Síguenos en:

Semana 5 a 10: comienza el milagro de la vida

Semana 5 a 10: comienza el milagro de la vida

Nada más asombroso que la concepción, pues aunque la ciencia lo documenta, tiene un componente emocional aún indescriptible.

Semana 5 a 10: comienza el milagro de la vida
Por: ABCdelbebe.com
15 de Mayo de 2017
Comparte este artículo

Entender los cambios que se producen desde el mismo momento de la concepción es algo que nos reta y lo seguirá haciendo, pese a todo lo que la ciencia y la tecnología ha hecho posible, como describir paso a paso la formación del ser desde su vida embrionaria; pasando por la posibilidad de operar y corregir aquello que no está bien, aun estando en el vientre, o la oportunidad de ver a tu bebé dentro de ti, con una nitidez casi fotográfica.

De tal manera, saber cómo, en qué momento, de qué manera, y calcular que todo se esté dando acorde con la línea natural de la vida humana, es toda una aventura y encierra una emoción que solo la madre y, en distinta forma el padre, pueden sentir.

Por ello, queremos que sigas, tal y como lo explican los expertos y la ciencia, el desarrollo de tu gestación semana a semana para que conozcas lo que pasa, tanto contigo como con tú bebé, en torno al crecimiento, salud y bienestar de ambos. Acá te hablaremos de los primeros cuatro meses de tu embarazo.

Amplía tu información: Las primeras cuatro semanas del bebé

Universo celular en movimiento

En esta primera etapa de tu embarazo hablaremos de las semanas a partir del momento en que acudes con tu médico, que seguramente, estarás entre la 5 y 7 semana de gestación.

De todas las sensaciones posibles que pueden decirte que estás embarazada, muy seguramente, la que atenderás y no pasarás inadvertida es que, para la fecha esperada, la menstruación no llegue… solo ahí, si has tenido relaciones, pensarás que puedes estar esperando un bebé e irás al ginecólogo.

Cuando consultes te harán una prueba de embarazo y de ser positiva, con la fecha de tu último periodo, se calculará el tiempo que tienes de gestación, que por lo general, es de 5 a 7 semanas y ahora sí, podrás decir que estás en embarazo.

Calcula tus semanas: Embarazo, ¿cómo hacer bien las cuentas?

En las primeras horas de la concepción, tras la fecundación del óvulo, la mórula, como llamaremos al primer paso del desarrollo embrionario, llega a la cavidad uterina. Allí pasa cuatro días, creciendo hasta pegarse a la pared del útero.

Hacia la quinta semana del embarazo, su corazón estará latiendo con un promedio de 150 pulsaciones por minuto, bombeando sangre. Por ahora no hablaremos de feto, así que, a la vida apenas en proceso de formación, la llamaremos embrión.

Así te sientes tú

Puede que, especialmente en las mañanas, tengas náuseas y estés ligeramente cansada, pero todos los embarazos se presentan distintos. En lo que al estado de ánimo se refiere, es posible que te sientas ligeramente inestable (como en un síndrome premenstrual, con cambios repentinos de humor), pero es bueno que te prepares, pues a veces, y a medida que tu gestación avanza, te irás sintiendo como en una ‘montaña rusa de emociones’, a veces eufórica y otras ocasiones, muy triste…

Por otra parte, tus senos se pondrán muy sensibles, tendrás dolores de cabeza ocasionales y el flujo vaginal puede aumentar y ser más blanquecino.

Tu bebé va creciendo

Ya sobre la semana 7, aproximadamente, el embrión empieza a cambiar de forma y tendrá una parte gruesa y otra en punta. Allí se diferencian tres grupos de células: unas formarán el esqueleto y los músculos, otras irán a los tejidos de los órganos internos, y las demás crearán los nervios, la piel y el cerebro. La parte de la cabeza se pondrá más redonda y grande en proporción con el resto del cuerpo.

La espina dorsal también tomará forma y de ella se irán extendiendo los nervios.Igualmente, ya se vislumbran dos puntos negros que al desarrollarse serán sus ojos, y existe un bosquejo de nariz y unas líneas que se transformarán en los oídos.

Así mismo, surgen unos prematuros brazos y, cuatro días después, las piernas. Este momento es clave, pues aparecen, de forma prematura, los riñones, el hígado, los intestinos, los pulmones y los órganos sexuales internos y, sobre la octava semana aparecerán las láminas que darán origen a los dientes.

Todo está cambiando en ti

Lo que empezaste a sentir el mes pasado puede intensificarse, porque cambias metabólicamente y generas, entre otras, descargas de hormona progesterona, que son la causa de las náuseas y los vómitos, y que si se han presentado ya, se extenderán hasta el tercer mes aproximadamente.

También, el sueño y el cansancio serán más marcados. Es importante que en esta etapa te cuides de realizar tareas de gran esfuerzo como levantar cosas pesadas o realizar ejercicios peligrosos, pues el primer trimestre es el de mayor cuidado en el embarazo, ya que se ha anidado el embrión y necesitas de un máximo de cuidado.

Una nueva etapa se inicia

Termina la etapa embrionaria y ahora a esta vida en formación le diremos feto. Para verificar que todo va conforme a lo esperado, entre la semana 8 a 12, te harán una ecografía trasvaginal para ver el desarrollo de tu hijo; las demás ecografías serán abdominales.

En la semana 9, tu bebé ya tendrá boca y será normal que trague líquido amniótico, que luego expulsará por la orina. Igualmente, aparecen los párpados cubriendo los prematuros ojos, aun sin abrir.

El feto respira a través del cordón umbilical, de donde toma el oxígeno y la sangre rica en nutrientes. Ahora, el diminuto cuerpo se cubrirá de lanugo, un vello fino que lo protegerá por un tiempo.

En sus bracitos, aún sin huesos, brotan los codos y luego las muñecas; en las manos palmípedas surgen diminutas protuberancias, que más adelante serán los dedos. Lo mismo ocurre en las piernas y los pies.

Se completan el corazón, bazo, páncreas e hígado. En los niños se inicia la formación del pene y los testículos, y de la vagina, el útero y los ovarios, en las niñas. Tu pequeño se mueve, pero seguramente tú aun no lo notas, y puede que se ría o frunza el ceño.

Sensaciones y cambios de mamá

Tu útero está creciendo, es posible que tenga unos 5 centímetros, y que necesites cambiar tu ropero, pues las prendas ya te están quedando ajustadas. También empezarás a subir de peso, entre 1 kilo y kilo y medio mensual, y estarás más sensible e irascible. Puede que te molesten algunos olores y presentes rechazo o gusto por algunas comidas que antes te eran indiferentes.

Es común que aparezcan el estreñimiento y la flatulencia. Para ello debes aumentar la ingesta diaria de fibra, lo cual te facilitará el tránsito intestinal. Es muy importante que no practiques deportes que impliquen choques, cambios bruscos de presión o caídas. Además, no vayas a zonas en las que exista riesgo de contagio de virus como  el zika, dengue o cualquier otra enfermedad endémica.

La máquina se activa

Llegas al cuarto mes, ya existe un desarrollo cerebral importante en tu pequeño y las conexiones neuronales son cada vez más precisas.El feto ya está formado y lo que se espera es que empiece a perfeccionarse y a crecer, así como a madurar sus órganos.

Bajo la piel se forman los bulbos pilosos que se convertirán en pelo. Ya tiene deditos y pies, aunque no están definidas del todo las extremidades. Su pequeño corazón bombea hasta 24 litros de sangre al día y ya puede oír ciertos sonidos del exterior, hasta puede que se sobresalte con ellos.

Su esqueleto, en este momento, tiene todos los huesos en su sitio, aunque son de cartílagos diminutos, y sus células óseas recogen calcio, fósforo y otros minerales de la sangre, para ir aumentando en densidad y tamaño. Finalizando este cuarto mes estará midiendo unos 10 cm de largo y tendrá un peso de 100 g.

La consulta médica, crucial: Controles prenatales, la cita a la que no puedes faltar

Dos vidas ya inseparables

Ya deben empezar a desaparecer las náuseas y los vómitos, al igual que las ganas de orinar comenzarán a disminuir, pero las encías se ponen sensibles y suelen sangrar  al cepillarte, debido al aumento del flujo sanguíneo, pues son dos corazones latiendo y trabajando en un mismo cuerpo.

Los pezones se pondrán más oscuros y se notarán las venas en tus senos. Tu barriga comienza a crecer, de forma notoria, mientras que las caderas se van ensanchando. En este punto tu médico te pedirá algunas pruebas para verificar que el bebé y tú están bien, y que los niveles vitales están dentro  de su rango. Ahora, puede que aparezca un dolor de espalda por el aumento de peso del vientre.

Conoce nuestro calendario de embarazo aquí

 

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

  • Esquema de vacunación

    dummySlider

    ¿Quieres consultar qué vacunas necesita tu hijo? Con esta herramienta puedes saber cuáles son, cuándo se deben aplicar y contra qué enfermedades lo protegen.