Síguenos en:

El sufrimiento en el feto también existe y es impredecible

El sufrimiento en el feto también existe y es impredecible

Un buen control prenatal, una alimentación adecuada y la realización de ejercicios son garantías de un embarazo sano y minimiza, pero no desaparece, el riesg

El sufrimiento en el feto también existe y es impredecible
Por:
28 de Abril de 2008
Comparte este artículo

Un buen control prenatal, una alimentación adecuada y la realización de ejercicios son garantías de un embarazo sano y minimiza, pero no desaparece, el riesgo de un sufrimiento fetal.

En palabras de la neonatóloga María Elena Varela, el sufrimiento fetal es “una perturbación metabólica compleja debido a una disminución de los intercambios entre madre e hijo, de aparición relativamente brusca, el cual altera el funcionamiento normal del feto”. Esta complicación se relaciona con la falta de oxígeno y de nutrientes suficientes para el óptimo desarrollo del bebé.

 

Pero, ¿qué causa el sufrimiento fetal? Para el ginecobstetra Fernando Laverde, esta complicación se puede presentar por tres razones. “La primera de ellas se relaciona con enfermedades que posea la mamá, como diabetes, hipertensión, anemia, desnutrición y algunas asociadas a la complicación del alumbramiento.

“La segunda tiene que ver con el bebé, y se asocia al retardo del crecimiento intrauterino: niños que por alguna razón no han crecido bien y no toleran el trabajo de parto.

“Y la tercera causa son los problemas de placenta y cordón umbilical, órganos que llevan el oxígeno al feto”.Si, por ejemplo, una mamá es hipertensa se puede predisponer a que la placenta se desprenda y dificultar el funcionamiento de esta herramienta, una de las encargadas de transmitir oxígeno al bebé. Este fenómeno puede presentarse durante los tres últimos meses del embarazo. Así mismo, si el cordón umbilical se sale en el momento del parto, este se comprime e impide la circulación materna al feto.

De esta forma, el sufrimiento fetal puede ser agudo o crónico. La doctora María Elena Varela define el primero de ellos como “una patología que se instala durante el trabajo de parto y se caracteriza por una insuficiencia placentaria de tipo respiratorio. Su forma leve o moderada produce hipoxia (privación del suministro adecuado de oxígeno), y sus formas graves son capaces de provocar acidosis (exceso de ácidos en los tejidos y en la sangre), parálisis cerebral y muerte fetal o neonatal”.

“El sufrimiento fetal crónico es una patología que se instala durante el embarazo, caracterizada por una insuficiencia placentaria de tipo nutricional que provoca trastornos en el desarrollo fetal. “Este tipo de complicaciones se asocia a edades maternas extremas, diabetes, desnutrición, factores socioeconómicos desfavorables, preeclampsia, embarazo múltiple, consultas prenatales insuficientes o nulas, hábito de fumar, alcoholismo, drogadicción y antecedentes de restricción del crecimiento intrauterino, entre otros”.

Ante cualquier duda o molestia es mejor consultar.

¿Cómo se identifica que hay sufrimiento fetal?El doctor Fernando Laverde asegura que la asfixia de los bebés en el útero se manifiesta con taquicardia, disminución de los movimientos fetales, pérdida del tono (niños flácidos, sin actitud, la cabeza se les va para atrás), y posteriormente, debido a la falta de oxígeno que con el tiempo relaja los esfínteres, se presenta el meconio.

A lo anterior, el ginecoobstetra agrega: “cuando hablamos de sufrimiento no es que el bebé sienta dolor o angustia. Yo creo que esa palabra debería cambiarse por hipoxia o falta de oxígeno. El pequeño no se va a sentir ahogado porque él nunca ha respirado, siempre está en el líquido amniótico y se oxigena por el cordón. Nadie se ha preocupado por lo que siente el niño. Lo que nos preocupa es cómo se defiende. Afortunadamente, su naturaleza le ha dado mecanismos de compensación y defensa y en los momentos de complicación el bebé acelera un poco el ritmo cardiaco, para compensar la falta de oxígeno. Ahí se detecta el sufrimiento fetal”, dice Laverde.

 

Y, ¿qué consecuencias trae el sufrimiento fetal?

“A corto plazo, los bebés cuando nacen tienen una falla orgánica multisistémica, es decir, la falta de oxígeno afecta diferentes órganos, entonces son niños que van a tener problemas de azúcar, de metabolismo, de glucosa, de calcio. Desafortunadamente, también pueden tener daño cerebral, el cual, inicialmente, se manifiesta con convulsiones y fallas renales. A largo plazo, lo principal es el retardo en el desarrollo psicomotor. Esto ocasiona demoras para caminar, sentarse, hablar, bajo rendimiento escolar, pueden presentarse epilepsia y complicaciones neurológicas. Pero lo más grave del sufrimiento fetal es que en algunos casos hay muerte del pequeño”, afirma el doctor Laverde.

 

Una buena forma de detectar rápidamente el sufrimiento, con el fin de actuar de inmediato y evitar las consecuencias de la falta de oxígeno o nutrientes en el bebé, es tener una constante monitoría fetal, en la cual se midan las contracciones y el ritmo cardiaco, pues cuando este último se acelera y luego baja mucho más del estado normal, hay manifestación de una posible disminución de la circulación madre e hijo.

 

Cuando este tipo de acontecimientos sucede, lo primero que hacen los médicos, según la neonatóloga, “es identificar la causa del sufrimiento fetal y tratar de corregirla. Si esto no es posible, se debe extraer el feto y tratarlo como recién nacido”. En ese momento se practican varias pruebas, entre las que se destaca el ‘Test de Apgar’, una escala que mide la vitalidad del bebé y valora la frecuencia cardiaca, el esfuerzo respiratorio, el tono, el color y el llanto. Esta evaluación se hace en tres periodos de tiempo, inmediatamente después del nacimiento: una al minuto, otra a los cinco minutos y la última a los 10 minutos. La calificación va hasta 10, y un Apgar por debajo de 7 es símbolo de que hay algún daño.

 

Los casos de sufrimiento fetal no son frecuentes. Si se presentan, en la mayoría de los casos se corrigen de forma temprana, evitando consecuencias graves en los niños. Es clave saber que el parto no tiene ningún riesgo y ser consciente de los cuidados que deben tener la mamá y el médico con respecto a la detección oportuna de cualquier complicación que se manifieste en la gestación y en el parto.

 

Por Christian Quiroga Sánchez

Especial para ABC del bebé 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet