Síguenos en:

Cuando llega más de un bebé

Cuando llega más de un bebé

Dos manos, dos brazos, todo el amor y la disposición no parecen suficientes a la hora de atender a los bebés de un embarazo múltiple.  

Cuando llega más de un bebé
Por: Redacción ABC del bebé
23 de Noviembre de 2011
Comparte este artículo

Dos manos, dos brazos, todo el amor y la disposición no parecen suficientes a la hora de atender a los bebés de un embarazo múltiple.

 

Para sortear con éxito los primeros días del nacimiento existen recomendaciones prácticas que con el tiempo los padres aprenden, pero hay otras de orden médico, que deben seguir al pie de la letra, con el fin de que la madre, principalmente, se prepare y se cuide físicamente para recibirlos desde que está embarazada. Así, después de dar a luz no tendrá ningún problema y podrá dedicarse de lleno a atender a sus pequeños.

Antes del parto

La ginecoobstetra Luz Ángela Uribe recomienda que la madre:

1.Se informe sobre los riesgos maternofetales, pues existen mayores peligros por tratarse de un embarazo múltiple. Por ello, es fundamental que tengan presentes cuáles son los síntomas de alarma, para que sepa cuándo deben hacer consultas extra con su médico tratante.

2. Incorpore una dieta hiperproteica, de aproximadamente 300 kilocalorías al día, consuma agua y mantenga un control estricto de su peso.

3. Asista a una valoración sicológica durante el embarazo, en caso de que se presenten problemas después de que ha dado a luz. Así, sabe que puede contar con la ayuda y la asesoría de un sicólogo que la oriente si tiene inconvenientes en el posparto, la lactancia y un eventual plan canguro.

4. Procure que durante todo su embarazo el ambiente en el que se desenvuelve (familia y trabajo, específicamente) se mantenga en buenas condiciones para que no le genere estrés ni angustia y esto pueda acelerar el parto.

5.Tenga un control prenatal estricto, mantenga una buena relación con su médico y reciba asesoría multidisciplinaria con nutricionista, sicólogo y perinatólogo.

6.Debe estar preparada para tener un parto pretérmino (antes de los nueve meses) y para que alguno de sus pequeños entre en plan canguro.

7.No se recomienda tener relaciones sexuales, pues, por tratarse de un embarazo de alto riesgo, pueden acelerar o estimular el trabajo de parto.

Desde la experiencia

María José Díaz, madre de los mellizos Martín y Samuel cuenta: “Tenía claro que el riesgo de parto prematuro era mayor por ser un embarazo múltiple. Sabía que por el bajo peso que los bebés tuvieran al nacer, debían pasar varios días en una unidad de cuidado intensivo neonatal. Tal vez, esto fue lo más difícil”.

Recuerda que buscó con suficiente tiempo de anticipación la ropa y todos los accesorios que acompañarían la llegada de los bebés.

A nivel práctico, los padres deben procurar encontrar desde antes del parto elementos creados precisamente para facilitar la crianza. No se recomienda esperar a que los bebés nazcan para ir de compras a una tienda de bebés, pues tienen nueve meses para planear y pensar cuál será la mejor manera de desenvolverse en su nuevo rol de padres.

Por ejemplo, María José recuerda que se imaginó la hora de la comida y, por ello, adquirió un esterilizador de teteros para microondas, que le resultó muy práctico, pues agilizaba la alimentación de los bebés.

“Esos días fueron muy difíciles porque pude llevarme a casa sólo a uno de los bebés y cuatro días después al otro. Así que la movilización para la alimentación hasta la clínica y luego a casa, en repetidas ocasiones en un mismo día, era extenuante. Posteriormente, con los dos al tiempo, debí seguir un horario estricto de alimentación (cada 3 horas), incluso en las noches tenía que despertarlos para evitar que les diera hipoglicemia. En ese momento, aprendí yo misma posiciones en las que podía amamantarlos a ambos a la vez, cómodamente, uno en cada seno, haciendo más rápido y práctico el proceso”, recuerda la madre de los mellizos.

Después de haber pasado por la experiencia de atender a Martín y Samuel, María José recomienda diferenciar todos los implementos de cada uno por colores, para que no tengan que compartir elementos personales. También asegura que desde muy temprano, en la gestación, compraba pañales cada vez que tenía la oportunidad de hacerlo, pues quería acumular suficientes y para ello hacía cálculos de gasto diario a futuro.

“Aconsejaría que desde el principio los padres sean conscientes de que no va a ser fácil, pero la satisfacción y la alegría compensan cualquier sacrificio o esfuerzo. Es bueno establecer una rutina; así, ellos se habitúan a las horas de sueño y alimentación. Además, los primeros días hay que esmerarse en proteger a los bebés de potenciales infecciones, evitarles el contacto con personas con gripa o enfermas, mantener un aseo muy estricto de manos y utensilios”, comenta María José.

Sobre los embarazos múltiples

¿Qué es un embarazo múltiple?

El embarazo múltiple es cuando en el útero de una mujer hay más de dos fetos que crecen en forma simultánea.

¿Cómo ocurre?

Cuando se realiza la fecundación de un óvulo con un espermatozoide, el cigoto o huevo se puede dividir en dos huevos, estos gemelos son monocigóticos; es decir, dos fetos idénticos con una sola placenta, dos cordones umbilicales y dos bolsas de líquido amniótico. También los dicigóticos se pueden originar con dos óvulos y dos espermatozoides, o sea, tienen dos placentas, dos cordones umbilicales y dos bolsas de líquido amniótico.

¿Cuál es la diferencia entre gemelos y mellizos?

Los monocigóticos están formados de un solo óvulo y espermatozoide, que forman el cigoto y este se divide en dos. Los niños son físicamente iguales, pueden tener el mismo sexo y el mismo Rh y además comparten las mismas características sicológicas y genéticas.
Los dicigóticos se originan de dos óvulos y dos espermatozoides. Físicamente son diferentes, pueden tener diferente sexo y su carga genética es diferente.

*Con la asesoría de la ginecoobstetra Luz Ángela Uribe.

Trabajo en equipo

El padre de los bebés también juega un papel esencial durante estos primeros días. “Él es el complemento ideal desde el principio —agrega María José—. Debe cumplir tareas, pues así se disminuye el cansancio de la madre, ella puede dormir, se hace más tolerable la recuperación del parto y él crea vínculos más estrechos con los pequeños. Es muy importante involucrar también a las abuelas, ellas son una ayuda invaluable y además se sienten felices de hacerlo”.

La doctora Uribe reafirma que la madre no podrá hacerse cargo de ambos sola y de manera eficiente; por ello, es fundamental la participación del padre en forma constante.

“Inclusive en los programas del plan canguro, se recomienda que en la noche los papás carguen al recién nacido en su tórax, ya que los hombres tienen mayor superficie corporal y trasmiten más calor”, explica la ginecoobstetra.

No existen especificaciones ni manuales de instrucciones para saber cómo atender a varios bebés al mismo tiempo, pero la principal recomendación que les podemos dar es que piensen en el futuro y se proyecten en el momento en que deban hacerlo, y de esa manera sabrán cuál será la mejor manera de proceder.

Los padres deben tratar de pensar e imaginar lo que necesitarán cuando lleguen los pequeños.

Melissa Serrato

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet