Síguenos en:

Música

Música

Música como estimulación Antes de comprarle los juguetes a su bebé, decorar su habitación o adquirir su primer vestido, lo primero que debe realizar es ent

Música
Por:
07 de Febrero de 2007
Comparte este artículo

Música como estimulación

Antes de comprarle los juguetes a su bebé, decorar su habitación o adquirir su primer vestido, lo primero que debe realizar es entregarle estímulos sonoros, porque el primer órgano que se le desarrolla al pequeño en su barriguita es el oído. Así que los latidos del corazón, la respiración y la voz de los padres –en especial la de las madres son las primeras composiciones musicales que escucha. Lo demás, para él, es toda una orquesta.

Este proceso se da a partir de la semana 20 de gestación; de ahí en adelante el niño sentirá toda la sonoridad en torno a él: desde los objetos que caen hasta las teclas del computador.

Por esto, la música es un canal de estimulación, la cual trae beneficios como: desarrollo del aspecto intelectual, socio afectivo, psicomotor, crecimiento personal, movimiento a todos los centros cerebrales, controla los hábitos y le permite un mejor desarrollo de su ubicación.

En cuanto al tipo de música, Paula Bernal, sicóloga en desarrollo infantil, sugiere la del gusto de los padres. En el período de gestación el bebé no tiene todavía gustos musicales. Se siente cómodo es con lo que le transmite la madre por la vía hormonal, es decir, a través de la sangre donde intervienen las emociones.

Alix Zorrilo Pallavicino, especialista en musicoterapia, recomienda a los padres compartir con sus hijos todos los géneros musicales, con el fin de que los pequeños conozcan la variedad de este arte.

Música para cada edad

Gestación a 3 meses: debe ser con la que la madre se sienta bien. Se sugiere una música suave y armónica. Las más recomendadas son la clásica y barroca, las cuales ayudan a organizar el pensamiento. 3-6 meses: música instrumental y suave en las diferentes actividades que haga el niño; excepto cuando duerme, por higiene del sueño. 6 a 12: deben escuchar todos los géneros musicales. Desde la infantil hasta el rock. Los padres deben estar pendientes de las reacciones del bebé. Por ejemplo, si llora cuando escucha un género, hay que cambiarlo. 18 a 36 meses: cuando el niño aprenda a seguir instrucciones se le debe poner música clásica intensa, con movimiento. Se debe jugar, saltar y bailar con él. Lo importante es que él vea que la música despierta sentimientos. 36 en adelante: desde esta edad se pueden hacer cosas más complejas como cambiar la letra de las canciones. Es una diversión y fortaleza para ellos, porque fomenta las habilidades cognitivas y emotivas.

Instrumentos caseros

2-7 meses: Déle maracas, sonajeros, cajitas musicales y pulseras. Estos productos deben ser seguros. Las pulseras con sonajeros se ponen en los pies y manos del bebé, así, como él se mueve, va a descubrir varios sonidos que él mismo crea. 7-12 meses: A esta edad los huevos sonajeros de varios tamaños, eso sí, sin puntas. 12-18 meses: Tambores de diámetro grande por la coordinación: bajitos y anchos, o en su defecto, una olla grande boca abajo.

Mónica ToroRedactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet