Síguenos en:

Cómo vencer la anemia durante la gestación

Cómo vencer la anemia durante la gestación

La fatiga y la palidez son signos de la enfermedad, pero una buena alimentación mejora los síntomas. La disminución de glóbulos rojos será un ataque direct

Cómo vencer la anemia durante la gestación
Por:
02 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

La fatiga y la palidez son signos de la enfermedad, pero una buena alimentación mejora los síntomas.

La disminución de glóbulos rojos será un ataque directo para debilitar su organismo y si está embarazada, librar la guerra contra la anemia será más difícil. Usar una armadura de metal no es suficiente, pero un mineral como el hierro puede ayudarle a ganar el combate.

Esta patología no impide que quede en embarazo, pero sí reduce los glóbulos rojos que tienen hemoglobina, la sustancia que lleva oxígeno a los tejidos.

No siempre la enfermedad se produce por falta de hierro, también pueden ser problemas en la medula ósea o menstruaciones abundantes y si usted ni siquiera sospecha tener la patología, para averiguarlo es importante hacerse un cuadro hemático.

El 20 por ciento de las mujeres al comenzar el embarazo tienen anemia. La palidez, la debilidad, la fatiga y los mareos al pararse rápido, son algunos signos de baja tensión que se manifiestan cuando la hemoglobina está baja y su cuerpo ha detectado la presencia del ‘enemigo’.

Estar pálida todo el tiempo, tener cansancio y ojos tristes no son buenas señales en una mujer, pero estos signos pueden empeorar si está gestando un hijo. Después del primer trimestre de embarazo se presenta una anemia denominada fisiológica, debido a que aumenta la cantidad de líquido en la sangre de la madre y los glóbulos rojos se diluyen, explica el ginecoobstetra Andrés Daste.

¿Qué hacer?

El hierro es la única forma de combatir la enfermedad. Para eso, el ginecoobstetra Juan Carlos Ramírez recomienda comer hígado de res, pajarilla, vísceras de pollo, acelgas, espinacas, brócoli y jugo de mora. Con reservas suficientes de estos alimentos se preparará para ‘la batalla anémica’ durante la gestación.

La anemia atacará todo su cuerpo, pero en pocos casos el bebé se ve afectado. Cuando ocurre es porque el oxígeno que la mamá transporta a la placenta es insuficiente y puede causar disminución en el crecimiento del feto, explica el ginecoobstetra Ramírez.

Si no ha tenido una buena alimentación, requerirá sulfato ferroso. Lo ideal es que tenga cápsula de protección gástrica, para que no cause gastritis. Se debe tomar desde el tercer mes de embarazo, hasta tres meses después del parto, asegura el experto.

Así tenga anemia,es poco probable que se afecte el bebé durante la lactancia.

Tenga en cuenta

Hasta el final, librará la batalla contra la anemia porque después del parto, la madre puede presentar sangrado masivo al perder más de medio litro de sangre. “La atonía uterina, que ocurre cuando el útero no se recoge, puede causar una anemia severa que compromete la vida del bebé”, explica el ginecoobstetra.El menor tendrá bajo nivel de hierro y le faltarán otros nutrientes como el calcio, importantes en la dieta.

Margarita Barrero F.Redactora ABC del bebé.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet