Síguenos en:

Diez consejos para seleccionar el pediatra de su hijo

Diez consejos para seleccionar el pediatra de su hijo

Expertos sugieren elegirlo antes del nacimiento del bebé.

Diez consejos para seleccionar el pediatra de su hijo
Por: Mónica Toro
15 de Mayo de 2012
Comparte este artículo

Aunque muchos adultos pueden buscar al médico de sus hijos por su edad, género o estado anímico, los expertos Álvaro Jácome, Gilberto Acuña y Eduardo Álvarez sugieren tener en cuenta otras características más relevantes.
1. Es ideal buscarlo y escogerlo desde antes del nacimiento del bebé, para que haya una historia clínica previa. De esa manera, si él considera que es necesario practicar algunos exámenes antes de la fecha probable del parto, lo podrá hacer con tiempo suficiente. Otro beneficio de escogerlo con anterioridad al nacimiento es precisamente que él puede estar presente en el parto para atender desde el primer momento al bebé.
2. Se recomienda que los padres visiten a varios pediatras antes de decidirse por uno. Esa primera cita es decisiva, en la medida en que los padres podrán determinar qué tanta confianza les genera el especialista, de acuerdo con la charla que sostengan a propósito de temas como lactancia, estimulación, vacunas, crianza, etc.
3. Si se trata del primer hijo y no saben a quién acudir, pueden pedir recomendaciones y referencias a sus familiares, a amigos y allegados que ya tengan experiencia en el tema. Otra opción es preguntarle al ginecobstetra a quién les sugiere.
4. Los padres pueden preguntar al especialista qué disponibilidad general suele tener para la asignación de citas periódicas y cuánto tiempo dedica a cada una de ellas.
5. Indague si podrá localizarlo los fines de semana o en horarios diferentes a los del consultorio, para verificar si puede acudir a él  antes de presentarse al servicio de urgencias, en caso de que el pequeño se enferme.
6. Prefiera a los que le generen empatía. Tenga en cuenta cómo es el proceso de comunicación que se da en la entrevista, la calidez de la atención, la calidad de la información, la satisfacción en la respuesta ante el problema que se plantea en la consulta y, obviamente, los resultados del todo.
7. Tenga presente qué tan actualizado está su pediatra. Sus buenas bases del conocimiento las utilizará para la asesoría en el cuidado y desarrollo de su hijo. Que sea calificado y, preferiblemente, que pertenezca a la Sociedad Colombiana de Pediatría.
8. Que siempre responda a las inquietudes de una manera sencilla, y que no se altere cuando se le pregunte algo que, a la luz de él, parezca fácil de responder.
9. Que su consultorio sea limpio e higiénico.   
10. Tenga en cuenta que ese deberá ser el pediatra del niño por un largo periodo de tiempo, pues es recomendable no cambiarlo después de que ha empezado a tratar al pequeño.
Tenga en cuenta
Según Gilberto Acuña, pediatra especialista en educación y asesoramiento familiar, los especialistas esperan de los padres la comprensión y la comunicación. “La primera va de la mano con que confíen y crean que lo que el médico les indica es lo que deben hacer, porque esto permitirá llegar a un feliz término de la solución de un problema. La segunda, que siempre quede claro entre las dos partes (médico y padres) la asesoría dada; es decir, que nunca traguen entero, que siempre indaguen”.
Por otra parte, el experto le sugiere a la madre, sobre todo a aquellas primerizas, que nunca se alarmen o avergüencen por sus angustias, temores o preguntas.
“La actitud comprensiva debe empezar por el médico, y es él quien debe calmar a los padres y explicarles debidamente lo que ellos necesiten”.
¿Cada cuánto visitarlo?
El pediatra Carlos Cortázar asegura que, en el momento del nacimiento del bebé y dependiendo el estado de salud con que llegue, el pediatra le informará a la madre cuándo es el momento oportuno para visitarlo.
“En algunos casos se hace necesario que el bebé vaya al pediatra a los 2 o 3 días de nacido; por ejemplo, cuando tiene factores de riesgo. De lo contrario, a los 15 o 20 días sería su primera consulta, que es el momento en que está adaptado”, explica Cortázar.
Por tanto, el experto asegura que lo importante es que la mamá pregunte cuáles son las señales de alarma por las cuales consultar al médico.
Las visitas al pediatra, según el experto Cortázar, deben ser obligatorias el primer, segundo, cuarto, sexto, noveno y decimosegundo mes. Después, a los 15, 18 y 24 meses. Hasta los 5 años, cada seis meses y, después, una vez al año.
“Si existen circunstancias que merezcan algún seguimiento, tanto los padres como el médico de cabecera tendrán otras citas programadas”.
 


 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet