Síguenos en:

Las enfermedades de obesidad y diabetes de la madre pueden afectar al crecimiento normal de bebé

Las enfermedades de obesidad y diabetes de la madre pueden afectar al crecimiento normal de bebé

El estudio sugiere a los médicos evaluar las condiciones de las madres antes de su embarazo.

Las enfermedades de obesidad y diabetes de la madre pueden afectar al crecimiento normal de bebé
Por: HealthDay
11 de Abril de 2016
Comparte este artículo

Anteriormente los médicos sabían sobre el crecimiento no estandarizado de los bebés fecundados por madres que sufren de obesidad y diabetes y ellas eras más propensas a tener bebés de tamaño irregular. Actualmente un estudio sugiere que ese crecimiento fetal acelerado sucede pronto durante el embarazo, específicamente en el sexto mes. Los investigadores dijeron que los hallazgos podrían tener implicaciones prácticas. Ahora mismo, las mujeres embarazadas reciben pruebas de rutina de la diabetes, pero con frecuencia no hasta el sexto mes.

Este estudio plantea la pregunta de si eso es demasiado tarde, señaló el investigador líder, el Dr. Gordon Smith, de la Universidad de Cambridge. "Nuestro estudio muestra que los bebés de las mujeres obesas eran más propensos a ser excesivamente grandes alrededor del abdomen incluso tan pronto como a las 20 semanas del embarazo", dijo Smith.

Las mujeres que fueron diagnosticadas con diabetes relacionada con el embarazo mostraron un patrón similar, aunque el crecimiento acelerado de sus bebés se hizo aparente un poco más tarde, en la semana 28 de la gestación, comentó. En Estados Unidos, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU recomienda que se evalúe la diabetes relacionada con el embarazo en las mujeres después de la semana 24 de la gestación.

Pero el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) aconseja una evaluación más temprana en las mujeres con un riesgo más alto de diabetes relacionada con el embarazo, lo que incluye a las que son obesas, comentó el Dr. Raul Artal, profesor emérito de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Saint Louis, en St. Louis. Si la prueba de una mujer resulta negativa, se debe repetir entre las semanas 24 y la 28 del embarazo, añadió. De cualquier forma, tener un bebé excesivamente grande es riesgoso por varios motivos, explicó Artal. (Te puede interesar: Claves para tratar la obesidad posparto)

Por un lado, puede complicar el parto y hacer que sea necesaria una cesárea. Los bebés grandes también están en riesgo de niveles de azúcar en sangre peligrosamente bajos y dificultades respiratorias tras nacer, dijo Artal. Algunos estudios también han vinculado el peso al nacer con problemas a más largo plazo. Los bebés grandes podrían tener un riesgo más alto de obesidad y diabetes en el futuro, según el equipo de Smith.

Para Artal, los nuevos hallazgos subrayan la importancia de llegar al embarazo con el peso más sano posible.En un estudio de 2013, según Artal, su equipo encontró que cuando las mujeres obesas perdían una cantidad modesta de peso después de un primer embarazo, eso reducía su riesgo de tener un bebé anómalamente grande la próxima vez.

"El mejor momento para perder peso es antes de o entre los embarazos", sugirió.

Pero una dieta y un estilo de vida saludables durante el embarazo también son vitales, según Artal, autor principal de unas directrices sobre el ejercicio durante el embarazo del ACOG. Esas directrices exhortan a las mujeres a ser activas durante al menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana, en parte porque podría ayudar a prevenir o a tratar la diabetes relacionada con el embarazo.

Estos últimos hallazgos se basan en más de 4,000 madres primerizas a quienes se siguió durante todo el embarazo. (Puedes leer: Cuando el aumento de peso corresponde a diabetes gestacional)

Poco más del 4 por ciento fueron diagnosticadas con diabetes relacionada con el embarazo durante o antes de la semana 28 de la gestación, mostraron los hallazgos.

Mediante el uso de ultrasonidos, el equipo de Smith encontró señales tempranas de crecimiento fetal rápido en las mujeres obesas. Sus bebés tenían un 63 por ciento más de probabilidades de mostrar un crecimiento abdominal anómalamente grande en la semana 20 del embarazo, en comparación con los bebés nacidos de mujeres más delgadas.

En cuanto a las mujeres a quienes al final se les diagnosticó diabetes, sus bebés tenían el doble de probabilidades de mostrar un crecimiento excesivo en la semana 28 del embarazo, en comparación con las mujeres sin diabetes. Las mujeres que eran obesas y tenían diabetes tuvieron los bebés que crecieron con más rapidez: tenían cinco veces más probabilidades de ser excesivamente grandes en la semana 28, frente a los bebés nacidos de mujeres que no eran obesas ni tenían diabetes, hallaron los investigadores.

Según Smith, no está claro si se debería adoptar de forma más amplia una evaluación más temprana de la diabetes. "Una respuesta a los hallazgos actuales podría ser realizar pruebas tan cerca como se pueda de las 24 semanas", planteó.Pero no se sabe si las pruebas de rutina incluso antes en el embarazo beneficiarían a las mujeres y a sus bebés, dijo Smith. Por ahora, aconsejó a las mujeres prestar atención a sus hábitos alimentarios durante todo el embarazo, sobre todo si son obesas o tienen otros factores de riego de diabetes relacionada con el embarazo, por ejemplo antecedentes de la afección."Esto conlleva no comer cantidades excesivas de carbohidratos simples, controlar los tamaños de las porciones, comer abundantes frutas y verduras frescas, y permanecer activas durante el embarazo", explicó Smith.

Las mujeres obesas también deben limitar su aumento de peso durante el embarazo, apuntó Artal. En Estados Unidos, las directrices de distintos grupos recomiendan que las mujeres obesas aumenten de 11 a 20 libras (de casi 5 a 9 kilos), menos que la recomendación de 25 a 35 libras (poco más de 11 a casi 16 kilos) recomendadas a las mujeres con un peso normal. Artal dijo que cree que la directriz de 11 a 20 libras en realidad es excesiva. Hay evidencias de que las mujeres obesas pueden aumentar menos de forma segura durante el embarazo.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet