Síguenos en:

Si una gestante tiene apendicitis debe ser atendida adecuadamente para no presentar ningún riesgo

Si una gestante tiene apendicitis debe ser atendida adecuadamente para no presentar ningún riesgo

Aunque no es muy frecuente que ocurra, las mujeres deben tener presentes los síntomas y  acudir al especialista a la menor sospecha. La apendicitis aguda es

Si una gestante tiene apendicitis debe ser atendida adecuadamente para no presentar ningún riesgo
Por:
04 de Septiembre de 2009
Comparte este artículo

Aunque no es muy frecuente que ocurra, las mujeres deben tener presentes los síntomas y  acudir al especialista a la menor sospecha.

La apendicitis aguda es la inflamación del apéndice cecal, una víscera hueca y cerrada, que hace parte de la primera parte del colon, que es el ciego y que al parecer tiene función de defensa del cuerpo en los niños”, explica el ginecoobstetra y uroginecólogo José Joaquín Gómez Castaño.

La inflamación se puede presentar por varios motivos; bien sea por la obstrucción por un fecalito; es decir, por materia fecal, o por algún grano que lo obstruya. Aunque la mayoría de veces no hay causa aparente.

Vale la pena aclarar que dicha inflamación puede terminar en la ruptura del apéndice y producir la diseminación del contenido intestinal, contaminado de esa manera la cavidad abdominal. “Este evento se denomina peritonitis, puede ser altamente riesgosa y hacer que un paciente termine en cuidado intensivo o en la muerte”, comenta Marco Duque, ginecoobstetra, director de la Unidad de medicina maternofetal de la Clínica de la Mujer, y perinatólogo de la Clínica Reina Sofía.

Ahora bien, cuando se presenta una apendicitis siempre es necesario operar, pues esto se considera una urgencia quirúrgica con riesgo potencial de muerte; de tal manera, que de presentarse en la gestación de una mujer, esta debe ser operada inmediatamente.

 

Los síntomas Aunque Duque asegura que la frecuencia de la apendicitis en el embarazo es del 0,5 al 1 por ciento, sí es necesario que las mujeres estén atentas a señales de alarma que les indican que deben acudir tempranamente al ginecólogo tratante y no tomar ningún analgésico ni otro medicamento. Los especialistas coinciden en que las molestias más destacadas son: - Dolor abdominal intenso que se presenta en la fosa iliaca derecha (hacia el lado derecho de la pelvis).- Dolor abdominal intenso que se presenta hacia la región del hipocondrio derecho (debajo de las costillas derechas). Porque en el embarazo se puede desplazar el apéndice por el crecimiento del útero. - A veces, el dolor puede irradiarse a la pierna derecha o al ombligo. - Puede haber fiebre o vómito.

 

Los riesgos Gómez señala que la cirugía como tal tiene riesgos de infección y sangrado para la paciente. En cuanto al embarazo, podría asociarse con amenaza de aborto, aborto, amenaza de parto pretérmino o parto pre-término. Sin embargo, en manos expertas y con atención adecuada, los riesgos son mínimos.

Aún así, es importante señalar que estos peligros pueden variar de acuerdo con el trimestre de gestación en el que se encuentre la mujer. I trimestre: amenaza de aborto o aborto. II y III trimestre:  amenaza de parto pretérmino; es decir, contracciones antes del término, que controladas no desembocan en el nacimiento del bebé, y parto pretérmino, lo que significa que el bebé nacería antes de que se culmine todo el tiempo de gestación. “Si la apendicitis se presenta antes de la semana 34 de gestación, se debe aplicar un corticoide para madurar los pulmones fetales como profilaxis ante un eventual parto pretérmino”, dice Gómez. La anestesia Por tratarse de una cirugía, es necesario hacer uso de anestesia y aunque esto pueda preocupar a los padres, teniendo en cuenta que podría traspasar la barrera placentaria y  producir algún tipo de inconveniente al bebé, lo cierto es que “los anestésicos que se utilizan en la actualidad son muy seguros y no causan ningún daño. Sin embargo, no sobra subrayar que tienen que ser administrados por personal especializado e idóneo”, comenta Duque. El doctor Gómez añade que el tipo de anestesia lo decide el anestesiólogo que esté a cargo, pero en la mayoría de los casos, se utiliza anestesia regional (raquídea) que no interfiere con el feto; de hecho, esta es la que se utiliza para las cesáreas. “Aunque la anestesia regional (raquídea) minimiza los riesgos para el feto, hay que tener presente que si por algún motivo se necesita utilizar anestesia general, es posible que sus gases traspasen la barrera hematoplacentaria, pero aún así, esto no implica mayor problema con el feto”, asegura Gómez.

Cuidados posteriores Los especialistas afirman que es probable que la paciente deba permanecer hospitalizada, principalmente, durante las 24 horas posteriores a la cirugía por varias razones: l En primer lugar, es necesario suministrarle antibiótico para prevenir una infección. l Igualmente, se le dan de manera preventiva unos medicamentos llamados úteroinhibidores para contrarrestar las probables contracciones que pueda llegar a presentar la madre y así evitar que se presente un parto pre-término. l Otro motivo por el que es fundamental que la paciente permanezca uno o varios días, dependiendo del caso, hospitalizada es precisamente que debe estar monitorizada para que el personal médico haga vigilancia de la viabilidad fetal y además evidencie algún tipo de actividad uterina o contracciones que anticipen un parto pretérmino. l Posteriormente debe tener una incapacidad que le permita mantener la quietud durante un tiempo considerable.

La herida A las mujeres que deben pasar por esta operación, les preocupa la herida que deja la cirugía de la extracción del apéndice, pues creen que puede haber algún inconveniente cuando van a dar a luz por parto natural, lo cual implicaría que sea necesaria una cesárea. Sin embargo, los expertos explican que esto no representa ningún problema, ni para el bebé, ni para la madre.

 

• POR: MELISSA SERRATO RAMÍREZ

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet