Síguenos en:

La capacidad intelectual de un niño se da por genética y por el entorno

La capacidad intelectual de un niño se da por genética y por el entorno

Según John Medina y su libro 'Los principios del cerebro en los niños'.

La capacidad intelectual de un niño se da por genética y por el entorno
Por: Catalina Gallo Rojas
26 de Julio de 2011
Comparte este artículo

Durante la primera mitad del embarazo, un bebé sólo quiere que lo dejen en paz. Está realmente ocupado.
Según John Medina, biólogo molecular e investigador, tras la fecundación, el cerebro en formación bombeará neuronas a una velocidad de 500.000 células por minuto.

Además, el cerebro del bebé tiene que establecer 1,8 millones de conexiones nuevas por segundo para formarse.
Si bien al principio está dedicado a crear el cableado del cerebro, en la segunda mitad del embarazo ese cableado comienza a recibir influencias externas. Es en ese momento en que los padres pueden comenzar a estimularlo. Pero deben tener claro que no existe ninguna investigación científica que demuestre que algún producto del mercado aumenta el coeficiente intelectual de un bebé en el útero.

Estas son algunas de las explicaciones y recomendaciones que brinda Medina en su libro Los principios del cerebro en los niños, que acaba de salir en Colombia.

Lactancia y amigos
El 50 por ciento de la capacidad intelectual del ser humano está dada por los genes, y el otro 50 por ciento, por el entorno. De allí el papel de los padres en la formación del cerebro del bebé desde el útero.

Uno de los primeros aspectos que deben tener en cuenta es la lactancia. “Estudios realizados en todo el mundo confirmaron que la lactancia hace más inteligentes a los bebés”, sostiene Medina.

En cuanto a la vida en familia, las discusiones intensas y constantes entre los padres pueden afectar el desarrollo del cerebro del bebé. Algunos investigadores han encontrado que desde los 6 meses de vida, se detecta que algo anda mal, lo que puede dar lugar a cambios físicos propios del estrés, como aumento de la tensión arterial y de la frecuencia cardiaca. “Algunos investigadores dicen que pueden calcular la cantidad de peleas de los padres con el simple hecho de tomarle una muestra de orina de 24 horas del bebé”, afirma Medina.

Si los padres quieren que sus hijos aprendan un idioma adicional al materno, de acuerdo con los estudios, “al nacer, los bebés pueden distinguir los sonidos de todos los idiomas que existen”, pero al año de vida solo reconocen los de aquellos a los que han estado expuestos durante los últimos seis meses siempre y cuando una persona les haya hablado. “Si el cerebro del bebé detecta esta interacción social, sus neuronas registran el segundo idioma, con sus fonemas”.

Esto revela que las relaciones afectivas son definitivas y los padres pueden recablear el cerebro de sus hijos mediante exposición a las relaciones.

John Medina, autor del libro

Es biólogo e investigador. Profesor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y director del Centro del Cerebro para el Aprendizaje Aplicado a la Investigación de la Universidad de Seattle Pacific.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet