Síguenos en:

Mabel Cartagena, con una nueva oportunidad para ser mamá

Mabel Cartagena, con una nueva oportunidad para ser mamá

La presentadora habla sobre la pérdida de sus primeros hijos y el embarazo.

Mabel Cartagena, con una nueva oportunidad para ser mamá
Por: Karen Johana Sánchez
25 de Marzo de 2011
Comparte este artículo

Fueron 20 días de desolación, depresión y soledad. Mabel no comía, no dormía y se sentía culpable por lo que había pasado: la pérdida de su primer embarazo. “Duré un tiempo en el que no quería levantarme de la cama; estaba muy deprimida”, cuenta.
Dice que vivió como un parto en casa, cuando decidió afrontar la pérdida de sus dos hijos. Además, le atribuye al afán y la insensibilidad de los medios de comunicación y a los comentarios de la gente su bajo estado de ánimo: “Superar una pérdida es muy duro porque es algo que has esperado. No quería que nadie supiera, pero, por estar en este medio, tienes que dar razón de  tu vida. Si no, la gente se entera”.
“Me puse a leer comentarios en Internet sobre mí que me destruyeron; hay gente que no te quiere, no le interesa conocerte, ni saber que pasas por un momento muy duro. Solo les interesan las críticas y eso influyó en mi autoestima”, agrega.
Pero fue más importante el apoyo de su esposo -el tenista Sebastián Decoud-, y su familia, que llegó el día en el que la presentadora decidió levantarse y seguir con su vida. “Es un momento en el que quieres estar solo y que te ayuda a reflexionar sobre ti, sobre lo que quieres hacer y sobre tus prioridades”.
Pero esta no fue la única lección. Mabel se aferró a la espiritualidad y a la fe: “Entendí que todo iba a suceder según la voluntad y el tiempo de Dios, y que yo iba a ser mamá cuando él quisiera. Mis bebés no venían bien y no puedo obligar a la naturaleza a que haga algo que no es lo adecuado”.
Se repuso, empezó a comer y a salir. Aunque el dolor aún estaba presente, la presentadora confiesa que sintió afán de ser madre de nuevo, de ‘recuperar lo perdido’, pero se asesoró de su médico, quien le aconsejó esperar tres meses para comenzar de nuevo a buscar un bebé. “Luego entendí que no iba a recuperar lo perdido. Lo que perdí ya no existe. Ya está en el cielo con papá Dios. Sí, el embarazo no llegó a su término, pero me demostré que puedo ser mamá. Hubo doble vida dentro de mí”, confiesa orgullosa.

Mateo, la ilusión
Con la ayuda de Sebastián, su esposo, Mabel tomó las cosas con calma. “Él me decía: si quedas, bien. Si no, no importa”.
Pero, como dice ella, la naturaleza es sabía. A los tres meses, estaba de nuevo embarazada de su primer hijo, Mateo. “Me enteré el día en que liberaron a los mineros; estaba en la casa de una amiga. Empecé a sentirme rara, pero no me sugestioné ni me llené de ansiedad. El cuerpo hizo solo lo suyo y yo me sentía perfecta”.
Después de practicarse dos pruebas de embarazo caseras, se confirmó la noticia. “Yo estaba como en blanco, porque después de una pérdida no te quieres ilusionar, pero quieres confirmarlo”.
Cuando le contó a Sebastián, decidieron no apresurarse y esperar 15 días para certificarlo con una prueba de sangre. “Se nos olvidó el tema. No queríamos ilusionarnos”, cuenta.
Mientras tanto, la noticia se mantuvo en secreto. Mabel no quería apresurarse y cometer, según ella, el error del primer embarazo: divulgarlo ‘a los cuatro vientos’. “Me dejé invadir de la felicidad de estar embarazada –confiesa-—. Lo compartí con todo el mundo y es un error. Les aconsejo a la mamás que se lo reserven hasta que se aseguren de que el bebé está bien”.
Solo hasta el día en el que le practicaron la tercera ecografía, el tercer mes de gestación, la presentadora sintió de nuevo ser mamá. “Fue un regalo de Dios; la imagen me quería decir como: mira, es mi tiempo, es mi momento, aquí está. Mi bebé mostró su pene. Es niño y viene perfecto”, relata emocionada. “Sebastián y yo, al salir, nos miramos y dijimos ‘se dio’… Ahí llamamos a mis papás y a mis suegros. Ese fue el momento en el que más nos emocionamos”. Ahora, Mabel tiene siete meses de embarazo. Sabe que Dios le ha dado una nueva oportunidad al lado de una maravillosa familia y con la posibilidad de ser madre: “Cada vez me doy cuenta de que yo nací para ser mamá, para tener hijos y dedicarme solo a ellos. Es lo que me enamora y lo que veo haciendo en muchos años”, puntualiza. abc

Cuidados y rutinas
Mabel Cartagena confiesa que no hace mucho ejercicio. Le gusta caminar un poco en las mañanas con su mamá, quien vino en estos meses desde España para cuidarla.
Vigila el consumo de sal, dulce y harinas en sus comidas para evitar futuros problemas en el embarazo.
Tiene una gran colección de cremas. “Cada vez que veo la barriga reseca, me echo mis cremas. Hay un aceite especial que es para la comezón, mucha manteca de cacao y aceite de almendras. He tenido cuidados como una abuela, pero igual siendo muy moderna”.
Su rutina laboral es, para ella, lo máximo. Pues solo tiene un día de grabación a la semana en ‘El lavadero’, del Canal RCN, y se siente
feliz de poder dedicarle el resto de tiempo a su hijo, cuando nazca.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet