Síguenos en:

Dolencias propias del embarazo

Dolencias propias del embarazo

El ejercicio, la higiene postural y los cambios en la dieta diaria son muy útiles a la hora de aliviar las molestias que experimentan las gestantes en estos nu

Dolencias propias del embarazo
Por:
05 de Febrero de 2008
Comparte este artículo

El ejercicio, la higiene postural y los cambios en la dieta diaria son muy útiles a la hora de aliviar las molestias que experimentan las gestantes en estos nueve meses.

Náuseas, dolor de espalda, hinchazón, calambres, agrieras y ganas frecuentes de ir al baño son molestias propias del embarazo que se presentan en diferentes etapas del mismo y que se convierten en la ‘pesadilla’ de algunas gestantes.

Estos síntomas pueden controlarse con medidas prácticas; eso sí, orientadas por un especialista.

Aunque algunos síntomas suelen ser comunes, es importante valorar su intensidad y frecuencia: todo aquello que se presente de manera persistente y genere dolor no es normal en ningún trimestre.

Un sondeo sobre el tema realizado en la página de Internet de ABC del bebé revela que las náuseas son el malestar más incómodo del embarazo (36 por ciento), seguido del vómito (23 por ciento), las visitas continuas al baño (17 por ciento), el dolor de espalda (14 por ciento) y el fastidio por ciertos olores (9 por ciento). Participaron 772 personas a través de nuestro portal.

Es importante anotar que el dolor abdominal leve, referido por muchas gestantes como un síntoma en las primeras semanas de embarazo, también puede ser normal. Sin embargo, nunca debe percibirse como un cólico fuerte. Es mejor consultar.

Náuseas y vómito

Se presentan desde la sexta semana de embarazo y pueden continuar hasta la semana 14. Según la ginecoobstetra Catalina Cortés, estos malestares suelen ser matutinos y se relacionan con niveles elevados de la hormona gonadotropina coriónica. “Nunca es normal que estos síntomas inhiban por completo el apetito de la gestante hasta el punto de que no tolere la vía oral y se deshidrate”, afirma el ginecoobstetra Hernán Araméndiz.

La nutricionista Claudia Angarita ofrece los siguientes consejos a las gestantes:

- Al levantarse, consumir una galleta de soda. - Realizar comidas pequeñas y frecuentes en el día. - Evitar los olores fuertes durante la cocción de los alimentos, así como alimentos con mucha grasa.- No consumir en una sola comida muchas harinas, especialmente papa, yuca, pan o pasta.

Molestias y dolores

A muchas se les hinchan los pies y las manos. Según la ginecoobstetra Catalina Cortés, las causas son : el efecto compresivo que ejerce el útero sobre el drenaje linfático y venoso de los miembros inferiores y el aumento de los niveles hormonales, lo cual hace que el riñón retenga más sodio y agua, produciendo hinchazón.

Los calambres, por su parte, parecen relacionarse con la carga extra que deben soportar los miembros inferiores producto del aumento de peso, así como por alteraciones del calcio y el potasio.

La fisioterapeuta Andrea Espinosa aconseja:* Llevar la punta del pie hacia arriba (realizar tres series de 10 repeticiones) y llevar la mano hacia arriba (igualmente en tres series de 10 repeticiones).* Realizar ejercicios de relajación, estiramiento, elevación de pies y dieta rica en calcio y potasio (leche, banano, zanahoria, fresa, etc..)

Dolor de espalda

El aumento del tamaño del útero afecta la curvatura de la columna y su posición habitual. En la medida en la que el peso extra traslada el centro de gravedad hacia delante, los músculos de la columna aumentan su trabajo para tratar de compensar el esfuerzo y la carga adicionales.

Este efecto compensador produce espasmo muscular y desencadena dolor en la zona lumbar. Las fajas de maternidad y las medias antiembólicas pueden ser de utilidad.El médico fisiatra Carlos Francisco Fernández, asesor médico de Casa Editorial EL TIEMPO, recomienda:

- Hacer ejercicio diariamente.- Mantener un equilibrio entre los músculos de la parte anterior (abdominales) y posterior (de la espalda) para el sostenimiento.- Permanecer en el peso ideal, según la evolución del embarazo. - Dormir en una cama dura. - Evitar levantar cargas contra resistencia. Cuando la gestante lo hace, debe doblar las rodillas, mantener la espalda recta y pegar la carga al cuerpo.- Trabajar en sillas ergonómicas.

Agrieras

En el primer trimestre, la hormona del embarazo (beta-HCG) aumenta de manera considerable y produce un efecto en el sistema digestivo que se traduce en una disminución del vaciamiento gástrico y pirosis (ardor estomacal, reflujo y sensación amarga en la boca). Alrededor de la semana 20, el tamaño del útero ejerce presión sobre la cámara gástrica y el intestino. La nutricionista Claudia Angarita recomienda:- Comer seis veces al día y en cantidades moderadas.- No mezclar sólidos con líquidos; así evita el reflujo. - Evitar las temperaturas extremas en las comidas. - En lo posible, no consumir alimentos ácidos antes del desayuno. Tampoco, comidas con mucho picante o muy condimentadas.- No espaciar demasiado su alimentación, es decir, no deben pasar más de tres horas sin probar alimento.

Visitas al baño

El aumento del tamaño del útero, el cual está en relación anatómica directa con la vejiga, genera compresión sobre este órgano, alterando su capacidad de retención de orina, lo cual se traduce en un aumento de la frecuencia urinaria.

Por otra parte, la disminución del peristaltismo (movimiento) de los uréteres, producto de la influencia de la progesterona, aumenta el riesgo de una infección urinaria.

La madre debe orinar siempre que sienta ganas o cada dos horas si es posible, no reducir el aporte de líquidos y realizarse parciales de orina cada trimestre en busca de infecciones asintomáticas, afirma el ginecoobstetra Hernán Araméndiz.

La gestante debe prestar atención a las características de su orina: si se torna turbia, toma un color oscuro, tiene sangre, huele mal o hay ardor al momento de orinar, puede tratarse de infección.

Andrea Linares Gómez

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet