Síguenos en:

Controle los cambios del estado de ánimo en el embarazo

Controle los cambios del estado de ánimo en el embarazo

Las nuevas madres, en un momento están tranquilas y felices, a los dos segundos lloran sin consuelo y un rato después, su genio es insoportable. No hay por qu

Controle los cambios del estado de ánimo en el embarazo
Por:
08 de Enero de 2008
Comparte este artículo

Las nuevas madres, en un momento están tranquilas y felices, a los dos segundos lloran sin consuelo y un rato después, su genio es insoportable.

No hay por qué alarmarse; son situaciones normales de las mujeres que esperan un bebé, pues se producen en ellas “cambios hormonales, debido a que aumentan los niveles de progesterona, que tienen efectos sobre el sistema nervioso central, alterando neurotransmisores como la dopamina, que pueden ocasionar cambios en el estado de ánimo”, asegura el ginecoobstetra Luis Cáceres.

Esto hace que las gestantes, principalmente en los primeros meses, sean susceptibles al llanto. Además, se preguntan si podrán sobrellevar con éxito el embarazo y si su bebé se estará desarrollando saludablemente, lo cual les genera angustias adicionales.

En ese sentido, se recomienda que las madres acudan puntualmente y sin excepción a los controles prenatales; pues así, “el ginecólogo podrá tranquilizarla respondiendo sus preguntas y explicándole que muchos de sus síntomas son normales”, agrega el doctor Cáceres.

 

Precisamente, por repentinas e inesperadas, estas variaciones en el carácter pueden hacer que la mujer se sienta culpable.

Sin embargo, “deben aceptar que estos cambios son una situación normal en la experiencia del embarazo y que están actuando tal y como se espera (y como sus hormonas la obligan)”, sostiene la sicóloga Gloria Casas.

 

Lo aconsejable –agrega la especialista– es no transformarse en un ojo crítico para sí mismas, pues de esa manera lo único que hacen es mirarse para culparse por todo. Por esto mismo, es necesario que eviten los “debería”: debería estar más flaca, debería ser más tolerante, etc.

 

También hay una gran necesidad de atención por parte de otros, lo cual suele manifestarse a través de los antojos. “Aquí, la pareja ocupa un lugar fundamental para el bienestar emocional de la madre, apoyándola afectivamente sin juzgarla ni criticarla”, agrega la sicóloga.

 

Para Casas, una de las mejores terapias es hablar y comentar las preocupaciones y emociones con la pareja, la familia, los amigos y el médico, pues esto les brinda a ellas una importante sensación de respaldo y apoyo.

En caso de mayores dificultades, se sugiere recurrir a ayuda profesional.

 

Cambios según el trimestre

 

“Cada trimestre se caracteriza por estados emocionales específicos. Pero estos pueden variar dependiendo de la edad, personalidad, experiencias anteriores y otros factores”, asegura la sicóloga Gloria Casas.

Primer trimestre. Es común que disminuya el deseo sexual y se torne más sensible, cansada y desinteresada por temas que no se relacionen con su estado. Estos cambios son más pronunciados en las primeras 12 semanas de embarazo, luego disminuyen muy gradualmente, mientras el cuerpo se adapta a los cambios hormonales y la mujer logra manejar mejor sus preocupaciones.

 

Segundo trimestre. La gestante recupera el buen estado físico y el estado de ánimo; deja de preocuparse tanto por el peso y el cuidado del cuerpo.

Aparece la ansiedad por sentir al bebé y por la normalidad del embarazo. Se acerca más a la pareja, retoma intensamente la vida sexual y se concentra en el proyecto de ser mamá (decora la alcoba para el bebé y le compra ropa, entre otras cosas).

 

Tercer trimestre. Comienza a pensar en el parto y aparecen algunos temores sobre él. Cerca de la fecha del nacimiento del bebé hay mucha ansiedad y una mezcla de ganas y miedo de ser mamá.

 

10 claves para el puerperio

 

Juliana Villate, médica siquiatra, aconseja cómo superar los cuarenta días posteriores al parto, cuando las mujeres están muy sensibles. 1. Continuar con sus actividades cotidianas y combinarlas con su rol de madre. 2. Buscar a alguien de confianza que cuide a su hijo, mientras realiza sus actividades habituales. 3. Acompañar a su bebé de manera serena y relajada. 4. No descuidar a su pareja ni suspender la vida sexual, excepto si el médico lo dice. 5. No abandonar su apariencia física. 6. Si se siente angustiada por el cambio de vida, debe buscar apoyo . 7. Hablar con amigas que tienen hijos para rodearse de gente con experiencia. 8. Establecer horarios de visitas para su familia y la de su esposo. Así evita roces. 9. Si tiene más hijos, dedicarles tiempo suficiente. 10. Sentirse satisfecha consigo misma y su entorno.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet