Síguenos en:

Aprenda a evitar la flatulencia

Aprenda a evitar la flatulencia

El embarazo produce múltiples cambios, tanto físicos como emocionales, y el organismo comienza a funcionar de otra manera. Una muestra de ello es la aparici

Aprenda a evitar la flatulencia
Por: Redacción ABC del bebé
04 de Diciembre de 2006
Comparte este artículo

El embarazo produce múltiples cambios, tanto físicos como emocionales, y el organismo comienza a funcionar de otra manera. Una muestra de ello es la aparición de la flatulencia, unos molestos gases que incomodan y hacen pasar más de una pena en público. Sin embargo, no afectan al bebé.

La flatulencia es una acumulación de gases a nivel del tubo digestivo que provoca una sensación de hinchazón del vientre y, al igual que el estreñimiento, es usual durante la gestación. Es muy común a partir del segundo mes, debido a las modificaciones del aparato digestivo y el aumento del tamaño del útero, que va desplazando el estómago y los intestinos.

Una característica de la flatulencia es que la sensación aumenta a medida que pasa el día, es decir, que en la noche suele haber un abdomen más hinchado que por la mañana. Cuando el dolor es muy intenso y se acompaña de vómito o diarrea, puede ser síntoma de un trastorno físico más grave y es recomendable consultar al médico lo más pronto posible.

“La principal razón de los problemas gastrointestinales en las embarazadas es el aumento de la progesterona. Esta hormona hace que el tránsito intestinal sea más lento, provocando distensión, estreñimiento y flatulencia”, explica el ginecólogo del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá Pablo Andrés Victoria.Gases y algo más

La mujer embarazada presenta diferentes tipos de alteraciones gastrointestinales según el trimestre que esté cursando. Al principio, los síntomas más comunes son las náuseas y el vómito, debido al aumento de una hormona llamada gonadotropina coriónica. Para manejarlos y controlarlos, es recomendable cambiar los patrones de alimentación, ingiriendo la comida de una manera fraccionada, consumir derivados del jengibre o usar las bandas que ofrecen en los cruceros para combatir el mareo.

En el segundo trimestre, estas molestias suelen mejorar y las mujeres pasan por una época libre de síntomas. Ocasionalmente sufren de estreñimiento, que está relacionado con la progesterona, y también con vitaminas que contienen hierro y causan tránsito intestinal lento y deposiciones oscuras. En el tercer trimestre es frecuente empezar a sentir llenura más fácilmente, pues el estómago ya no puede distenderse de una manera adecuada, por el espacio ocupado por el feto. También se presentan hemorroides por la compresión del útero sobre las venas que traen sangre de las zonas anal y vaginal.

“Aunque la flatulencia puede afectar negativamente la calidad de vida durante el embarazo, no necesariamente constituye una enfermedad debilitante. El tratamiento en estas pacientes se basa en apoyo sicológico y orientación para mejorar los hábitos alimentarios, como el fraccionamiento de las comidas y la ingesta de líquidos y alimentos con fibra. Además, se recomienda hacer ejercicio. Muy pocas veces se recurre a los medicamentos”, comenta el ginecólogo Fabio Leonel Gil.

Ciertos alimentos empeoran la flatulencia, pero no afectan a todas las personas del mismo modo.

No se ‘desinfle’

Según Pablo Victoria, “el manejo de los gases está basado en la modificación de las conductas dietarias. Lo aconsejable es comer poco, aumentar la ingesta de líquidos, consumir muchas frutas, verduras y alimentos ricos en fibra. Además, es importante el aumento de la actividad física, pues facilita el tránsito intestinal”.

Antes de consumir cualquier medicamento contra la flatulencia consulte con el especialista para su uso. Otra opción es la leche de magnesia. Sin embargo, es mejor consultar al médico antes de consumirlos.

Generalmente, alimentos como las pastas, la papa, los fríjoles, el repollo y la coliflor producen gases porque son más difíciles de digerir durante el embarazo.

Cómo evitar los gases

Coma varias comidas pequeñas durante el día, en vez de pocas y abundantes. Mastique bien los alimentos. No hable mientras come. Evite tomar bebidas en una botella o con pitillo. Controle la cantidad de aire que traga. Identifique los alimentos que le generan malestar. Tenga en cuenta lo que come para ver qué le causa problemas. Limite el consumo de alimentos grasosos que pueden empeorar la hinchazón. Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento, pues algunos pueden ser perjudiciales para el feto.

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet