Síguenos en:

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural del bebé

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural del bebé

Es ideal consumirlo, antes y durante el periodo de embarazo.

El ácido fólico ayuda a prevenir los defectos del tubo neural del bebé
Por: Redacción ABC del bebé
25 de Noviembre de 2010
Comparte este artículo

En el primer mes de embarazo, el cerebro y la médula espinal se forman a partir del crecimiento y cierre del tubo neural. Cuando este último proceso no se cumple correctamente, aparecen las complicaciones. Es allí donde está comprobado que el consumo de ácido fólico, antes y durante el embarazo, evita los defectos generados por un proceso natural que no se llevó a cabo adecuadamente, quizás por ausencia de esta vitamina.



“El ácido fólico ayuda al metabolismo del ADN en la formación y desarrollo de proteínas celulares, y en el embrión específicamente contribuye a formar y madurar  tejidos, en especial en la columna  y el cerebro fetal, además del corazón y otros tejidos”, afirma el gineco obstetra Carlos Restrepo, quien agrega que esta vitamina, además, favorece el metabolismo del hierro y evita  problemas de anemia. Toda mujer debe tomar 400 microgramos de ácido fólico, pero lo complicado de este tema es que los defectos del tubo neural se presentan antes de que la mayoría de ellas se den cuenta de que están embarazadas y no han podido tomar las precauciones inmediatas para atacar una disminución de esta sustancia en el cuerpo. De allí que los especialistas recomiendan el consumo de la vitamina tres a seis meses antes de concebir y después durante todo el periodo de gestación.



Aunque la forma más efectiva de cumplir con la cantidad requerida de ácido fólico es por medio de los multivitamínicos que deben consumir las mujeres embarazadas, en la comida diaria también se encuentra en forma natural y se llama ‘folato’. Lentejas, espárragos, espinaca, fríjoles, habichuelas, maní o cacahuates, jugo de naranja, panes, pastas enriquecidas, lechuga romana, brócoli, garbanzos, arroz, frutas y cereales fortificados (revise las etiquetas que mencionen el ácido fólico) son los alimentos que deben estar en la dieta.



Muchas mujeres, en sus procesos de dieta para bajar de peso, sustituyen los alimentos mencionados anteriormente y por desconocimiento no miden el impacto en un futuro estado de embarazo. Por eso la importancia de que cada cambio nutricional esté asesorado por un especialista.

Gestación desprevenida
Es claro que un gran porcentaje de los embarazos no vienen de un proceso planeado que le permita a la mujer prepararse 3 o 6 meses antes, consumiendo ácido fólico; de allí la importancia de que por lo menos en forma natural se suministre la vitamina.



La diferencia entre el ácido fólico sintético y el folato natural consiste en que el primero puede ser completamente absorbido, mientras que el otro no sólo es asimilado parcialmente por el cuerpo.



Según Restrepo, la ausencia del ácido puede  presentar en el feto algunas  malformaciones, como espina  bífida, labio leporino y alteraciones cardiacas. También se habla de anencefalia, un defecto congénito que afecta el cerebro y al cual los bebés no sobreviven más que unos días después de nacer.



En cuanto a la espina bífida –una de las malformaciones más comunes– consiste en un problema en la espina dorsal que puede causar parálisis de la parte inferior del cuerpo, además de problemas de aprendizaje. A esto se une la aparición de una enfermedad llamada encefalocele, que es cuando el tejido cerebral se sale a través de un orificio en el cráneo.



Malformaciones en los brazos y las piernas, además de defectos del tracto urinario, también pueden ser prevenidos en un 50 a 70 por ciento, si hay un consumo efectivo de ácido fólico. Los centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos recomiendan consumir no más de 1.000 microgramos al día.



A partir de las investigaciones que comprobaron la necesidad de consumir ácido fólico, en el año 1998, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos sancionó leyes que obligaron a las empresas a incorporar ácido fólico a los productos de grano enriquecido. De esta manera, se aumentó la dosis que se ingiere al consumir productos de desayuno, cereales, panes, pastas y arroz, que contienen el 100 por ciento de la cantidad recomendada para consumir diariamente. Colombia está en ese proceso.



Garantizar un buen desarrollo de los bebés no tiene limitantes; por eso, para aquellas que estén en edad fértil y dentro de su plan de vida está el tener hijos, es momento de irse preparando con una alimentación diaria, rica en ácido fólico. Si ya se acerca la fecha, consuma multivitamínicos.


 


 

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet