Síguenos en:

Enfermedades que se pueden operar dentro del útero

Enfermedades que se pueden operar dentro del útero

Hoy es posible intervenir ciertas malformaciones del bebé cuando aún se encuentra dentro del vientre. Se procede para salvar su vida o prevenir lesiones sever

Enfermedades que se pueden operar dentro del útero
Por:
02 de Octubre de 2006
Comparte este artículo

Hoy es posible intervenir ciertas malformaciones del bebé cuando aún se encuentra dentro del vientre. Se procede para salvar su vida o prevenir lesiones severas.

El feto es ahora un paciente con signos y síntomas, susceptible de diagnóstico y tratamiento, que en ocasiones incluye cirugías. El avance de la ciencia permite hoy en día entrar al abdomen de la madre y corregir, en casos muy específicos, algunas malformaciones del bebé en gestación, gracias a una mayor comprensión médica del proceso del embarazo.

Se trata de la cirugía fetal, “una técnica mínimamente invasiva que permite la visualización y el acceso directo del feto o sus anexos durante el embarazo a través de endoscopios de pequeño diámetro”, señala Nadya Rodríguez, ginecoobstetra especialista en medicina materno fetal del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá.

Este manejo quirúrgico forma parte de la ‘Terapia fetal avanzada’ que, según Mauricio Herrera, jefe de la Unidad de Medicina Materno Fetal de la Clínica Reina Sofía, permite hacer un diagnóstico temprano de anomalías o problemas existentes dentro del útero que sean susceptibles de tratamiento.

Se estima que entre un dos y tres por ciento de los bebés nacen con algún tipo de malformación congénita. Si al año nacen un millón, 30.000 tendrían anomalías, pero únicamente 5.000 serían susceptibles de intervención.

La cirugía se practica sólo si resulta más beneficiosa para el bebé dentro del útero y no fuera de éste, pues el riesgo de ruptura de membranas y pérdida del feto es alta. La idea de la intervención es salvar la vida del pequeño o prevenir lesiones irreversibles.

Técnica

“Al comienzo se trataba de un procedimiento traumático y lesivo para la madre y el feto, ya que se abría el vientre de la gestante, luego el útero, se sacaba al bebé y se operaba, con una elevada tasa de pérdida e infección”, explica la doctora Rodríguez. Ahora, añade, este tipo de procedimiento ‘in útero’ se realiza con tecnología endoscópica, es decir, por medio de aparatos microscópicos que permiten introducir cámaras e instrumentos para hacer la intervención a través del abdomen de la gestante.

Se hace bajo visión ecográfica, con analgesia epidural o general y puede durar máximo 25 minutos. En el posoperatorio, a la mujer se le administran medicamentos para evitar contracciones y antibióticos para prevenir infecciones.

En qué casos se practica

A partir de 1999 la cirugía fetal pasó de la práctica experimental a la clínica, permitiendo así tratar problemas de la placenta, el cordón y el feto. En el país no lleva más de tres años y se realiza en ciudades como Bogotá, Medellín y Bucaramanga.

Sólo es útil para cierto tipo de malformaciones. En este momento se realiza para el síndrome de transfusión feto-fetal, hernia diafragmática y oclusión de cordón en gemelos discordantes. Se encuentra en etapa experimental para el tratamiento de mielomeningocele (espina bífida), obstrucción de vías urinarias (para colocar un catéter que comunique la vejiga con la cavidad amniótica y por allí evacuar la orina), teratoma sacrococcígeo (tumor en el coxis del bebé) y cirugía cardiaca.

El síndrome de transfusión feto-fetal se presenta en gemelos idénticos que comparten una misma placenta y cuyos vasos sanguíneos se comunican entre sí, por lo cual, uno de ellos le pasa su sangre al otro. La intervención consiste en introducir el fetoscopio y quemar con láser dichos vasos, de modo que mejore el pronóstico de vida para ambos. Si no se procede, se pierde el embarazo hacia la semana 23 o 24.

Se estima que el 15 por ciento de los gemelos monocoriónicos (una sola placenta) desarrollan este síndrome.

La oclusión del cordón es una técnica que consiste en coagular con pinza o ligar el cordón de un feto que en un embarazo gemelar presente anomalías severas que pongan en peligro la vida de ambos bebés, como es el caso de gemelo acárdico (sin cabeza, corazón ni extremidades superiores) que le quita la sangre a su hermano, quien está en perfectas condiciones; o malformaciones cardiacas severas que impliquen alto riego de muerte de un gemelo, comprometiendo la vida de su hermano sano.

La hernia diafragmática ocurre en uno de cada 2.500 nacimientos, sólo se procede cuando el bebé no puede esperar a una cirugía posterior a su nacimiento. Esta patología consiste en la presencia de un hueco en el diafragma (músculo que separa el tórax del abdomen) por el cual ingresan el hígado, los intestinos y el estómago al tórax, impidiendo el crecimiento de los pulmones y restringe la respiración del feto.

Cuando el diagnóstico es muy severo —exceso de contenido dentro del tórax y riesgo de muerte fetal—, se coloca un balón en la tráquea del bebé para ocluirla y permitir que las secreciones producidas por el pulmón se acumulen y éste logre expandirse, desplazando los órganos invasores.

“Estas intervenciones se hacen después de la semana 22 a 24 de embarazo”, explica Herrera.

Se busca que el Plan Obligatorio de Salud (POS) cubra la cirugía fetal, puntualiza la doctora Rodríguez.

Mientras ello ocurre, Colombia avanza en la cirugía fetal para mejorar el pronóstico del bebé intrauterino.

Terapia fetal avanzada

Existen otras maneras de intervenir al feto dentro del útero. Algunas de ellas:

Cuando el feto presenta alteraciones cardíacas —arritmias—, la madre ingiere un medicamento que lo metaboliza, pasa a través de la placenta y le llega al bebé. La toxoplasmosis puede tratarse de la misma forma. Si el bebé es anémico, se punciona su cordón y se hace transfusión. Efectuar biopsias de piel en niños con patologías específicas.

Andrea Linares G.Redactora ABC del bebé.

Temas relacionadosEnfermedades leves que pueden presentarse en el embarazoEnfermedades severas que pueden presentarse en el embarazoEnfermedades que afectan a madre e hijo Embarazo y enfermedades venéreas no van de la mano Diferencias entres enfermedades genéticas, hereditarias y congénitas en el feto Prevenga enfermedades propias del embarazo parte 1 Prevenga intoxicaciones y evite enfermedades mayores

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet