Síguenos en:

El apoyo del hombre debe ser incondicional durante la gestación

El apoyo del hombre debe ser incondicional durante la gestación

Ayudará a la madre a sobrellevar más fácilmente los múltiples cambios, vivencias y retos que impone esta etapa decisiva por la que atraviesan. ?El embara

El apoyo del hombre debe ser incondicional durante la gestación
Por:
09 de Diciembre de 2008
Comparte este artículo

Ayudará a la madre a sobrellevar más fácilmente los múltiples cambios, vivencias y retos que impone esta etapa decisiva por la que atraviesan.

“El embarazo produce en las mujeres un sinnúmero de cambios hormonales, a lo cual se añaden la responsabilidad, incertidumbre y ansiedad con respecto al nuevo ser que viene en camino”, señala la sicóloga Gloria Casas.

Todo esto hace que se tornen un tanto irritables, sensibles y que además se sientan inestables y ansiosas, sobre todo en los primeros meses.

En este periodo, más que nunca, la pareja debe convertirse en un aliado incondicional para ellas, pues si bien es cierto que “quien lleva al bebé en su vientre es la mujer, el proyecto y el compromiso de ser padres es de ambos. Es una opción en la que cada uno cumple un rol diferente, pero compartido”, añade Casas.

En ese sentido, el futuro padre tiene la responsabilidad de apoyar a su pareja, tener en cuenta sus necesidades y no olvidar que lo que más requiere durante los nueve meses de gestación es cariño y alguien que la escuche, sin juzgarla ni criticarla por las variaciones que presentan su carácter y sus emociones.

Y aunque para el hombre puede resultar difícil hacer frente a todo esto, es necesario que tenga presente que se trata de un periodo que tiene fecha de inicio y fin, y que los meses de mayor vulnerabilidad son los primeros, pues hacia el cuarto mes, ellas logran adaptarse a su nueva situación.

“El papel del hombre en esta etapa, a la vez que puede ser muy sencillo, es muy profundo y decisivo, pues solo con el hecho de que él le pregunte a diario: ¿En qué te puedo ayudar?, hará que ella se sienta segura y protegida. Además, le dará un gran soporte emocional y una base afectiva sólida para enfrentar el papel de madre que le espera”, explica la sicóloga Beatriz Uprimni.

Algunas recomendaciones prácticasEs probable que, en ocasiones los hombres se sientan un tanto desorientados y no tengan clara cuál es la manera de proceder por los cambios que presenta su mujer durante la gestación.

Pues bien, la manera como pueden demostrarle y hacer evidente que están allí junto a ellas y para ellas es a través de acciones puntuales y significativas. Las expertas recomiendan: * Expresarle sin temor y sin ahorrar palabras lo mucho que la quieren. * Escucharla cuando quiere dar a conocer sus emociones y temores, sin subvalorarlos. * Respetar sus silencios cuando no quiere hablar y preguntarle, por ejemplo: “Quieres que te acompañe en tu silencio? ¿Quieres estar sola? ¿Quieres hacer algo especial”* A nivel práctico, resulta esencial que él se involucre en todo lo relacionado con el desarrollo de la gestación. Es decir, que participe activamente en las múltiples nuevas vivencias de ella, que la acompañe a los controles natales, que busque información sobre el tema para compartirla con ella, que asista a las clases de preparación para el parto, etc. * Involucrarse con el bebé escuchando los sonidos del corazón del bebé, acariciando la barriga de la madre y participando en la elección de la ropa y la decoración del cuarto del bebé.

 

Por Melissa Serrato Ramírez Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet