higiénico de las coquitas se puede recoger la leche que allí se vaya depositando para luego dársela al bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet