Síguenos en:

La calidad laboral de la gestante es fundamental para un buen desarrollo del embarazo

La calidad laboral de la gestante es fundamental para un buen desarrollo del embarazo

Las empresas deben garantizar condiciones laborales dignas de acuerdo con el estado de gestación de sus empleadas. El ambiente en el que se desarrolle el feto

La calidad laboral de la gestante es fundamental para un buen desarrollo del embarazo
Por:
30 de Noviembre de 2010
Comparte este artículo

Las empresas deben garantizar condiciones laborales dignas de acuerdo con el estado de gestación de sus empleadas.

El ambiente en el que se desarrolle el feto es esencial para su evolución, incluso, como adulto. Esta afirmación no hace referencia exclusiva a la matriz, sino al entorno en el que la madre permanece los 9 meses. Así lo confirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuando se refiere a que las influencias ambientales (incluida la nutrición de la mujer) tienen un “impacto fundamental en el desarrollo humano, con consecuencias para las funciones biológicas y sociales y el comportamiento a lo largo de la vida”, (Promoción para el desarrollo óptimo fetal, 2006).

En pocas palabras, si la gestante lleva esta etapa con tranquilidad, descanso, controles y buena nutrición, tendrá mayores garantías de contar con un parto a término en mejores condiciones para ella y su bebé.

Uno de los lugares en donde debe encontrar estas garantías es su trabajo. Sin embargo, no sucede con la frecuencia que se espera. Así lo afirma Gonzalo Yepes, terapeuta ocupacional, docente de la Universidad Manuela Beltrán. Este experto en salud ocupacional hizo parte de una revisión sistemática de un equipo de investigadores del centro educativo.

Es decir, examinaron varios estudios sobre el tema y sacaron sus propias conclusiones: “Hay riesgos elevados en las condiciones que pueden exacerbar patologías como várices o mareos. Además, no se estimula a que los trabajadores tomen medidas preventivas, no se favorece el autocuidado, ni se modifican los espacios”, señala Gonzalo Yepes.

Tarea de las empresasLa investigación demostró, además, que generalmente las gestantes conservan las mismas funciones y horarios a pesar de su nuevo estado, a pesar  de que estas representen algún riesgo. Por ejemplo, conservan posturas  sostenidas durante toda la jornada, es decir, permanecen horas sentadas o de pie. Además, tienen la misma carga laboral o incluso, mayor. Este experto recomienda que, a partir del sexto mes, las funciones deberían disminuir, pues el desarrollo fetal logra su punto máximo en el tercer trimestre, debido al aumento de sobrepeso, la afectación que sufre el equilibrio y el cansancio físico que se hace más evidente.

Existe la posibilidad de rotar funciones, hacer pausas, mermar el horario de trabajo en los días previos al parto. También, este especialista recomienda pedir ayuda, como cuando se cae algún objeto o se tiene que cargar un elemento pesado, es mejor que otra persona pueda contribuir con esta tarea.

Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referido por Guillermo Dema, coordinador Subregional para América Central, asegura que esta entidad ha procurado, desde comienzo de siglo, que las condiciones laborales para las gestantes sean óptimas en todos los países.

Este documento señala que “el embarazo, el parto y el posparto son tres fases de la vida procreadora de la mujer que suponen peligros particulares para su salud, por lo que es necesario brindarles una protección especial en el lugar de trabajo. Por esa razón se prohíbe el trabajo nocturno, las horas extraordinarias y condiciones peligrosas para la salud de la madre o del niño. Sus disposiciones tienen por objeto reducir al mínimo la fatiga, el estrés físico y mental y evitar que las mujeres realicen trabajos peligrosos o insalubres”.

Uno de los avances más importantes en el mundo para la protección de las gestantes que trabajan es el Convenio 183 de la protección de la maternidad. Sin embargo, a pesar de haber entrado en vigencia desde hace 8 años, Colombia no lo ha ratificado. Pero además de las disposiciones que se nombran anteriormente, el documento insta a ofrecer cuidados a las madres que el Código Sustantivo del Trabajo en el país ya establece, como la licencia de maternidad, paternidad y la remuneración de estos periodos.

Estas normas internacionales permitirían que las gestantes colombianas cuenten con mayores garantías laborales, pues el Estado estaría en la obligación de procurar que cada empresa no obligue a las embarazadas o lactantes a desempeñar un trabajo considerado como peligroso para ella o su hijo, después de que una evaluación de riesgo así lo confirme. abc

El costo de una empleada en embarazo                             discriminación contra la mujer, por considerar que una empleada en embarazo genera mayores gastos para la empresa, la OIT realizó un estudio en Argentina, Brasil, Chile, México y Uruguay, en el que se evidenció lo contrario.

Apenas representan menos del 2 por ciento de la remuneración que recibe la empleada cada mes, en el tema de la licencia de maternidad. Además, estos costos no son financiados por la empresa, pues en la mayoría de los países la norma obliga a que sean los fondos públicos o sistemas de salud los que cubran la licencia.

Aunque la recomendación internacional sugiere que el periodo de maternidad no sea inferior a 12 meses, existen países con mayores garantías, que envidiarán las colombianas.

Por ejemplo, las empleadas públicas en Brasil cuentan con seis meses y las de entidades privadas, con casi cuatro meses y medio. En Argentina y Cuba, por ejemplo, si la madre lo desea, puede tomar un año completo para estar junto a su hijo, aunque este tiempo no es remunerado, ni se suma a la antigüedad laboral, pero se le garantiza que se conservará su puesto de trabajo.

 

Por Edna Juliana Rojas

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet