Síguenos en:

Practicar una actividad física es vital durante el embarazo

Practicar una actividad física es vital durante el embarazo

Consejos de los expertos para lograr un peso ideal y sentirse saludable.

Practicar una actividad física es vital durante el embarazo
Por: Redacción ABC del bebé
30 de Agosto de 2011
Comparte este artículo

Según la Organización Mundial de la Salud, media hora de ejercicio es el tiempo estimado que una persona debería practicar diariamente para prevenir enfermedades cardiovasculares y obesidad.

“El sedentarismo es el cuarto factor de riesgo de todas las muertes en el mundo, con el 31 por ciento de la población global que no practica ningún deporte. 2,6 millones de las muertes suceden en países de bajos y medianos ingresos”, afirma la Organización.

Y si es provechoso en toda la población, sus beneficios redundan de manera significativa durante el embarazo: evita el dolor de espalda, cuello y rodillas, reubica la pelvis para que la mamá no sienta tanto dolor en la cintura, evita el sobrepeso y las várices, da firmeza a los músculos, reduce la presencia de calambres y mejora el sueño de la gestante, entre otros. Los especialistas recomiendan actividades como yoga, pilates, natación y aeróbicos diseñados específicamente para las gestantes. Mauricio Carrillo, especialista en ginecología y obstetricia del Hospital Simón Bolívar, asevera que lo mejor en estos casos es “realizarlos por cortos períodos de tiempo y evitar ejercicios que requieran fuerza, golpes o saltos. Procurar no hacer cambios bruscos de posición porque la mamá podría caerse o desmayarse”. Es decir, adiós pesas o actividades de impacto como trotar o aeróbicos sin supervisión.
La recomendación es empezar luego del primer trimestre del embarazo y muchos pueden practicarse incluso hasta días previos al parto, pues mejoran la resistencia física de la madre y favorecen la dilatación.

Quienes han sido sedentarias pueden implementar rutinas de 30 minutos diarios, cuatro veces a la semana. Las demás pueden continuar con el tiempo de actividad física (una hora en promedio) que acostumbran, con cargas y ejercicios más suaves propios de su condición, siempre con la autorización del ginecoobstetra.

Mamás posparto
Se recomienda esperar por lo menos seis semanas después del parto para iniciar una rutina. Para este momento, la mamá ya no debe tener sangrado y su útero estará del tamaño normal. Pero debe tenerse en cuenta que no todas las mujeres tienen las mismas condiciones; si hubo alguna complicación, será el médico quien previa valoración le sugiera cuándo comenzar o retomar.

Sin embargo, antes de esta fecha, es decir, en el posparto inmediato, la madre debe caminar para evitar la formación de trombos, mover los dedos de los pies y rotar los tobillos; en la fase final del puerperio puede retomar actividades como trotar, montar bicicleta o nadar, inicialmente durante 20 minutos diarios para aumentar la resistencia con el paso de los meses. Es fundamental, además de contar con la aprobación del médico, no excederse en las rutinas de ejercicio por el afán de verse delgada.

Ejercicio como estilo de vida
En Colombia, según la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional 2010 (ENSIN), solo uno de cada dos colombianos, de 18 a 64 años, cumple con las recomendaciones de actividad física 150 minutos a la semana.

Según Pedro Piña, instructor de deporte, “el ejercicio tiene múltiples beneficios para la salud, entre ellos favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo, cardiovascular y nervioso. Ayuda a tener una mente sana y más ágil, a reducir el estrés y a disminuir el riesgo de desarrollar osteoporosis, una de las enfermedades más recurrentes en las mujeres”.

“Sin embargo, además de practicarlo por salud, se hace para obtener una buena figura. Les ayuda a tonificar, a quemar grasa, a tener un abdomen plano y a mejorar la silueta. Está demostrado que incluso les ayudaría a dormir y a descansar mejor”.
Con el ejercicio se recibe una inyección de energía adicional que repercute en la producción de endorfina, hormona del bienestar, además de mantener el peso ideal.

Evite complicaciones
1. Una actividad física debería practicarse 2 o 3 horas después de la última comida.
2. Si ‘trabajó’ arduamente, coma media hora después de finalizar los ejercicios.
3. Por ningún motivo fume antes de ir al gimnasio, correr o caminar. El cigarrillo incrementa el riesgo de padecer un accidente cardíaco al hacer algún esfuerzo.
4. Comience y finalice su rutina con un calentamiento.
5. Hidrátese.
6. Evite el uso de fajas o ropa pesada porque podría deshidratarse.

¿En la mañana o en la noche?
Análisis han demostrado que la hora propicia para hacer ejercicio es la mañana, sobre todo si lo que se quiere es adelgazar, ya que se quema mayor cantidad de calorías y regula el apetito. Según Cristian Murcia, instructora deportiva, “antes de practicar cualquier actividad física en la mañana es importante desayunar, ya que el cuerpo necesita energía para funcionar y es una manera de asegurarse que la glucosa esté en los niveles normales y no se produzcan desmayos”.

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet