Síguenos en:

¿Qué hacer cuando la gripe da en el embarazo?

¿Qué hacer cuando la gripe da en el embarazo?

La higiene es fundamental para evitar las molestias y la congestión nasal

¿Qué hacer cuando la gripe da en el embarazo?
Por: Paola González Osorio *
14 de Enero de 2015
Comparte este artículo

Dolor de cabeza, escalofrío, ardor en la garganta, fiebre, pérdida de apetito y presencia de mucosidad, son parte de los síntomas más comunes de la incómoda y famosa gripe, ese malestar insoportable que puede llegar en cualquier momento, y justo durante el embarazo.

No es mito. Las mujeres embarazadas son más susceptibles a contraer alguno de los diferentes tipos de virus que afectan las vías respiratorias y causan gripe. “La causa de ello es que durante el embarazo el sistema inmunológico tiene una menor respuesta; además, a medida que el bebé crece presiona más los pulmones, lo que genera dificultades respiratorias en la madre, y el corazón trabaja con mayor dificultad”, comenta Jaime Castellanos, director del Instituto de Virología de la Universidad El Bosque. El experto aclara que estos tres factores influyen para que la embarazada tenga mayor probabilidad de contraer un virus respiratorio, en comparación con una mujer de la misma edad que no se encuentra en esta condición. 

“Existen alrededor de ocho tipos de virus diferentes, responsables de la gripe. Entre estos se encuentra el virus de la influenza, que es una gripe severa, común entre las embarazadas. Esta enfermedad debe ser controlada a tiempo para evitar complicaciones, como daño pulmonar, bronquitis o neumonía. Además, aunque no afecta directamente al bebé, sí puede ocasionar un nacimiento prematuro o bajo peso al nacer”, explica Castellanos. 

Por tanto, el especialista asegura que el mejor remedio es la prevención. “La vacuna contra la influenza debe aplicarse cada año, incluso si la mujer no está embarazada; y en los casos en que ya esté esperando y no tenga la vacuna, igual puede aplicársela, pues no afectará al bebé”, dice el especialista. 

Además de la vacuna existen otras recomendaciones clave. Diana Téllez Blanco, médica ginecobstetra de Colsanitas, asevera que se debe evitar tocar nariz y ojos, no compartir alimentos ni utensilios, lavarse constantemente las manos, así como no tener contacto con personas con gripe. Téllez agrega que una vez enferma, independiente de si se tiene o no la vacuna, cuando los síntomas de gripe continúan durante varios días es necesario ir a urgencias. Tal como lo explica, “se debe acudir al médico ante cuadros prolongados de más de cinco días, dificultad para respirar, temperatura persistente mayor de 38 grados, dolor en el pecho, disminución o ausencia de movimientos fetales o si el episodio se asocia a confusión y vómitos”. 

Por su parte, la ginecobstetra Mónica Beltrán, especialista en medicina Materno Fetal, afirma que otros de los síntomas o signos de alerta son las lesiones en la piel, dolor de cabeza intenso que no cesa, dolores articulares, dolor abdominal, petequias (aparición de puntos en la piel de color morado), mareo y dolor pélvico. Beltrán explica que los cuadros gripales caracterizados por aumento de las secreciones nasales y tos leve, no requieren de tratamiento especializado. 

En general, los síntomas gripales pueden ser frecuentes en las embarazadas, aunque, como lo precisa Beltrán, “hay condiciones que hacen más susceptible la aparición de infecciones durante el embarazo, como son las pacientes que padecen problemas alérgicos y respiratorios crónicos como asma, rinitis alérgica, sinusitis, entre otros”. 

En cuanto al tratamiento para controlar la gripe, depende de los síntomas de cada paciente. En cualquier caso, se debe aumentar la ingesta de líquidos, evitar cambios bruscos de temperatura y no automedicarse. Los medicamentos dependen de cada caso, aunque por lo general se recomiendan antipiréticos para manejar la fiebre, analgésicos comunes para aliviar el malestar, así como antisépticos locales para el dolor de garganta. abc 

Cuidados caseros 

Además de las recomendaciones de los especialistas, en casa se pueden seguir algunas prácticas sugeridas por Daza y Téllez. No obstante, las dos coinciden en que, además de estas costumbres, no podrá abandonarse el tratamiento recomendado. 

 - Beber infusiones de jengibre con miel y limón. La miel es un expectorante natural y el limón aporta vitamina C, que es un antioxidante. El jengibre ayuda a sentirse mejor, debido a sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacteriales. 

 - Preparar una infusión con hojas de eucalipto y hacer vaporizaciones. Esta mezcla se debe inhalar para descongestionar las vías respiratorias. 

 - Si bien los caldos o el agua de panela no quitan la gripe, sirven para mantenerse hidratado. Además, las bebidas calientes alivian momentáneamente las molestias nasales. 

 - Guardar reposo y descansar beneficia al sistema inmune, por lo que la recuperación puede ser más rápida. Además, se evita contagiar a otras personas. 

 - Para bajar la fiebre usar compresas de agua fría o beber infusiones de flor de saúco, que contiene ácido salicílico que ayuda a disminuir la fiebre.

 

* Especial para ABC del Bebé

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet