Síguenos en:

Infecciones en la boca y el tracto urinario doblan el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo

Infecciones en la boca y el tracto urinario doblan el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo

Visitar al odontólogo y al urólogoa durante el periodo de gestación es clave para reducir el riesgo de sufrir preeclampsia.  

Infecciones en la boca y el tracto urinario doblan el riesgo de sufrir complicaciones en el embarazo
Por:
11 de Marzo de 2008
Comparte este artículo

Visitar al odontólogo y al urólogoa durante el periodo de gestación es clave para reducir el riesgo de sufrir preeclampsia.

 

¿Alguna vez pensó que el éxito de su embarazo puede depender de una adecuada higiene oral? ¿O que su sistema urinario está muy relacionado con la placenta?

Pues es cierto y así lo comprueba un estudio de científicos colombianos publicado en el American Journal of Obstetrics and Gynecology, en el cual encontraron que las infecciones bucales –como la periodontitis– y las del tracto urinario aumentan entre un 60 y 80 por ciento, respectivamente, el riesgo de que una mujer embarazada padezca preeclampsia.

Esta es una complicación del embarazo caracterizada, generalmente, por el aumento de la presión sanguínea, presencia de proteína en la orina e hinchazón.

“Manejamos dos hipótesis: una es que la preeclampsia asociada a infecciones se deba al efecto directo de la bacteria sobre la pared arterial, la cual no solo genera inflamación local (en las encías o en la vejiga) sino estrechamiento de los vasos sanguíneos, disminuyendo el riego sanguíneo hacia la placenta y el bebé”, explica el ginecoobstetra colombiano Agustín Conde-Agudelo, quien hizo parte del equipo investigador.

El otro mecanismo desencadenante de la enfermedad sería la inflamación “que se combinaría con liberación de sustancias que estrechan los vasos. De este modo, disminuiría el suministro de sangre hacia la placenta y el feto”, agrega Conde-Agudelo, miembro de la División de Investigación Perinatal de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos.

Para Ignacio Alvira, urólogo de la Universidad del Bosque, esto ocurre porque “frente a cualquier proceso infeccioso el cuerpo humano activa sus mecanismos de defensa; uno de ellos es la liberación de sustancias que producen vasoconstricción; por eso, aumenta la tensión arterial de la madre y disminuye tanto el aporte de oxígeno a los tejidos como el flujo sanguíneo hacia el riñón y la placenta; esto puede desencadenar un cuadro de preeclampsia”.

Antibótico: ¿aliado o enemigo?A pesar de los resultados de la investigación se desconoce si esta enfermedad, que en el país es una de las primeras causas de muerte materna, se previene con el consumo de antibióticos cuando haya infecciones bucales o urinarias.

“Se sugiere que la medicación se suministre antes del embarazo. En la época preconcepcional, la mujer debe ser examinada por el odontólogo y el urólogo para evitar o corregir infecciones que, eventualmente, se puedan complicar”, dice Conde-Agudelo.

Evite otras anomalías Una correcta higiene oral, buenos hábitos alimentarios y consumo abundante de líquidos son claves a la hora de prevenir procesos infecciosos que no solo desencadenen preeclampsia, sino también otras complicaciones. “La infección urinaria también es una de las principales causas de aborto, hemorragia y parto pretérmino”, indica Alvira.

“Que la gestante sufra periodontitis aumenta el riesgo de que el bebé presente bajo peso al nacer. En esta etapa, la mujer tiene sus defensas bajas por el nuevo ser que crece en el útero y al cual su organismo debe adaptarse; por eso, corre más riesgo de contraer infecciones”, agrega la odontóloga María Clara Rangel.

Cuidados básicosAntes del embarazo, la mujer debe ir al odontólogo para hacer control de placa; si la hay, el dentista la removerá con el fin de evitar la gingivitis y su complicación, la periodontitis.

Pero si la gingivitis ataca durante la gestación, se combate con una buena limpieza. Eventualmente habrá que usar enjuague bucal medicado, siempre y cuando el ginecoobstetra avale su uso. La dieta debe ser baja en azúcar para evitar caries.

En el caso de las infecciones urinarias, aunque pueden controlarse con fármacos antimicrobianos y antibióticos que no alteran el desarrollo del feto –con autorización médica– es mejor prevenirlas.

“En la cita preconcepcional se verifica que no esté cursando una infección urinaria. Asimismo, se indica cómo evitar y corregir el estreñimiento pues el estancamiento de las heces facilita el paso de las bacterias a través de la pared intestinal hasta la vejiga, desatando enfermedades en esta o en la uretra”, dice el especialista Alvira.

Síntomas que delatan la infección urinaria y la gingivitis Las ganas de orinar con frecuencia son normales durante el embarazo por la presión del útero en crecimiento sobre la vejiga. Pero muchas mujeres asocian mal esta sensación con cistitis.

Cuando la micción es dolorosa y la orina luce turbia, es señal de infección bacteriana, que también es causada por factores como una uretra femenina más corta respecto de la del hombre; por eso, sus vías urinarias están más expuestas a la colonización bacteriana. En ocasiones, el uso de ropa interior o protectores íntimos que no permiten la ventilación de la vagina aumentan la temperatura de la zona, facilitando que la E. Coli –bacteria que normalmente habita esta zona, pero que se asocia a la producción de infecciones urinarias– se torne más virulenta y produzca cistitis.

La gingivitis se caracteriza por inflamación y sangrado de encías. Es común en el segundo o tercer mes de gestación, por la producción de la hormona relaxina que relaja las articulaciones de la mujer y facilita el parto. El efecto de la hormona alcanza los tejidos y ligamentos entre el hueso y los dientes, por lo cual estos se mueven y separan, facilitando la introducción de restos de comida entre ellos. Así se forma la placa bacteriana, que hace que las encías se hinchen y sangren.

Si la madre descuida la gingivitis, contraerá periodontitis. Las bacterias, los restos de comida y la saliva que están en los espacios interdentales formarán sarro, que avanzará hasta el hueso y, eventualmente, tumbará algunos dientes.

Pilar Bolívar CarreñoRedactora Abc del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet