Síguenos en:

Papá y ginecólogo, una relación muy íntima

Papá y ginecólogo, una relación muy íntima

En el embarazo es fundamental la empatía del padre con el especialista.

Papá y ginecólogo, una relación muy íntima
Por: Margarita Barrero
25 de Abril de 2012
Comparte este artículo

Se habla mucho de la relación de los ginecobstetras con las embarazadas, pero poco de lo que significan esas consultas para los papás. El tema viene a la mesa con el concepto de la nueva paternidad: que el hombre tiene una activa participación durante los nueve meses de gestación, sobre todo, porque le brinda acompañamiento a la madre. Sin embargo, estas citas con el especialista se pueden volver una tortura para algunos padres.
Para que funcionen, la comunicación del médico con los embarazados debe ser fluida desde el comienzo. Y para lograrlo, la empatía que la pareja sienta por el ginecólogo es fundamental. Esto es lo primero que se debe tener en cuenta antes de iniciar una relación con el especialista: “No solo deben ser afines en su forma de ser,  sino que la pareja debe confiar en las capacidades científicas y técnicas de quien atenderá el parto. Si desde el comienzo el papá no se siente cómodo, será una mala relación y la solución puede ser cambiar de especialista”, afirma el ginecobsetetra Juan Carlos Ramírez.
Así como los padres deben depositar su confianza en el médico, los especialistas deben aceptar el papel que juega el padre dentro del embarazo: “El cambio social en la percepción del rol del papá durante la gestación no se ha dado de manera homogénea, pero es un hecho que ahora el papá entiende su responsabilidad desde que su hijo está en el vientre, aunque todavía hay médicos de la vieja guardia que no le hablan porque creen que no le interesa lo que le está pasando a su esposa”, asegura la psiquiatra Kerly Jiménez.
El papá era ignorado porque culturalmente era visto como un proveedor y se suponía que no estaba interesado en el embarazo ni en la crianza. Sin embargo, eso ha ido cambiando. Hoy en día, lo ideal es que una mujer no viva sola su gestación, según la psiquiatra Jiménez. La asistencia a las consultas debe ser idealmente en pareja, de esta manera los dos entienden cosas elementales como por qué ocurre el vómito, cuándo acudir a emergencias y qué se muestra en las ecografías.
Las pacientes llegan a consulta con muchas dudas y la obligación del ginecobstetra es responderlas, pero suele ocurrir que la mujer está tan angustiada que no entiende bien la información; este problema de “teléfono roto” disminuye cuando el hombre también escucha las recomendaciones: “Normalmente, él está más atento y luego servirá como apoyo para el especialista, porque recordará con claridad qué debe hacer su esposa ante determinadas situaciones y se lo transmitirá a ella. Además, es bueno hablar con los hombres tanto de los temas médicos como de los administrativos,que son importantes a la hora del parto, como: dónde va a ser y cómo será”, afirma el ginecostetra.
El rol del padre durante las consultas, en las que se explican los riesgos y los cuidados, se vuelve protagónico en la medida en que sea un apoyo para el médico. “Es importante si el hombre ayuda a manejar la dieta de la paciente o si pasa tiempo suficiente con ella  cuando se siente limitada su actividad física”, afirma.
Una buena consulta se reconoce porque el ginecobstetra direcciona la información a la pareja, sin darle más importancia al papá o a la mamá, sino que trata a ambos por igual.
También es adecuado aclarar que la presencia del esposo no se puede comparar con la de otro familiar: “A la consulta pueden entrar la paciente y el esposo, pero no puede convertirse en una rueda de prensa. Hay ciertas cosas de la actividad sexual que es incomodo hablar con la mamá y la hermanita, es una conversación privada entre médico y la pareja”, comenta el ginecobstetra.
Papá en consulta
Así como algunos padres demuestran su interés en la gestación, escuchan y preguntan; existen otros que parecen no estar interesados en la explicación de los especialistas: “Hay que tener claro que la relación con el papá es la de médico-paciente, así que uno trata de explicar con idoneidad, esperando receptividad, pero sin obligarlo a que ponga atención. A veces pareciera que muchos no están en consulta porque se la pasan chateando en el Blackberry en plena consulta. Lo ideal es que si van a acompañar a su esposa, escuchen al especialista”, dice el ginecobstetra Ramírez.
Existen otros que desconfían del médico de su esposa o que refutan lo que el especialista les dice. Este, desde luego, no es un escenario ideal: “El ginecólogo tiene un saber, es médico; sabe cómo se desarrolla el bebé, conoce los riesgos y qué le conviene tanto a la embarazada como al bebé desde el punto de vista físico y emocional, así que los padres deben entender eso”, dice la médico siquiatra.
“A veces, el esposo lo llama a uno todo el tiempo en el embarazo y transmite la información de ella, se apersona tanto que bloquea lo que dice la paciente. No se le puede quitar la oportunidad a la embarazada de hablar con su médico”, comenta el ginecobstetra.
También hay hombres que son muy ansiosos y que no quieren ni entrar al parto o ver a su pareja con contracciones: “Este tipo de acompañantes son muy poco útiles”, afirma el especialista.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
hangtian
Hace 3 años
www.coachoutletonlinemt.org/ coach outlet coach outlet online coach factory outlet online www.louisvuittonhandbagsoutlete.net/ Louis Vuitton Handbags Outlet Louis Vuitton Handbags Louis Vuitton Purses www.getcoachfactorysoutlet.org/ Coach Factory Outlet Coach Factory Coach Factory Online www.gotocoachoutlett.net/ coach outlet Online www.louisvuittonoutletmake.com louis vuitton outlet
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet