Síguenos en:

Cómo tener un embarazo feliz

Cómo tener un embarazo feliz

Para que esta etapa tan añorada de tu vida transcurra como lo has deseado, es importante prestarles atención a las recomendaciones de los expertos y seguirlas.

Cómo tener un embarazo feliz
Por: María del Mar Quintana C.
26 de Diciembre de 2016
Comparte este artículo

 

Mamá y papá, la decisión de traer un hijo al mundo conlleva una gran responsabilidad, y también una serie de prácticas que pueden ayudarlos a que todo salga bien y a que, definitivamente, se lleven el mejor recuerdo de esta importante etapa de sus vidas.

“Es importante tener en cuenta que cuando un embarazo no es feliz puede repercutir en el desarrollo del niño en el vientre y luego de nacer (...) Tienden a ser niños retraídos, introvertidos y les es más difícil adaptarse a los ambientes”, asegura Sandra Estrada, psicóloga de la Universidad Santo Tomás.

Para la experta, hay que estar atentos a los estados de ánimo de la madre, pues todas esas emociones por las que pasa se transmiten al bebé. Por ello, el rol del padre y del resto de familiares se vuelve crucial para ayudar a la madre a mantenerse en armonía y tranquilidad, y de esta manera ayudar al desarrollo de niños alegres.

“Esto quiere decir que esté rodeada de amor y que se generen todas las condiciones necesarias para que mamá y bebé estén felices”, finaliza la psicóloga.

Sin embargo, Carlos Newball, médico asesor de Bayer, asegura que la felicidad en el embarazo va más allá de mantener a la madre feliz, pues existen ciertas condiciones y pautas que blindan su embarazo y lo ayudan a desarrollarse de forma más responsable y segura. Para él, estas son:

1. Un embarazo deseado

La gestación es un estado muy deseado por muchas mujeres, especialmente aquellas que nacieron con la vocación de ser madres. Para que este curse antes, durante y después de la mejor manera, es ideal que sea planeado. En lo posible, tanto mamá como papá deben decidir si quieren ser padres y evaluar las condiciones económicas y emocionales en las que se encuentran.

En ese momento de la vida hay mucho por planear, como el tiempo para dedicarle al pequeño que llega, la educación e incluso pensar si están listos para ser padres.

2. Asiste a los controles médicos

Lo ideal es que mamá y papá asistan a donde su médico para empezar a hacerse chequeos y de esta manera corroborar que están en las mejores condiciones físicas y emocionales para traer un bebé al mundo. Esto incluye visitar al odontólogo, para que este haga una revisión completa de la cavidad dental de la madre y se puedan evitar complicaciones durante el embarazo, pues esta es una de las áreas que más se afectan en esta etapa.

La asistencia donde el médico antes de embarazarse, no solo brindará seguridad a la madre de que ella y su bebé estarán bien, lo cual hace parte de su felicidad, sino que ayudará al médico a detectar cualquier problema que afecte la salud de mamá y bebé.

También debe aprovecharse esta visita al médico, para hacer todo tipo de preguntas sobre la maternidad y la paternidad que se tenga, inclusive, para resolver dudas sobre el sexo en esta etapa y los cambios en la mujer que podrían afectar la vida en pareja.

3. Una dieta sana y balanceada

Ya tomada la decisión de ser padres y teniendo los exámenes y chequeos en orden, es indispensable que la madre tenga una buena alimentación, en la que haya consciencia de que se debe comer para dos y no por dos. Esto incluye una dieta rica en vitaminas y proteínas, supliendo también todas las necesidades energéticas que la madre requiere y que además necesitará su bebé para desarrollarse.

La madre debe saber que todo lo que come será la base para una lactancia efectiva y un buen desarrollo de su pequeño y que, para ello, es indispensable incluir en su menú frutas, verduras, hortalizas, legumbres, granos, porciones de carne y lácteos, que por supuesto el organismo tolere.

La madre no debe angustiarse por cambiar de manera drástica su alimentación, pero sí consultar con su médico cómo diseñar una dieta balanceada que vaya de acuerdo con sus gustos y la tolerabilidad que la madre tenga a ciertos alimentos. Además, debe recordar que los antojos son permitidos, siempre y cuando se manejen con moderación.

4. Toma todos tus suplementos

Si bien una dieta balanceada es, en gran medida, lo que mantendrá en buen estado de salud tu embarazo, la toma de suplementos ayuda a que no se desarrollen ciertas complicaciones y enfermedades en la madre y el bebé, además de ayudar a suplir cierta falta de algunas vitaminas y minerales que el cuerpo pueda necesitar durante esta etapa. Esto, con la formulación por parte del profesional y la periodicidad que él indique.

5. Haz ejercicio y relaja tu mente

Esta recomendación es muy importante, pues hay muchas madres que piensan que si hacen actividad física durante el embarazo podrían afectar el nacimiento del bebé; por el contrario, el ejercicio ayuda a preparar al cuerpo para el momento del parto, a mantener a la madre más saludable y a fortalecer la musculatura pélvica.

Por otro lado, es recomendable practicar yoga, pilates u otras disciplinas que ayuden a la madre a encontrar tranquilidad diaria.

Lo ideal es que no se hagan ejercicios que sean demasiado violentos que impliquen riesgo de caídas, golpes o traumas severos.

6. Asistan al curso psicoprofiláctico

La participación y asistencia de la madre y su pareja son fundamentales para aprender muchas cosas sobre embarazo, parto y lactancia que se enseñan en estos cursos. Además, estos cursos ayudan a preparar a la madre no solo en el aspecto físico que conlleva el embarazo, sino en su parte emocional. En estos espacios, pediatras, neonatólogos, anestesistas y puericultoras les brindan información de primera mano a los futuros padres y atienden todas sus dudas.

7. Cuida tu piel

Durante el embarazo, la piel se vuelve muy sensible debido al cambio hormonal y en ella pueden presentarse algunas alteraciones como resequedad, manchas, marcas o acné. Por ello, es importante consultar con el médico y recibir el tratamiento correcto, además de mantener la piel hidratada y protegida de los rayos solares.

 

8. Usa ropa cómoda

Es importante para una mujer estar tranquila en su embarazo; el uso de ropa cómoda que no apriete su barriguita es una manera de lograrlo, además de buscar calzado cómodo que le permita desplazarse adecuadamente todo el tiempo. ¡Ojo! Esto no quiere decir que no exista ropa de moda para embarazadas, pero sí se les debe dar prioridad a las telas suaves y cómodas.

9. Aprende a descansar

Las madres están todo el tiempo activas, pero hay que saber descansar y tomarse los tiempos necesarios para que el cuerpo se relaje. Esto incluye llegar luego del trabajo y recostarse, levantar los pies y vigilar que no se estén hinchando, porque si esto se presenta se debe acudir inmediatamente al médico para que tome las medidas necesarias y verifique que todo esté bien con la presión arterial.

10. La música y la  conversación en pareja

Muchos padres no realizan estas prácticas, a pesar de que hoy existen tantos estudios que hablan de los beneficios de la música para el bebé durante la gestación y de la importancia de que ambos padres se comuniquen con él.

11. Comparte la gran noticia

Incluir a los miembros de tu familia, como padres, hermanos o amigos, puede ayudarte a sentir apoyo y, por supuesto, atención en esta etapa tan hermosa de la vida. Ellos van a compartir con tu pequeño más adelante, por lo que es importante que empiecen a establecer vínculos afectivos y que les permitas estar para ti y para tu bebé.

En ese sentido, también es importante que reportes tu situación en la empresa donde trabajas, pues algunas madres pueden estar desempeñando actividades que impliquen riesgo durante el embarazo. Además, es importante que quienes las rodean estén alertas a cualquier situación.

12. Prepara la llegada de tu hijo

Por tu propia tranquilidad, es indispensable que no dejes todo para último momento y tengas todo lo que necesitas preparado para la llegada de tu hijo. Esto incluye su habitación, su ropa, sus pañales y, sobretodo, aquellas cosas que vas a llevar contigo el día del parto.

Lee también: ¿Preparada para el día de tu parto? Te decimos cómo

 

 

 

 

 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

  • Esquema de vacunación

    dummySlider

    ¿Quieres consultar qué vacunas necesita tu hijo? Con esta herramienta puedes saber cuáles son, cuándo se deben aplicar y contra qué enfermedades lo protegen.