Síguenos en:

Condiciones laborales de la embarazada deben garantizar su seguridad y la del bebé

Condiciones laborales de la embarazada deben garantizar su seguridad y la del bebé

El empleador debe brindarle a la mujer un espacio laboral seguro.

Condiciones laborales de la embarazada deben garantizar su seguridad y la del bebé
Por: Edna Juliana Rojas H.
19 de Abril de 2010
Comparte este artículo

En el momento en el que la mamá se entera de su estado, debe darlo a conocer a su trabajador, para efectos de la licencia de maternidad, un certificado médico en donde conste el estado de embarazo, la fecha probable de parto y la indicación del día en el que debe empezar la licencia, que podría ser dos semanas antes del nacimiento.


El Código Sustantivo del Trabajo establece que la madre tiene derecho a 12 semanas de licencia remunerada con el salario que devengue en ese momento. Si gana por horas, se hace un promedio con el último año laborado. Lo mismo se aplica para las madres adoptantes (si el niño es menor de 7 años), y se entiende por fecha de parto el momento en el que le es entregado el niño.


El papá tendrá derecho a 8 días de licencia remunerada, sin importar si está afiliado a una Entidad Promotora de Salud (EPS) diferente a la de la mamá.


De acuerdo con la norma, la mujer en embarazo no puede ser despedida y tampoco cuando se encuentre en el periodo de lactancia, tres meses después del parto. Sin embargo, si deben despedirla, necesita autorización de un inspector de trabajo.


El abogado especialista en derecho laboral Ever Castro Rodríguez asegura que son varias las irregularidades que se cometen con las empleadas en gestación. Por ejemplo, no se les puede exigir prueba de embarazo, de acuerdo con una sentencia de la Corte Constitucional.


Otro de los problemas más frecuentes es el pago de la licencia de maternidad, que corre por cuenta de la EPS. El conflicto aparece cuando la empresa o la empleada se retrasan en el pago, pues muchas entidades aducen esta demora para no pagar la licencia. Las mujeres deben saber que no se les puede negar este derecho, pues la Corte Constitucional lo lo estableció en una sentencia. Lo que sí deben tener presente, incluso antes de embarazarse, es que haya estado afiliada desde el primer mes. Sin embargo, podrán interponerse recursos legales para garantizar su protección.


¿Y la salud?
Cuando el empleador es notificado del estado de gestación de la empleada, deben garantizarle las condiciones necesarias para que la madre tenga un embarazo tranquilo, pues la empresa está obligada a ofrecer condiciones dignas y garantizarle los permisos médicos.


El departamento de salud ocupacional debe analizar si la mujer está expuesta a un riesgo y de ser así, solucionarlo.


Un estudio publicado por los médicos españoles Elena Ronda y Rafael Gadea (Riesgo laboral en trabajadoras embarazadas y en periodo de lactancia, 2008) explica que los peligros a los que se somete una embarazada tienen efectos específicos, dependiendo el momento de la gestación en el que se encuentra. Por ejemplo, si es en los primeros tres meses, las consecuencias más frecuentes son abortos espontáneos o defectos congénitos (de nacimiento).

Pero si se expone a la misma causa en los últimos seis meses, podría ocasionar retraso en el crecimiento intrauterino, alteraciones en el desarrollo cerebral, parto prematuro o bajo peso del recién nacido.

Según la misma investigación, algunos de los causantes de estos problemas podrían ser gases anestésicos, fármacos antineoplásicos (o inmunosupresores, es decir, que bajan las defensas en el tratamiento de determinadas enfermedades); en el caso de infertilidad o bajo peso al nacer puede deberse a exposición a altas cantidades de plomo, dice el estudio.


Otra investigación realizada por médicos mexicanos, titulada ‘Condiciones  de trabajo materno y bajo peso al nacer’, asegura los trabajos en los que ella debe tener un esfuerzo físico arduo, estar predominantemente de pie, arrastrar cargas o el trabajo en líneas de ensamble podrían generar niños con bajo peso al nacer.


“El trabajo arduo realizado por las embarazadas puede retardar el crecimiento fetal a través de un efecto sobre el flujo sanguíneo, ya que tanto el ejercicio como la posición asumida en algunas actividades reducen el tránsito sanguíneo entre el útero y la placenta”, señala.
Si la madre considera que su trabajo genera un riesgo, debe acudir a su ginecoobstetra, quien la guiará en el tema y sugerirá a la empresa la reubicación.

 

Tenga en cuenta
De acuerdo con el Código Sustantivo del Trabajo, la mujer que ha perdido a su bebé tiene derecho a una licencia remunerada de dos a cuatro semanas. Para esto debe presentar a su empleador un certificado médico en el que se especifique lo sucedido, la fecha en la que ocurrió y la indicación médica sobre el tiempo de reposo necesario.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet