Síguenos en:

La toxoplasmosis, una enfermedad que afecta especialmente a las embarazadas

La toxoplasmosis, una enfermedad que afecta especialmente a las embarazadas

Las mascotas no están prohibidas durante la gestación. Sin embargo, al quedar embarazadas, algunas mujeres las destierran de su lado, creyendo que son una ame

La toxoplasmosis, una enfermedad que afecta especialmente a las embarazadas
Por: Juan David Cárdenas
28 de Noviembre de 2006
Comparte este artículo

Las mascotas no están prohibidas durante la gestación. Sin embargo, al quedar embarazadas, algunas mujeres las destierran de su lado, creyendo que son una amenaza para ellas y para la vida de su bebé.

La principal razón: miedo a contraer infecciones como la toxoplasmosis, que generalmente se adquiere por el contacto con los animales, sobre todo con felinos.

Si en el hogar hay un animal, es mejor informarse primero con el ginecólogo sobre los potenciales peligros con respecto al embarazo y determinar si es adecuado alejarlo.

“En general, el hecho de tener una mascota en la casa no implica mayores riesgos para una mujer embarazada. Tal vez, la preocupación recae sobre la toxoplasmosis, que puede llegar a afectar al feto en desarrollo. Sin embargo, la posibilidad de infectarse es baja”, afirma Pablo Andrés Victoria, ginecólogo de la Unidad Materno Fetal del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá.

Los felinos, como los gatos, los tigres y los leones, son los únicos animales en los que el parásito puede completar su ciclo de vida y ser eliminado en las heces, que se vuelven infecciosas después de permanecer 24 horas a temperatura ambiente.

Esta afección se transmite al tener contacto con heces de gato contagiado y no por la relación directa con él. También a través de la manipulación de tierra contaminada (jardinería), ingesta de alimentos infectados por los excrementos (verduras) y el consumo de carnes rojas de animales que han adquirido la infección (cerdo y vaca).

Para saber si un gato está eliminando toxoplasmas por su materia fecal, es necesario realizar un análisis que indique si tiene anticuerpos contra la enfermedad.

La forma de destruir el toxoplasma en la carne es cocinarla a temperaturas altas o también manteniéndola por un día en un congelador.
Usualmente en la madre, la toxoplasmosis pasa desapercibida o como una gripa fuerte. En ocasiones, causa ganglios en el cuello, pero en la mayoría de los casos es un cuadro que no requiere tratamiento.

La madre que ha sufrido la enfermedad previa a su embarazo no tiene problemas pues ya tiene defensas y, por lo tanto, su bebé no corre peligro. El riesgo se da cuando la adquiere durante su embarazo o en los tres meses previos a la concepción.

“Si la madre la adquiere en las primeras semanas de su embarazo, la probabilidad de que llegue al feto es baja; sin embargo, si lo afecta, las consecuencias podrían ser severas. Por otro lado, si la enfermedad ocurre en las últimas semanas de embarazo, las opciones de que perjudique al feto son del 80 por cierto, aunque las consecuencias serían mínimas y podrían nacer asintomáticos”, asegura Victoria.

Los anticuerpos también hablan

Todas las mujeres durante el embarazo deben practicarse pruebas para diagnosticar toxoplasmosis. El examen consiste en un análisis de sangre.

“Los tipos de anticuerpos que se necesitan son de dos tipos: inmunoglobulina G e inmunoglobulina M. Si una mujer presenta anticuerpos negativos, quiere decir que aún no ha tenido la infección y corre el riesgo de que la adquiera durante su embarazo. En este caso, se deben reforzar las recomendaciones”, explica el ginecólogo.

Si la madre presenta inmunoglobulina G positiva, pero inmunoglobulina M negativa, se puede pensar que hace tiempo tuvo la infección y ya adquirió defensas, lo cual significa que durante el embarazo no hay riesgo y, por tanto, su feto se encuentra fuera de peligro.

Si ambas inmunoglobulinas son positivas, es muy probable que la madre haya adquirido la infección durante su embarazo y, por eso, existe la posibilidad de una infección en el feto. Si esto ocurre, se debe iniciar tratamiento médico y realizar una amniocentesis para comprobar si el bebé se encuentra infectado.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet