Síguenos en:

Cómo prepararse para cuidar y criar a los bebés por partida doble o triple

Cómo prepararse para cuidar y criar a los bebés por partida doble o triple

Además, un especialista habla sobre los mitos que tiene la sociedad sobre los gemelos y los trillizos.  

Cómo prepararse para cuidar y criar a los bebés por partida doble o triple
Por:
22 de Febrero de 2011
Comparte este artículo

Además, un especialista habla sobre los mitos que tiene la sociedad sobre los gemelos y los trillizos.

 

Positivo. Está en embarazo.La mujer continúa al pie de la letra los cuidados respectivos que debe tener en la gestación. Pero justo el día de la ecografía se percata de que no es un bebé, sino dos, tres o más. Entra en pánico. Ella y su pareja se alegran de recibir más hijos pero, a la vez, se preocupan al imaginarse los malabares que tendrán que hacer para suplir todas sus necesidades al mismo tiempo. Así que empieza la preocupación: lactancia, cambio de pañal, baño, llanto, estimulación, sueño, alimentación complementaria y más. Mucho más. Pero no hay que alarmarse. Según Edgar Acuña, ginecoobstetra Jefe del departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital de San José, aunque un embarazo múltiple es más riesgoso, si se controla perfectamente se puede llevar de manera fácil a un término feliz. “En un embarazo múltiple, la mujer quizá esté más limitada a hacer cosas, pero en sí serán nueve meses como los vive una gestante de un solo bebé, con los mismos síntomas y demás”. Es necesario que la madre tenga pleno contacto con su especialista de confianza, ya que esto ayudará a controlar el embarazo y a evitar cualquier tipo de complicación.  Los gemelos y mellizosSu proceso de crecimiento y desarrollo es igual al de un bebé que crece solo en el vientre de mamá. Ellos ya se conocen desde adentro, dice el siquiatra infantil Germán Casas. Son idénticos. Vienen cargados genéticamente iguales y, por lo tanto, desde el embarazo los padres deben buscar la manera de que cada uno sea diferente.

“Ser único e irrepetible es un derecho que todos los seres humanos tenemos. Por lo tanto, es fundamental que los padres ayuden en este proceso con los niños gemelos o mellizos, ya que no se les debe reforzar más la identidad, porque es insistirles en algo que ya viene por sí solo. Lo que se debe hacer es crearle a cada uno un mundo distinto, de independencia”, indica Casas.

Según Sergio Pasqualini, ginecólogo especialista en fertilidad y Director de Halitus Instituto Médico de Buenos Aires, aunque los gemelos vienen cargados de una genética idéntica, a partir de cierto punto de su vida intentarán separar y marcar diferencias en la personalidad y carácter en una afirmación de su propia individualidad.

“Durante la niñez, el vínculo genera conductas diferentes pero complementarias en beneficio de ambos; el cual no tendría lugar si se comportaran ambos miembros de la misma manera”, explica el especialista Pasqualini.

Ahora bien, aunque existen muchos mitos acerca de los gemelos o mellizos en cuanto quién es el mayor de los bebés, el médico Pasqualini afirma que es el primero que nace.

“La secuencia en el nacimiento puede dar lugar a algunas excentricidades: pueden ser gemelos nacidos en días diferentes (uno de ellos nacido pasada la medianoche) y hasta en diferente año: si un nacimiento ocurre el 31 de diciembre y el otro en enero del año posterior.  Sin embargo, no se ha comprobado que el que nace segundo fue gestado primero ni viceversa”.

De lo que sí están seguros los especialistas es que genéticamente son iguales y pueden tener predisposiciones para contraer una enfermedad. Sin embargo, no solo está la parte genética, sino también la ambiental.

“Ambos podrían padecer las mismas dolencias. Estas podrían aparecer en diferentes momentos, o quizá nunca para alguno de ellos. Naturalmente, de niños comparten mucho tiempo y espacios juntos, con lo cual son más susceptibles de contraer las mismas enfermedades casi simultáneamente (que no necesariamente tienen un motivo genético, sino más bien la proximidad con la que se desarrolla su vida).  A medida que crecen y viven vidas más separados, esta sincronía en los padecimientos son más raros”, dice Pasqualini. Testimonio de vidaFueron 36 meses buscando un embarazo. Tiempo de dolor, peticiones y angustias. Viena Ruiz soñaba con ser mamá y la naturaleza no se lo permitía. Desde pequeña jugaba con sus muñecas. Las cargaba, besaba y cuidaba. Veía en ellas la oportunidad para empezar a prepararse como madre.

Pero fue tan solo después de varios tratamientos que la modelo logró quedar embarazada. Ese día, el 9 de octubre de 1999, fue uno de los dos momentos más felices de su vida.  “Inigualable. Prometía que de ahora en adelante cuidaría de ellos como nadie lo haría”, afirma risueña.

Su inmensa alegría al saber que tenía tres seres dentro de su vientre no fue capaz de amargar el tormentoso embarazo que tuvo.

A los dos meses de gestación le tocó sentarse en una silla de ruedas a esperar que sus bebés crecieran sanos y fuertes. No soportaba el peso de la barriga, ni el dolor de espalda, ni la agitada respiración.

Ya a la semana 32 , Viena Ruiz, hoy empresaria, estaba lista para observar, en una ecografía, si sus bebés ya movían su vientre, lo que indicaría que sabían respirar. Se veían tres, pero tan solo dos daban señales de vida: Nicolás y Camilo. 

Viena se desesperó. Lloró. Esperó que pasaran 30 minutos. Volvieron a ubicar el aparato en Luciana. No respondía. No había forma. Viena entró en crisis. Angustiada le dijo a Humberto, el padre de sus hijos: -Por favor, dile que hable, dile, por favor. - Pero qué hago - dijo Humberto, asustado. Se acercó a la barriga y calmadamente le dijo: bebita, respira, mueve tu barriguita, por favor.

Inmediatamente Luciana respiró al escuchar la voz de su padre. Sin duda, eran tres. Tres hijos que nacieron de siete meses, tres días después de esta ecografía. Era tan inmensa su barriga que las máquinas no fueron capaces de monitorear sus contracciones. Nacieron por cesárea.

El 7 de mayo del año 2000  llegaron, en orden, Nicolás, Camilo y Luciana. Verlos vivos, respirando y llenos de vida ha sido la segunda mayor felicidad de Viena. “No hay punto de comparación con la felicidad infinita que se siente al tener un hijo”. Los días pasaron al cuidado de la madre. Aunque Viena tenía todas las ganas para hacerlo, no pudo hacer muchas cosas, como estimularlos, porque tenía que dedicar sus dos manos a tres seres que necesitaban todo el tiempo de su atención. “Bañaba a uno, mientras el otro dormía, y así sucesivamente. Después lactaba a dos mientras que a uno le daba leche de fórmula. Y cuando lograba que los tres se durmieran yo caía rendida al lado de ellos.

Sin embargo, no dormía profundo, del miedo que sentía a perderlos”.

Era consagrada a ellos. Los bebés dormían en el mismo cuarto, pero en distintas camas; tenían sus propios juguetes, iban al mismo jardín y hasta los vestía igual. Les tenía, además, un corcho con el nombre de cada uno y su información esencial: vacunas, alimentación, medicamentos, baño, estimulación y demás.

Sin duda, un reto tener y criar tres hijos al mismo tiempo. Pero para Viena, una diversión inigualable llena de felicidades y anécdotas. Hoy, 10 años después, da gracias a la vida por ese maravilloso regalo. A su lado tiene todas las virtudes. De Nicolás, mucho amor. De Camilo, la picardía. De Luciana, el romanticismo. Los disfruta, así como se goza su nuevo matrimonio y trabajo, dirige  Nueva, una revista y, además, tiene su propia página web: www.viveviena.co, página de moda, salud y más.

Viena, madre de tres ilusiones hechas toda una realidad. 

SugerenciasAunque el cuidado de dos o más niños es dispendioso, mas no imposible, es importante que los padres que se están preparando para recibir a dos o tres tengan en cuenta las siguientes sugerencias de la neonatóloga María del Pilar Santamaría: • Buscar y pedir ayuda a la familia. En caso necesario, conseguir una persona que haya trabajado anteriormente con recién nacidos, para más tranquilidad de los padres frente a los cuidados necesarios.• Involucrar a la pareja en el cuidado de los recién nacidos.• Hacer una rutina diaria con los bebés, empezando por el baño diario, la alimentación y la dormida.• Colocar un tablero de corcho con las actividades que se realizarán diariamente, anotando la cantidad de leche que recibe cada uno, cuántas horas de sueño, si eliminan y hacen deposición. Servirá, además, para el momento de ir al pediatra, tener muchos de esos datos que el médico va a solicitar. • Nunca tema pedir ayuda, pues es un trabajo agotador para una sola persona. Recuerde  que la mamá debe descansar para poder continuar al cuidado de sus hijos. • En el momento de amamantar, hágalo con los dos recién nacidos al mismo tiempo, ya que esto permitirá que la mamá descanse mientras los bebés duermen. Si son más, al otro se le debe dar leche de fórmula e irlos turnando. • Utilice la almohada en forma de herradura para colocar a los bebés como si fueran balones de fútbol americano y evitar adormecimiento de manos y brazos durante la lactancia.• Establezca patrones de sueño durmiendo al mismo tiempo a los gemelos o más hijos.• Bañe a los recién nacidos al mismo tiempo y haga masajes relajantes por lo menos dos veces al día. No sobreestimule, ya que esto hará mas difícil conciliar el sueño. El baño debe ser de 10 minutos.• El cuarto debe ser siempre el mismo a la hora de dormir y debe estar a oscuras y en silencio.• Elija nombres fonéticamente distintos para iniciar la individualización.• No los vista igual, esto podría crear trastornos.   Mitos múltiplesSergio Pasqualini, ginecólogo especialista en fertilidad y director de Halitus Instituto Médico, Buenos Aires, resuelve algunos mitos de los embarazos múltiples: • FALSO: los embarazos gemelares saltan una generación, es decir, una mujer no se embarazará de gemelos si su madre los tuvo.• FALSO: todos los partos de gemelos tienen que ser por cesárea.  Si bien suele ser la opción menos riesgosa, no todos los embarazos múltiples tienen que terminar en esta intervención.• FALSO: un gemelo “siente” el dolor del otro.• FALSO: la sífilis predispone a tener gemelos.• FALSO: los gemelos son idénticos en todas y cada una de las facetas de su personalidad.

 

Por Mónica ToroRedactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet