Síguenos en:

La terapia con música crea un canal de comunicación entre la madre y su bebé

La terapia con música crea un canal de comunicación entre la madre y su bebé

Este método no consiste simplemente en colocarle música al bebé, sino en trabajar de manera adecuada con una terapeuta que apoye el proceso de prevenir, sana

La terapia con música crea un canal de comunicación entre la madre y su bebé
Por:
05 de Mayo de 2009
Comparte este artículo

Este método no consiste simplemente en colocarle música al bebé, sino en trabajar de manera adecuada con una terapeuta que apoye el proceso de prevenir, sanar y explorar los aspectos físicos y emocionales de una persona. 

Todos tenemos canciones que nos levantan el ánimo, nos entristecen o simplemente nos traen recuerdos. Es tan fuerte el vínculo entre la música y las emociones que esta es empleada como un instrumento fundamental para hacer terapias que sanan física y emocionalmente, usadas hoy por la medicina, la sicología y la pedagogía.

 

En las mujeres que están esperando un bebé es particularmente benéfico, debido a que varios estudios han demostrado cómo el feto percibe los sucesos que pasan ‘afuera’ y aprende a distinguir la voz de sus padres y de quienes están cerca; esos estímulos durante su formación serán determinantes a lo largo de su vida; de ahí la importancia de ser conscientes y garantizarle un ambiente cálido.

Los cambios que experimenta la madre son tan importantes, que idealmente debe recibir  ayuda para asumirlos sin traumatismos, porque es claro que la angustia, los miedos, el estrés, la alegría y tranquilidad son el alimento del bebé en el vientre y sus emociones tendrán que ver con las que les transmitieron durante la gestación.

Desde el quinto mes la audición está desarrollada en el feto y es el sentido que le permite comunicarse con el exterior. La española Conxa Trallero, doctora en ciencias de la educación de la Universidad de Barcelona, máster en musicoterapia y profesora superior de música para el conservatorio de Barcelona respondió vía correo electrónico las preguntas de ‘ABC del bebé’. Según la experta, puede usarse complementariamente con medicación, sicoterapia o fisioterapia para lograr los efectos buscados. Su principal característica es que crea un canal de comunicación; en este caso, entre la madre y su bebé para fortalecer los lazos de afecto.

 

De acuerdo con Paloma Santo, sicóloga clínica y especialista en musicoterapia, quien también envió sus respuestas desde España a través del Internet, asegura que de esta manera se generan “relaciones mucho más satisfactorias, placenteras y felices; permite la expresión de sentimientos y emociones sin censura, en donde no existe el juicio. Las emociones y los sentimientos dejan de verse como buenos o malos, y uno aprende a integrarlos”. Además, dice la experta, se pueden trabajar los dos hemisferios cerebrales: “el izquierdo (matemático y lógico) y el derecho (el de las sensaciones y las emociones)”.

 

Para las futuras mamásLa musicoterapia no está relacionada con poner música en casa o en el carro, significa tener un trabajo intenso con una terapeuta que ayuda a explorar las emociones, conseguir objetivos sanadores, incluida la prevención. Dice la doctora Conxa Trallero que “la música no es una herramienta inocua; también puede deprimir, enervar, desbordar emocionalmente a la persona o crearle una catarsis que necesite de la contención y la canalización de un profesional. La música puede llevarnos al cielo, pero también al infierno. Hay que saber cómo usarla”.

Lo ideal es que se emplee música agradable para la mamá, de acuerdo con los gustos que irá conociendo el terapeuta. Puede ser música pregrabada o hecha con instrumentos en el momento de la terapia, que se conoce como ejecución instrumental y fluye espontáneamente.  “Los instrumentos nos van a ayudar a conocernos mejor. Hay un instrumento musical que es para mí el más hermoso: nuestro propio cuerpo, a través de él podemos emitir bellas melodías acompañadas de movimientos que nos hacen estremecer, expresar ternura, dulzura, afecto, amor, están deseando expresarse a través del cuerpo y solo podrán hacerlo si se los permitimos”, dice la especialista Paloma Santo.

 

Mitos de la musicoterapia- No se hace en el sofá de la casa escuchando un CD.- No solo promueve la relajación, también la activación y estimulación, la conciencia de las propias emociones. - La música empleada no solo es clásica o de nueva era.- Lo que se escucha en la emisora ayuda a estimular determinados estados, pero no es una terapia destinada a reconocer, controlar y exaltar emociones. - Tampoco podrá ayudar a sanaciones físicas.

 

Beneficios en la mamá- El fortalecimiento del vínculo afectivo con el bebé. - Cuando ya ha nacido reconocerá lo que escuchó en el vientre. Podrán sanarse llantos continuos y afecciones físicas como el cólico.- Crear sus propias canciones de cuna para cantarle al bebé cuando nazca, que desarrollan su creatividad y recuperarán a la niña interior.- La mamá se sentirá plena, amorosa.- Disminuirán los miedos típicos del embarazo, desbloqueará sus tensiones, disminuirá el estrés y la ansiedad.- Las posibilidades de sufrir depresión posparto son menores.- Se promueve el autocuidado y la autoconciencia corporal.- Se aprenden técnicas de respiración y de relajación a través de la voz y el canto.- El bebé recibe la mejor información emocional de su madre, debido a que la mamá está tranquila y se siente segura. El bebé respira mejor.- El feto está tranquilo y tendrá en el futuro un mejor equilibrio emocional.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet